Pero los fascistas, claro, siempre son los otros.

martes, 21 de mayo de 2024

Primavera

 Como bien ha señalado en su página El paseante vallisoletano, "la vida de una ciudad es mucho más que los monumentos".

Cierto. En El Prat ha entrado la primavera. Los ciruelos que acompañan el paseo hacia la playa ya están enseñando sus frutos.






20 comentarios:

  1. Ja has agafat tanda per collir algunes prunes?, imagino que ja hi ha cua de jubilats per rampinyar-les. Però compte en pujar a un 'ciruelo', no és saludable.

    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ja no Hi han.. jejejeje, els avis han fet de les seves!
      Salut

      Eliminar
  2. Miquel, un paseo a la sombra de los frutales es un primor. Es para disfrutarlo.
    Salud

    ResponderEliminar
  3. Solo hay que tener interés en mirar, curiosidad por interpretar, voluntad de ver.

    ResponderEliminar
  4. Bajo la sombra escondida,
    un ciruelo reluciente,
    me subí tan de repente,
    buscando fruta prohibida.

    Las ramas, cual enramada,
    me abrazaban en su altura,
    y en la tarde tan segura,
    encontré la paz ansiada.

    Dulces ciruelas colgaban,
    jugosas, tentación pura,
    y con mi mano segura,
    algunas ya se entregaban.

    Entre hojas y susurros,
    en el árbol me quedé,
    en su abrazo me encontré,
    olvidé todos mis apuros.

    ResponderEliminar
  5. Caminante, son tus huellas
    el camino y nada más;
    Caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar.
    Al andar se hace el camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.
    Caminante no hay camino
    sino estelas en la mar.

    Me imagino a nuestro gran Antonio Machado, errabundo en silencios, a veces agazapado tras la mordacidad de algunos de sus yos, como Juan de Mairena, caminando por esa trocha, con sus gotas de sangre jacobinas y doliéndose de esta España que juzga irreconocible.O a nuestro Tot, qué pensará mientras camina, no se si sustraera a la vorágine que nos rodea. Un abrazo, Tot.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio era mucho Antonio, SERGIO. En mis adentros pienso que todo se me está escapando de las manos, pienso en la edad, tal como lo hacía Gil de Biedma...y sigo caminado.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Vaaaya! ¡qué bonito este paseo entre ciruelos, poesía y cielos azules! ¡muy feliz día primaveral para todos!. Un beso muy grande MIGUEL!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso , María. Los ciruelos ya salen y los pájaros están a la espera.
      Abrazos ¡¡¡¡

      Eliminar
  7. En las metrópolis no hay paisajes de esa guisa. Estoy impaciente porque llegue agosto para hacer una escapada al pueblo. Aún quedará algo de verdor, espero...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. La primavera
    ha venido ,
    y supongo
    que nadie
    sabe como
    ha sido, el
    verde me
    gusta, es
    un color
    que , a mí,
    al menos,
    me transmite
    todo lo bien
    que a uno
    le puede
    hacer sentir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un color agradecido, Orlando. Trasmite paz.
      Salut y un abrazo

      Eliminar
  9. Yo tuve el ciruelo en flor y ahora ya empiezan a verse las ciruelas, está abarrotado y también el cerezo, los manzanos. el peral, todo esta lleno de fruta. Aunque aquí a 900 metros va todo más retrasado..
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal, Daniel. Te diré que me asusto con los precios de la fruta, en realidad me asusto con la mayoría de los precios, pienso en como se lo pueden hacer la gente con hijos y con sueldo normales, que son la gran mayoría.
      Un abrazo y a ver si esto mejora.

      Eliminar
  10. Las últimas lluvias le han venido muy bien a la ciudad de Barcelona. Los árboles están más contentos, los parterres más verdes, la atmósfera parece que está más limpia, las nubes de algodón se mueven y de vez en cuando nos traen un chaparrón, la naturaleza lo agradece y da más gusto pasear. Echo en falta el agua en estanques y los chorros de las fuentes. No me gusta que eso esté seco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, también encuentro a faltar los estanques llenos, y eso que aquí el agua no falta, Gran Uribe.
      Un abrazo

      Eliminar

Las farmacéuticas y el ciclo vital