NINGUNA CUCARACHA ENCUENTRA FEA A SU CRIA

jueves, 8 de diciembre de 2022

Nos duele lo que nos sobra: soledad. (Escuchado en una residencia de ancianos)

Si alguien desea escribirles, es muy sencillo:

Residentes de la Residencia Mayores de Campolongo

Av. María Victoria Moreno 26

Campolongo 36003

Pontevedra 







4







31 comentarios:

  1. Mira MIGUEL, a mi leer esto me pone enferma, por un lado me entran ganas de llorar y por el otro, de coger una escoba y liarme a escobazos. Somos taan, pero taaan hipócritas. Durante la pandemia, cada vez que leía la enoorme preocupación que de pronto expresaba todo el mundo por los pobres ancianitos de las residencias me preguntaba ¿pero de verdad no se les cae la cara de vergüenza sabiendo que llevan ahí olvidados una vida y ahora que los pobres se nos mueren, todos rasgándose las vestiduras? Esta gente lo que necesita es un poco de calor humano, no se yo si la carta de un extraño, les puede aliviar el desamparo que puedan sentir. Esta residencia, queda a hora y pico de mi casa, suelo ir con frecuencia a Pontevedra, si puedo, me acercaré, lo que no sé, es que se le puede decir a alguien a quien su familia le ha dejado tirado...¿te acompaño en el sentimiento? en fin, lo intentaré.

    Un beso y buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Mis nietos, MARÍA, ya han escrito.
    Al de 8 años le he hecho ver que no hay Reyes Magos, que hay lo que hay, y que lo que hay son humanos que tienen pensamientos y obran dispares .
    Yo estoy metido en Teresas, ya lo sabes, y ahí no lo llevo porque es todavía más triste, si se puede decir, , porque te aseguro que lo único que tienen es la nevera vacía.
    Un abrazo muy grande con fuerza.
    Dejaré esta entrada un par de días.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola bon dia estimat Miquel:

    Ahora a continuación me pongo a escribirles con todo mi cariño.
    Miquel, me he puesto triste , muy triste.
    Voy a escribir varias cartas,como mínimo cinco.
    Estamos a las puertas de que nos pase a nosotros.
    Mi madre se murió en mi casa,cuando se quedó viuda de mi padre, ella sintió la soledad y me la traje a vivir conmigo a Barcelona y allí estuvo, rodeada de cariño atenciones con su hija, si nieto y la MAI, mi perrilla que era un primor y le hacía compañía y le hablaba.
    Un abrazo y muchas gracias por acordarte de tod@s.

    ResponderEliminar
  4. Cuando hace un rato he escrito a María, MTRINIDAD, lo he hecho pensando en que sus palabras tenían base, me refiero lo de la palabra hipocresía. SE, sabemos todos, que escribir una carta no solventará la situación de los abuelos, pero también intuimos que el director ha hecho algo por ellos que vale la pena, ¡tendrán que contestar¡, y tendrán que contestar a una persona que les ha escrito a ellos, y eso es lo que importa.
    Cuando haces referencia, MTRINIDAD a lo de tu madre, se a lo que te refieres, así le pasó a la mía y a los padres de Mayte, mi señora, que siempre estuvieron con nosotros, todos los días del año.
    Se que se vive en otro paradigma, que las cosas han cambiado y que todo es diferente de cuando nos casamos, la vida cambia y nosotros con ella, pero la soledad es muy jodida, con perdón, y estos días no son los mejores para pasarlos solos.
    Me pone contento cuando hablas de tu madre, queda un buen recuerdo y una conciencia tranquila, de haber hecho lo que tenías que hacer, sin más.
    Un beso y a por sellos, que valen 75 céntimos, lo se porque ayer fuimos a comprar con el nieto grande sellos para los sobres.
    Salut ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Doncs si que els hauriem d'escriure, llàstima que no tinguin internet. Clar que la carta és més personal. Demá m'hi posaré. Gracies per publicar aquesta noticia.

    Salut

    ResponderEliminar
  6. Pues,hay que estar preparado para lo soledad,lo dice uno que ha creado una gran familia cohesionada y querida.No sabemos,las circunstancias a dónde no puede llevar,cuando seamos viejos.No sabemos,el porqué de estos ancianos,pero ahí están.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues es un problemón en toda regla, de la que no estamos libres nadie. Coincido con Car res.

    Me hago eco de la información, aunque se podrían hacer bastantes lecturas sobre el tema.

