Pero los fascistas, claro, siempre son los otros.

miércoles, 10 de julio de 2024

Una comparación que no comparto...

 ...y no será porque no haya tenido perro, gato, y loro, que también.



29 comentarios:

  1. Es una frase estúpida, sin sentido. Aunque cierto es que se les coge mucho cariño a los animales.

    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay reportajes que no se merecen una portada como la de ayer en La Vanguardia. Si las comparaciones son odiosas, esta es desafortunada. No la dice un niño, la dice una persona que, como mínimo, debería tener cierto sentido común.
      Tengo la sensación de que los periodistas, en ocasiones, no están a la altura. Esta era una pregunta para repreguntar: ¿usted ha nacido en una inclusa, verdad?
      Salut

      Eliminar
  2. No, tampoco la comparto, aunque ello no quiera decir que no cause dolor.

    podi-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguien tiene derecho a decir esa frase, pueden ser Rómulo y Remo, todo lo demás es degradar la figura de los progenitores.
      Esta es una persona, PODI, con la que no haría tratos. No sabe comparar y pone todo en un rasero similar, y de la misma manera que hay un tiempo para cada cosa, hay un lugar para ellas.
      Un abrazo
      Salut

      Eliminar
  3. Bueno... quizás si eres un hijo de perra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Date cuenta, RICARD, que hemos llegado a humanizar a los animales, y ya no sabemos el lugar que ocupan en la casa.
      A un animal se le puede querer como si fuera de la "familia", no lo pongo en duda, pero no se le puede poner a la altura de una madre/padre.
      Hay cosas que me confunden porque uno piensa que con la edad maduramos, pero a veces pienso que hay manzanas que no maduran, siempre quedan verdes e incomestibles.
      salut i bon día

      Eliminar
    2. Manzanas con gusano. Y el gusano, lo tienen en la cabeza

      Eliminar
  4. Resulta,que una vecina irresponsable dejó la comunidad,incluida una gata.La pobre miraba con ojos tristes a todos los vecinos,algunos la acariciaban el lomo y seguían su camino.Creo que se fijó en mi con más interés (son muy listas),se decía este cae.Le traje comida varías veces,me seguía con cola erecta y curvada como mensaje,pero me resistía. Los nietos,normal,la acariciaban,algunos hasta la abrazaban,ella dulcemente se dejaba.Al final sucedió lo que tenía que suceder.
    Golazo de Lamine.!Vamos España!
    A ver como se dan los sanfermines hoy
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es de lo más normal, e incluso necesario tener animales. Veo muchas personas mayores con perrillos que, si no fueran por ellos, no saldrían a caminar. Pero todo tiene una justa medida. No se me ocurriría comparar la pérdida de la gata con la de una madre. No entra en la comparación, y en todo caso, estos, los animales, pueden ser sustituidos, cosa que con los padres lo veo complejo.
      Salut
      Sí, creo que marcó, escuché los gritos.
      Hoy se han dado bien. Hay menos personal en la calle, y eso se nota.
      Saludos

      Eliminar
  5. Las emociones y afectos son siempre muy subjetivas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, desde luego, pero con ellas, ARIADNA DE ASTERIóN, al hacer comparaciones debemos de hacerlo en su medida. No compararemos razones a emociones, ni animales con humanos, y menos, si estos son nuestros padres., creo.
      Un placer leerte
      Salut

      Eliminar
  6. Por muchas subjetividades y el proceloso fuero interno, Tot, no podemos llegar a ese relativismo. Yo he perdido muchas mascotas, es lo que me hace ser reticentes a adoptar una, si bien, caigo una y otra vez. Como dice un amigo mío, son los únicos que te saludan al llegar a casa. Siempre viajando con ellas, como si fueran un integrante más de la familia y por mucho que las quiera, no se pueden comparar a ningún ser humano y si encima es un hijo o un padre. Yo me acuerdo de mis padres todos los días. Incluso algunos las humanizan, gastándose verdaderas fortunas en servicios que un animal si tuviese voz, jamás demandaría. Dejemos que sean animales, porque eso supondría el máximo respeto.No proyectando comportamientos o frustraciones humanas. Un saludo,Tot.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía André Breton, SERGIO: "Todo me induce a pensar", y en este pensamiento, por lo que observo, (como bien sabes, hay un matiz muy largo entre mirar y observar), poco a poco y lentamente, estamos humanizando el comportamiento animal, los estamos haciendo familiares cercanos, tan cercanos que osamos, (la muestra, un botón) compararlos con los padres.
      Los llevamos en carritos de bebés, no será el primero que he visto; les compramos ropas de marca; les hacemos sitio en lugar preferente, e incluso los llevamos a restaurantes.
      Me pregunto, la pregunta tiene "mala leche", lo sé, SERGIO, si todas estas composturas y comportamientos, y con la misma deferencia, las hemos hecho a nuestros progenitores, me lo pregunto muchas veces, tantas como cuando veo , hoy por cierto he visto una de buena mañana, perritos dentro de un carrito de niño.
      Un abrazo fuerte
      Salut

