NINGUNA CUCARACHA ENCUENTRA FEA A SU CRIA

jueves, 3 de noviembre de 2022

Ministerio de Igualdad (y salud reproductiva)

Tal como tenemos el panorama, dudo mucho, muchísimo, que este nombre de marca registrada, hubiera pasado el tamiz de la depuradora de nuestro Ministerio de Salud si la misma denominación hubiera sido en femenino. 

Dudo mucho, muchísimo, que se hubiera aceptado Fulanita como nombre de marca.

Y si por aquellas hubiera asomado la nariz en el mercado, tampoco dudo un momento que la empresa hubiera sido tildada conceptualmente  de heredera de hecho "hetero-patriarcal-dominante-machista" , y su producción hubiera quedado señalada en negativo por el nombre, que no por el producto.


Tal com tenim el panorama, dubto molt, moltíssim, que aquest nom de marca registrada, hagués passat el tamís de la depuradora del nostre Ministeri de Salut si la mateixa denominació hagués estat en femení. 

Dubto molt, moltíssim, que s'hagués acceptat Fulanita com a nom de marca.

I si per aquelles hagués assolat el nas al mercat, tampoc dubto un moment que l'empresa hagués estat titllada conceptualment d'hereva de fet "hetero-patriarcal-dominant-masclista" , i la seva producció hagués quedat assenyalada en negatiu pel nom, que no pel producte.




18 comentarios:

  1. Bueno mi hermano, no puedo decir mucho, pero quiero que sepas que estoy preparando una entrada acerca de Araucarias y en ella voy a colocar la entrada acerca de la única Bunya bunya que hay en Barcelona y que tú posteaste recientemente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ALI REYES, lo tengo presente para citar tu entrada .
      Ya me tendrás al corriente.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Fulanito de tal, em sona a obra de teatre de Mihura. Hi ha aquest article on expliquen el perquè dels noms:https://bacoyboca.com/fulanito-menganito-y-zutanita-vinos-do-ribera-duero/

    Salut.

    ResponderEliminar
  3. No ho sabía FRANCESC PUIGCARBÓ.
    Sempre aprenem.
    Gràcies
    Salut

    ResponderEliminar
  4. Don Fulano de tal y tal,no era lo mismo que:esa es una fulana que se ha acostado con todo el mundo.Imposible de igualar,aquí el ministerio de Igualdad,no tiene nada que hacer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Seguro, CAR RES, pero mira, tal como nos han puesto las cosas, no hay empresa que ponga "Fulanita" como nombre comercial, correrían el riesgo de enfrentarse a un escrache de narices, sin embargo pueden poner "Fulanito", porque nadie se pondrá iracunda.
    Salutte

    ResponderEliminar
  6. Con esta pachanga, la incultura y la utilización ideológica del lenguaje acabaremos que no nos entenderemos.
    Salud
    Cornadó

    ResponderEliminar
  7. Fulanita y Menganito son pareja de hecho y hecha, Fulanita se llamaba manolo y Menganito se llamaba Montse, ambos se han cambiado de sexo. Por fin se han encontrado en su verdadero yo, libre de fascismo y heteropatriarcado. Son pareja amante padra y madro de quintillizos que se creen cebra, mariposa, cocodrilo, escorpiones y avutardas. Lo normal.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Es el nuevo lenguaje político, FRANCESC CORNADÓ, así se distrae el personal.
    Un abrazo

    Ahhhhh, pero ...no son binarios?
    Ahora sí que me hecho un lío, DANIEL F.
    Salut

    ResponderEliminar
  9. Razón llevas, Miquel. Esto del neolenguaje (o como se llame) para no ofender a nadie, está provocando un berenjenal de campeonato. Es un disparate.
    Salut.

    ResponderEliminar
  10. jaja con tu maravilloso e incisivo sarcasmo de siempre mi querido Miguel !!
    Qué alegría saber que tú y unos poquitos más aun subsistís en este maravilloso mundo bloggosférico, ¡Cómo me ha alegrado leerte de nuevo! de pronto a noche, me dio por hacer limpieza en el correo del blog y me aparecieton montón de comentarios que ni había visto y hoy ya ves... aquí a carreras intentando saludaros a todos los que aun recuerdo el camino para volver... Nos emos vuelto tan estúpidos y estúpidas que en lugar de preocuparnos del fondo y la intención del mensaje nos fijamos solo en cómo terminan las palabras ... ayyyyyyyy!!! si es que pasa con todo, incluso aquí la inmensa mayoría de la gente ni lee.. te ponen dos palabras para que les devuelvas la visita y fin... por eso me desilusioné de este mundo que en tiempos me encandiló, porque antes ( y yo lo pienso hacer hasta que me muera.. y si no puedo me voy.. tal cual hice) la gente disfrutaba del fondo de las letras porque se tomaba el tiempo para disfrutarlas ahora solo si somos don, doña o del género binario jaajaja

    Un besito mi querido Miguel... sigue defendiendo el fuerte, quedáis poquitos !!

    ResponderEliminar
  11. Se me coló un "emos" sin H
    Perdón! ... debe ser una miembra del corrector que se me revela como antaño jajaja como ves, sigo tal cual ; )

    Otro besito!

    ResponderEliminar
  12. Ostras MARÍA ¡¡¡¡ que placer leerte, hacía mucho, mucho que no sabía nada de ti... ostras
    Muy y muy bien, pasaré por tu página a ver como está y espero volver a leerte muy pronto
    Mil y un besos¡¡¡¡

    Ahhh, PACO CASTILLO, nos inventamos lenguajes nuevos para distraernos un poco más. Estamos gobernados por unos pájaros realmente curiosos.
    Un abrazo
    Salut

    ResponderEliminar
  13. MARIA, has de pasar a visitar a DANIEL, lo encontrarás en:
    https://camionessinfronteras.blogspot.com/
    Un abrazo otra vez...

    ResponderEliminar
  14. Ya sabemos las connotaciones de reproche social que había en llamar fulana a una mujer.En cambio, el diminutivo habla de una mujer indeterminada, pero es verdad que hoy el lenguaje se ha convertido en una arma política, siempre lo ha sido, aunque ahora es notorio que sirve para apuntar a la gente en la lista de los buenos o de los malos.Una pena.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Sin dudarlo, MARGA IRIARTE. Hoy el lenguaje sirve para clasificar.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  16. Gracias a ti otra vez por mostrarme el camino a casa de Daniel, intenté entrar en su blog y vi que había cerrado la puerta jajaja otro beso y hasta otro ratito!!!

    ResponderEliminar