    Conclusión: llega a viejo para eso. (Ya sucedía en mi niñez; recuerdo haber ido a visitar dos asilos en esas fechas hipócritamente tradicionales, y ya entonces salí tocado, pero uno se repone a la edad tierna enseguida, ahora ya no sé)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. He pensat en el teu pare, FRANCESC PUIGCARBó, i he pensat que ell també estaria d'acord a escriure una carta, entre crucigrama i crucigrama i conversa contigo, a casa teva que és on ell estava.
    Se'm dona que era una persona molt profunda.
    Una abraçada forta

    Correcto CAR RES, ahí están. tenemos la fortuna, hablo por mi, de tener compañía de hijos y nietos, aunque a veces te sacan de quicio, sobre todo a mi, que soy tipo de poca paciencia, pero ahí están, y siempre te regalan una sonrisa, además tengo la gran suerte, gran suerte, de que la mujer de mi hijo es una persona que me/nos (incluyo a la mastressa) lleva como el Aladino ese, en volandas sobre alfombra, y eso si que es ser afortunado.
    Un abrazote

    Si FACKEL, si. Quizá por ese motivo no llevo al mayor de mis nietos a TdC, porque de momento ya le vale conque sepa que el Cagatió es una trola, espero que tenga un par de años más y entonces si que me lo llevaré a ayudar, porque al final de cuentas hemos de madurar, yo el primero, y pisar cada día de pies a tierra para saber que somos tipos afortunados.
    Un abrazo y gracias por estar

    ResponderEliminar
  9. Llevo años, tratando de prepararme para afrontar la soledad que intuyo que acompañará mi vejez y aunque solo estoy a las puertas de la misma, ya hace unos años que lo tengo en mente y trato de vivir sin esperar mucho de nadie. Solo tengo una hija; nadie más y no quiero amargarle la vida. Es todo lo que puedo decir. Hace muchos años leí de un antropólogo que afirmaba que la salud social de las tribus se medía por los niveles de confort de los niños y los ancianos. Nuestra sociedad suspende casi con un cero.

    ResponderEliminar
  10. La única objeción que pongo es que las cartas no están personalizadas a una persona concreta y, entonces, es difícil sentir que esa carta ha sido para ti. No sabes si es hombre o mujer ni nada más. Escribiré pero lo veo muy incierto. Salut.

    ResponderEliminar
  11. Esta, la tuya, NOXEUS, es una entrada de carga de profundidad. No se si desde la distancia que nos separa puedes creerme si te digo que te comprendo (ya no se trata de entender), y que la frase "no quiero amargarle la vida" en referencia a tu hija, es la que una gran mayoría de gente de nuestra edad y aplicando el sentido común, es lo que intentamos hacer.
    En ocasiones complejo, pues el no querer molestar significa que aún se van a molestar más si lo dices, y manejar la situación a veces es complejo.
    También yo/nosotros tenemos un único hijo y como habrás advertido hemos cambiado de localidad de residencia hacia donde vive, debido a una "recomendación previa" después de haber residido en Barcelona capital toda una vida.
    Cierto es que llegan días festivos, con más o menos arraigo, pero que en nuestra cultura tienen cierto peso específico, y en estas fechas el encontrarse solo no es recomendable.
    Cuando leí la misiva del director del centro diciendo que él lo que temía era gestionar las visitas de los familiares para estas fechas y la sorpresa que se llevó, me lleve yo también una sorpresa, pensaba que tenía cierta experiencia en el "hecho" y que debería de intuir que hay quien todavía abandona a los "viejos" en los wc de las gasolineras a la espera que los lleven a un centro de acogida y pasarlos a recoger después de fiestas.
    Un abrazo muy fuerte, de cariño.
    Gracias por estar
    salut

    ResponderEliminar
  12. Lo he pensado, lo he pensado, pero estoy seguro, JOSELU de que intenta mantener el anonimato de la gente para que sus hijos no se sientan señalados.
    Creo, vamos.
    Lo que busca es una cantidad grande de cartas para entretener a los abuelos y que estos contesten y se entretengan en el hecho (me parece).
    Un abrazo
    Gracias ...salut¡