      Eliminar
  7. Pienso que estoy de acuerdo en lo fundamental. No ocupa un gato o un perro un lugar en nuestra vida tan relevante como el que ocupaban nuestros padres, es algo diferente, y es cierta la realidad que nos cuentas de que se está humanizando a las mascotas. Y muchas parejas optan por tener una mascota antes que un hijo biológico por comodidad o vete a saber por qué. Sin embargo, hay un matiz importante en que no estoy de acuerdo cuando dices que no se pueden comparar animales con humanos. ¿Acaso no somos animales nosotros también? Animales mamíferos, monos sin pelo. Esto es importante porque el humanismo ha elevado a los seres humanos por encima de la dimensión del resto de animales como si fueran diferentes. Sí, somos algo más complicado, pero somos animales totalmente. No somos ángeles ni dioses. Somos animales. Un abrazote, Miquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un terreno resbaladizo, JOSELU, porque si bien somos mamíferos, la conciencia, la moralidad, la inteligencia para discernir lo bueno de lo malo, es única y diferente del resto de los animales.
      No me atrevería comparar animales con humanos (siendo a veces los animales en un concepto amplio, más humanos que los propios humanos), porque no tienen, a mi modo de ver los elementos básicos anteriormente nombrados.
      Sé que en filosofía se está cambiando de espectro, se intenta acercar más al mundo animal desde otra perspectiva, pero particularmente no me resulta cómodo el comparar el mundo animal con el del humano; es posible que dentro de un tiempo se demuestre que estoy errado, y que somos iguales, pero no veo comparar el amor a un gato con el amor a mi madre. Sinceramente , no lo veo.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Cierto, es territorio resbaladizo porque pensar en la capacidad de discernir el bien y el mal en el ser humano es complicado. Todas las guerras suponen la realidad de la especie humana. Los animales no luchan unos contra otros por ideologías, por supremacías raciales, no asesinan por razón de ninguna idea, solo si necesitan comer, matan a otros por necesidad. La superioridad moral de los seres humanos respecto a otros animales es cuestionable. Somos capaces de escribir la Divina comedia pero también somos capaces de asesinar a millones de seres humanos a los que se deshumanizan para acabar con ellos. La moral de los animales no racionales es más moderada que la de los animales racionales, pero cuando mi gato se pone junto a mí para hacerme compañía, no siento esa superioridad de la que nos presumimos líderes morales e inteligentes. No se me ha muerto ningún animal todavía pero sé lo que sentí cuando murieron mis padres. No mucho. Igual que tú, cuando muriera el tuyo. Son cuestiones tan interesantes como complejas. Los seres humanos nos arrogamos una superioridad moral de la que no sé si somos realmente merecedores. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hi ha gent amb pares i mares molt lamentables i els animals son 'irracionalment incondicionals', tot pesa.

    ResponderEliminar
  9. També crec que la frase, treta del context de l'entrevista, com sol passar tantes vegades, perd tot el sentit que té si es llegeix el text sencer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És en línies generals, i amb el comportament actual, això d'humanitzar als animals. En realitat he agafat la frase publicada, i ja no he seguit .
      Salut , Júlia.

      Eliminar
  10. Es que en muchos reportajes y entrevistas el titular tiene poca relación con el artículo y va directo a 'captar' la atención.

    ResponderEliminar
  11. Je,je,je, es que me harto de risa, como se nota que estamos jubilados. Porque un señor dice que quiere más a sus gatos, que a su padre, la punta que se le saca.
    Anda que si la comparación fuera con la suegra, jajajjja.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi suegra era una de aquellas personas inolvidables, Carlos.
      Una gran persona, de verdad
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. A la suegra la
    compararía
    con el chupacabras,
    😂, con respecto
    al asunto, no lleva
    razón de ningún
    modo, lo que
    tendría que estar
    fuera de toda
    discusión, es
    que perros ,
    y gatos, son
    mejores, que
    mucha gente
    por ahí.

    ResponderEliminar
  14. Pues no MIGUEL, tienes razón, ni es una comparación afortunada, ni mucho menos para plantarla en portada. Cierto como apuntan por ahí, que hoy se practica un periodismo sensacionalista de titulares, sea como sea, un gato, perro, caballo o cualquier animal no es racional, por cariño que le tengamos y por este motivo, jamás puede ocupar el mismo lugar y menos, ir por delante de un ser racional. Porque no se trata de moralidad, se trata de racionalidad. Razonar que se sepa, sólo razona el hombre y aunque sólo sea por coherencia, lo lógico es que como especie protejamos por delante de todas las demás a la nuestra. Es puro instinto natural, todas las especies se protegen entre ellas, nosotros vamos a ser antinaturales, hasta en eso. Que luego mucha gente tenga mejor relación con los animales no racionales, que con los racionales, no es disculpa para que relegue a los primeros, frente a los segundos. Pero estamos tan confundidos que efectivamente, mucha gente racionaliza y humaniza a sus mascotas tratándolos como a personas sin serlo y resulta que a los humanos, los desprecia ¿ es esto normal? Pues no, al menos en mi opinión ni es normal, ni natural y conste que adoro a los animales, pero tengo muy claro el lugar que ocupa en mi escala de aprecios. Un beso grande MIGUEL, totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me llamó la atención la portada. Después se adoba con unos párrafos. Y se deja ir.
      En resumidas cuentas, aunque nos haga sonreír, no deja de ser verdad que hemos humanizado los animales.
      Aunque sea para sacar punta, como dice Carlos, sigo viendo perritos en coches de bebés.
      Se nos va la olla
      Un beso grande...te me cuidas!

      Eliminar
  15. Se entiende a lo que va pero claro, una exageración en toda regla.... saludos

    ResponderEliminar

¡POR FIN ALGO QUE NO ES UN BULO¡

El Mundo Today nos cuenta toda la verdad sobre el BBVA En una entrevista concedida a Expansión, el director financiero y el jefe de operacio...