Pero los fascistas, claro, siempre son los otros.

lunes, 18 de septiembre de 2023

Cuentos de Navidad. 69´95 €

 


La cola es larga. Una óptica donde te ofrecen optometrista y te hacen las gafas a medida por 69´95 € es, cuanto menos, como para esperar tres cuartos de hora a que te atiendan.

Lo mío es sólo una reparación. Ajustar una de las patas de la montura.

Mientras espero, observo. La señora que está sentada en una de las sillas, duda. No puede dejar la mitad del dinero en paga y señal para unas nuevas gafas, no dispone de treinta y cinco euros, y si dispone, no son para estos menesteres. Por lo que he oído, le ha cambiado la graduación, y es evidente, necesita de otros cristales, pero estos no pueden hacerse sino hay una paga y señal por parte del interesado.

La dependienta, amable, empática, le insiste en que le hacen falta, que el cambio no es minúsculo, que verá borroso y que si lo desea, en vez de treinta y cinco euros, lo que puede hacer es admitirle una señal de treinta.

La señora respira aliviada. ! Es que con cinco euros yo como todo un día¡, le contesta, y admite su propuesta.

Me quedo tranquilo. La escena, aunque discreta, no ha pasado desapercibida para mí. La señora tendrá las gafas que le hacen falta, al fin de cuentas no es más que calidad de vida, de esa vida que cada vez se nos pone más difícil a las personas de edad avanzada, con la pensión justa, los ánimos cortos y la tristeza holgada.



20 comentarios:

  1. Seguramente con diferente estilo, pero este mundo sigue siendo igual de duro para los desfavorecidos que lo era en el medievo o cualquier otra época. Escenas como la que describes son el tejido de la cotidianidad. Ayer en un supermercado, a una mujer de raza negra, que había comprado pañales para su bebe, no le funcionaba la tarjeta (ves a saber...) y quiso pagar en efectivo, pero le faltaba un euro y diez centimos. Lo que llevaba no le alcanzaba. El cajero se puso farruco que no le podía dar los pañales. Le dí el el euro y lo aceptó avergonzada.
    Hoy al salir a caminar por la mañana temprano, había un señor tan negro como su esposa que había estado preguntando por mí y donde vivía. Es lo que tiene vivir en un pueblo. Me ha devuelto el maldito 1,10 euro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que has hecho muy bien en aceptar el euro diez, no hacerlo hubiera sido un menosprecio para esa familia.
      Esto se ha puesto complejo, Ricard, sin comerlo ni beberlo, la gente ha visto que de un día para otro el mismo litro de aceite vale dos euros más, la mensualidad de la hipoteca trescientos euros más y el mismo kilo de azúcar medio euro más. No han subido igual los salarios, y las pensiones hacen de cobijo y de trinchera para todos aquellos gastos, comúnmente los alimenticios, donde los hijos no llegan.
      Y creo que la cosa iba por ahí con esta señora.
      Un abrazo y un diez por lo de los pañales.

      Eliminar
  2. Ahora entiendo por qué la RENFE va tan mal. Resulta que ellos BENDEN billetes. Claro...

    ResponderEliminar
  3. Hombre, yo creo que esta señora es firme candidata para ser atendida por Caritas, seguro que no le faltarán unas gafas bien graduadas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hombre , si, claro que si, pero no por ello la situación no deja de ser triste, porque no sales contento de ahí dentro.
      Un abrazo
      salut

      Eliminar
  4. Em va passar un cas similar al Condis amb una senyora magribina, tot plegat li faltaven 4.80€, l'endemà ja els hi havia retornat al caixer.. Però això és el normal, és com es comporta la bona gent sigui quin sigui el seu origen, raça o religió

    Saliut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, Francesc, cada dia és un pes més que portem damunt, i ens adonem, la gent de bona fe, que no val la pena discutir per res, perquè no arreglarem res i perquè ens perjudica referent a la salut.
      Jo observo la cosa complexa. Pensava que la guerra d'Ucraïna acabaria aviat, em vaig equivocar, i és una guerra que estem pagant molt car, perquè ens fa canviar de paràmetres. Cada vegada s'invertirà més en armament i menys en educació, i cada vegada es donaran menys ajudes perquè el que no té rendiment es rebutjarà.
      Això és Rebel·lió en la Granja, i el del carrer és el cavall.
      Una abraçada

      Eliminar
  5. Hola, bona nit Miquel:

    Qué bueno "benden" billetes la renfe...
    También es bueno hacer esas ayudas a personas que se ve y se nota, que tienen necesidad,y un €,o 5€;no te privan de hacer una buena acción.
    Me alegro mucho que publiques de nuevo, cosas sin agobiarte, tranquilo y ves lo que opinan tus amigos virtuales, que son muy buenos y fieles a tí,estimado Miquel.
    Bona nit y fins demá si Deu vol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día, MTrinidad, si, las cosas hemos de tomarlas con más calma, la vida sigue y dentro de este torbellino ves situaciones que verdaderamente te ponen de mal humor. Pero es lo que hay, y has de vivir con ello.
      Tengo mucho para insertar, de problemas actuales y de cuestiones que nos tocan directamente, pero lo haré poco a poco, porque no deseo, como bien dices, agobiarme.
      Un beso grande y bon día ¡¡¡¡

      Eliminar
  6. En algunas ópticas de la ciudad de Palma de Mallorca, se ha puesto de moda ofrecer gafas graduadas al precio de 100 euros, así a precio cerrado, pero si te las compras te ofrecen un segundo par de gafas gratis. Si es que cada ciudad tiene sus propias peculiaridades innatas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, J.S.Vila, es un buen precio, aún así, ya ves , que el problema que se le presentaba a esta señora eran cinco euros.
      Hay bolsillos paupérrimos.
      Gracias por estar
      Un saludo

      Eliminar
  7. Bon dia Miquel:
    Hoy tambien he dormido muy bien, que dure.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Admitámoslo, Miquel, hay pobreza, aunque algunos piensen lo contrario. Aunque nos hablen del crecimiento de las inversiones, del crecimiento de las exportaciones o del descenso del índice de paro, aquí hay pobreza.
    Ahora algunos medios ya no hablan de pobres, ahora les llaman personas vulnerables.
    Salud
    F. Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada como el diseño de las palabras, Francesc, es cierto.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola, bon dia Miquel.

    Y lloviendo sin tormenta, a ver si no acarrea más desgracias.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Buenos días, MTRINIDAD, que siga sin hacer mal.
    Hoy tengo los nietos a comer, así que nos hemos de espabilar...
    Un beso y te me cuidas mucho.

    ResponderEliminar
  11. Qué bien, que tengas a los nietos a comer,qué alegría, no sabes cuanto me alegro.

    ResponderEliminar
  12. Es una alegría, MTrinidad, de verdad.
    Se que te alegras.
    Gracias
    Un beso

    ResponderEliminar