    ResponderEliminar
  13. Yo creo en la familia como motor de la sociedad, en todos sus aspectos. Tengo tres hijos y una madre viuda de 83 años. No ha pasado un fin de semana sola desde que falleció mi padre, ni uno. Este fin de semana la cogeré a ella y a su hermana de 85 y las traeré a mi casa, para que estén con mis hijos. Quiero que ellos conozcan a esa generación que hizo grande a este país partiendo de un país arrasado. Tienen muchas cosas que enseñar, son un testimonio vivo de que el esfuerzo, el trabajo y la seriedad son lo único que necesita una persona para salir adelante.
    Tengo la sensación que vivimos en una sociedad supuestamente generosa con las desgracias ajenas lejanas y muy egoísta con lo cercano, quizas porque molesta más y hay que estar ahi, no se trata de dar un donativo y descargar nuestra conciencia.
    Para mi es una labor gratificante, cuando veo a mis hijos a mi madre y a mi tía (muy abandonada por sus hijas) juntos en la mesa, me siento bien, yo tambien soy egoísta y busco mi placer.
    Como digo, para mi la familia es lo primero, lo primero. NO quiero alegrar el mundo, solo quiero que mis próximos esten bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. NO quiero arreglar el mundo, quise decir...

    ResponderEliminar
  15. Mandaré un dibujo.
    El panorama es tristísimo. Tristes palabras y triste soledad.
    Quizás me ande por las ramas, pero solo unas palabras sobre el desamparo. La soledad nos acompaña toda la vida, desde el primer desastre anatómico, cuando nos cortan el cordón umbilical, siempre luchamos para evitar la incomunicación. Los niños buscan la compañía y el abrazo de sus padres y lloran cuando no tienen el calor de la proximidad de padres y abuelos.
    Los adolescentes, andan desamparados, buscan la compañía y el amparo de los amigos y están dispuestos a adoptar las formas de vida más disparatadas con tal de sentirse integrados en un grupo con otros que también están solos, son capaces de juntarse con el más gamberro y pendenciero del grupo con tal de evitar el aislamiento.
    En la madurez se lucha contra la incomunicación en un denuedo tremendo para evitar el destierro de su mundo, pequeño mundo, profesional, social, afectivo… a todo esto, aún hay descerebrados que buscan la polémica y la discordia sin darse cuenta que así, con el esperpento de una rebeldía mal entendida y abrazando las ideas de otro descerebrado, intentan convencerte de algo que no es otra cosa que una inmensa soledad.
    Y llega el final, la vejez, cuando uno empieza a ver las orejas al lobo, cuando empieza a ver que estorba y cuando empieza a ver que él solito se va a tener que comer su soledad, en el mejor de los casos estará en casa con sus seres queridos, pero en lo más profundo de melancolía de su corazón, notará la soledad y la desnudez biológica cuyo final es de sobras conocido.
    Perdona amic Miquel, este comentario largo.
    Un fuerte abrazo
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  16. No se MARÍA, lo que veas, pero creo que lo que te agradará es ver que te contestan a ti en persona y no a mi.
    Sobre la dirección decirte que si, que hace años está guardada en la libreta de direcciones, junto a un movil y otro tl del despacho, según me comentaste.
    Si es tu deseo se hará de la manera que dices¡
    Un abrazote

    DANIEL F...ahhh mi buen Daniel...esto no es una desgracia ajena, no lo es, es como la guerra de Ucrania, pasan los misiles sobre las cabezas y alguno puede caer sobre la mía, así que habremos de trabajar en conjunto y de la manera que sepamos y como sepamos.
    Y haz el favor de no equivocarte...para eso has ido a colegio de pago ¡
    Un abrazo, prenda
    Cuidate ¡¡

    ResponderEliminar
  17. Ok MARÍA, lo pondré de puño y letra con tu remite.
    No pierdas cuidado que así se hará llegar.
    Firmaré en letra de imprenta con el nombre de MARÍA.
    Bsos

    Perfecto, FRANCESC CORNADÓ. Un dibujo será perfecto, de esos tuyos que tanto me gustan.
    Copio tu frase y la pego:
    "...Y llega el final, la vejez, cuando uno empieza a ver las orejas al lobo, cuando empieza a ver que estorba y cuando empieza a ver que él solito se va a tener que comer su soledad..."
    En fin, si está todo dicho
    Gracias por escribir tan largo
    Un abrazote


    ResponderEliminar
  18. Muy triste, sin duda. Les escribiré junto a mis hijas.

    Ya sabes que mi mujer es peruana, pues bien; una de las cosas, entre otras, que más sorprenden a mis familiares y amigos peruanos que tengo por aquí, es ver la cantidad de residencias de mayores que hay, con la cantidad de abuelos y abuelas residiendo en ellas.

    Es una situación que a mis parientes peruanos les rompe los esquemas, pues salvo casos muy, muy excepcionales, la casa de una familia peruana no es tal hogar si falta el padre y, especialmente, la madre ya mayores (el abuelo y la abuela), quienes son objeto de gran respeto y aún mayor amor. Lo veo aquí con mis familiares políticos, y lo veo en Perú cuando voy… por cierto, al que creo que ya no veré por allí es al ínclito Pedro Castillo (ya expresidente), qué cosas, mon dieu… Tal vez les escriba a estos mayores de Galicia que en Perú conozco a un tal Pedro Castillo, y que estaría encantado de estar con ellos en la residencia gallega, para dejar la "residencia" que le espera en adelante. Ya veremos...

    Salut, amigo Miquel.

    ResponderEliminar
  19. Es incomprensible lo que sucede aquí con los mayores, PACO CASTILLO, .
    Supongo que la cultura andina tiene todavía vestigios de lo que aquí sucedía hace un par de generaciones, o sea, que los abuelos formaban parte del núcleo familiar.
    La modernización, la cultura de la globalización, el individualismo exacerbado y la independencia económica ha hecho mella en nuestro proceder. Nada será como antes.
    Un abrazo y gracias por estar.
    Veremos como se arregla la situación peruana.
    Un abrazo
    Salut

    ResponderEliminar
  20. Hola bon dia Miquel:

    Llevo 7 cartas, a cual más bonita, yo les pido que no me contesten a todas, si no una por remitente, y le alabo la iniciativa.
    La pena es que no estuviesen más cerca, para poder visitarlos.
    Lo mismo pasa con la Fundació Catalana per la Paràlisis Cerebral, allí los tienen aparcados y en soledad,por la directora que lo único que quiso es colocar a su hijo PEPE, y una vez aparcado, se acabó la dedicación que tenía, cuanta corrupción y desamparo en las residencias sean de cualquier tipo.
    Bueno me voy a dormir, que esta noche he trasnochado ,abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Nosotros hemos hecho tres, MTRINIDAD, los nietos una cada una y la mía, más la de María con remite suyo.
    Esta mañana a tirarlas porque aquí, en El Prat, hay pocos buzones e iré a buscar el de Correos para comprar sellos y allí también hay uno.
    Un beso y abrígate

    ResponderEliminar
  22. Mil gracias MIGUEL! eres un cielo inmeenso, pero eso tú ya lo sabes ; )
    Lo que siento es que se va a llevar una desilusión la persona a la que le toque mi carta... pensará que le ha tocado un posible nieto y le he tocado, yo, pobre! ; )
    Eso sí, si me contesta y hay que ir al fútbol, pues se va jajaja

    Un besito y buen día!!

    Gracias otra vez!

    ResponderEliminar
  23. Hoy estoy entristecido porque me he encontrado a un amigo que tiene a su mujer con Alzheimer en una residencia y su hermano con la mujer con Parkinson. La pensión se les va prácticamente en el mantenimiento. Y ves como quiere el facherío privatizar todo lo que pueda y acabar con el estado de bienestar (welfare, que llaman otros) Ese es el problema profundo.

    ResponderEliminar
  24. La palabra es la palabra, MARÍA.
    Ya están enviadas.
    Un abrazo ¡¡¡¡ BUEN DÍA ¡

    ResponderEliminar
  25. Son una colla de salvajes, FACKEL. Ya se lo de la Ayuso, ya lo se de sobra, y si por ella fuera todo sería privatizado, pero es como lo de aquí, que los de arriba les importa un carajal lo que les pasa a los de abajo.

    Lo siento de verdad, de todo corazón por tu amigo y su señora.
    Un abrazo y ánimos ¡¡¡

    ResponderEliminar
  26. Es una buena iniciativa. Aunque no ando fino, a ver si me inspiro un poco y les escribo unas líneas.

    ResponderEliminar
  27. Un abrazo, GRAN URIBE 50, a ver si poco a poco nos vamos mejorando.
    Gracias por pasarte por aquí.
    Salut

    ResponderEliminar
  28. La idea de se redacten unas cartas para esas personas que pueden verse arrinconadas y solas es muy noble y agradezco que lo hayas dado a conocer. Colaboraré encantada en esta iniciativa, lo mejor que pueda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. pues yo tambien les voy a escribir, ya vere que se me ocurre

    ResponderEliminar
  30. Gracias ANA,
    y gracias por pasarte por aquí

    ResponderEliminar
  31. Gracias MANUEL,creo que eres tú...por el tipo de letra , jajaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar