RECORDAR ES DEJAR DE VIVIR (Segundo Serrano Poncela)

viernes, 9 de septiembre de 2022

Pintan bastos

 Nunca tan pocas palabras en boca de un ministro/a, han aclarado tanto las cosas, y el que quiera entender, que entienda.

Aún no nos hemos dado cuenta de que estamos en guerra, y que la economía que se nos viene encima es eso, economía de guerra.


La Vanguardia 8 septiembre 2022


13 comentarios:

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Doncs encara titllen a Yolanda Diaz de Populista per engegar aquest tema.

Salut.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Hola Bon día Miquel:
No me creo nada en lo que está pasando con las subidas no solo de alimentos, sino de todo y es un gran abuso y es repugnante ver las noticias.
Un abrazo y BFDS.

Tot Barcelona dijo...

Crec, FRANCESC PUIGCARBó, és franca en les seves declaracions, un altra cosa és dir honesta, pero franqueça si que en té. Veurem.
Salut

En las subidas de los alimentos está detrás intereses partidistas. Aquí, MTRINIDAD, los supermercados suben los precios porque les interesa promocionar sus marcas blancas, no lo dudes. En estas marcas blancas, ellos, los supermercados y lineas de distribución, (Mercadona, Carrefour, Lidel, Día, Aldi y muchos más que conoces de sobras), pueden presionar al fabricante en el precio del producto directamente sin pasar por otras manos.
Haces bien en no creerte nada.
Ahora, en esa cesta de la compra los productos que te pondrán no serán de una marca acreditada, no lo dudes, sino de la empresa (blanca) que lo ponga en oferta. Ahhh y el kilo siempre será de 800 gramos.
Tiempo al tiempo que lo veremos.
Un beso

car res dijo...

Ya nos hemos enterado de que nos subirán la hipoteca,los prestamos,los intereses de la tarjeta y la cesta de la compra,pues qué le vamos hacer,aguantar,como ya hemos vivido esto otras veces.Pero que no nos metan miedo ni catatrosfismo,hay que seguir consumiendo,según nuestras posibilidades y costumbres,porque ahora hay el peligro de la perdida de puestos de trabajo.Posturas populistas de Yolanda Díaz son lo peor que ahora necesitamos,nos lleva a economías como la de Venezuela.
Saludos

Tot Barcelona dijo...

No te quito la razón, CAR RES, ahora bien, debemos darnos cuenta en la situación que estamos. Nuestro Kennedy cuando habló antes de ayer en el senado, se dirigió a Putin indirectamente en no menos de diez ocasiones con malos modos, un error, porque la guerra es europea, no española, y Putin ya ha dicho que hay que limitar la salida de grano de Ucrania hacia ciertos países -España la primera- y eso nos fastidiará porque no habrá forraje para el ganado, que esta es otra.
Hemos de ahorrar y los políticos han de ser francos. Los tiempos que vienen no son buenos, la sequía ha ayudado a que no lo sean, y hay que gastar menos. Pero eso no nos ha de dar miedo, no será la primera vez.
Un abrazo

car res dijo...

Miquel,la única solución para luchar contra la inflación,es monetaria,subir el tipo de interés y ya se está haciendo por parte del Banco de Europa.En otras palabras,quitar dinero del sistema.Hemos pasado de unos tiempos en que ha sido lo contrario,de intereses bajos,que facilitaba el consumo y por ello el empleo.Ahora,por todas las circunstancias que todos sabemos,guerra,secuelas del Covid e intereses negativos,nos ha llevado a estas circunstancias.Hay que enfriar la economía,pero con medidas de prudencia y necesarias,de lo contrario pasaremos a lo contrario,la recesión.Las medidas de cestas de la compra,topadas(con tope),puede resultar bonita,popular,pero no soluciona,porque si la inflación no baja,nos seguirán subiendo los intereses,de eso no nos vamos a librar,ya se está haciendo en USA,donde no se lo piensan mucho,aqui el banco europeo es más lento,porque no quiere ser impopular.
Saludos

Tot Barcelona dijo...

Lo de la festa de la compra ya se hizo aquí en varias ocasiones, CAR RES, y la primera fue con Primo de Ribera padre, en el 24, creo, cuando obligó a poner precio a los comestibles en los mercados y baremo de pesas con inspección , pero no dió resultados por lo de la inflación, como bien dices.
Ahora ahorraremos forzosamente, la energía no bajará y el precio del dinero seguirá en aumento.
Veremos lo que pasará, pero nada será como antes, de eso podemos estar seguros.
Un abrazo

Rodericus dijo...

Pues que los proveedores se echen a temblar, porque estos "mosntruos" tratarán de mantener sus márgenes abaratando las compras.

Es lo mismo que cuando hablan de poner impuestos a la banca, todos sabemos que al final los acabaremos pagando los cuentacorrentistas.

No creo en el intervencionismo en este tema, ya se hizo en Francia y no acabó de funcionar.

Un abrazo.

Tot Barcelona dijo...

Ya lo creo, RODERICUS, como también creo que bajará la calidad del producto y el peso del mismo.
Sólo hay que comparar la composición de un yogurt de marca con el mismo que fabrica esa marca para la marca blanca. Lo mismo en el jamón dulce, la cantidad de agua con sal que he visto poner en cierta fábrica para una marca blanca ha impedido que me acerque tan solo a la puerta de esa casa.
Pero es lo que hay.
Un abrazo

Joselu dijo...

Estamos en guerra, no cabe duda, y pronto nos daremos cuenta, según dicen. No quiero ser agorero, lo que tenga que venir, vendrá. Y nos adaptaremos. Salut.

Daniel F. dijo...

Miquel escribiría muchas cosas, pero muchas de este tema, tantas que no quiero ni empezar, alguna de primera o primerísima mano. Pero solo te voy a dejar una muestra hay fabricas que han parado su producción y no aceptan pedidos porque están a un año vista de producción y no saben los costes que van a tener y ante esta tesitura han adoptado la política de no vender porque prevén que si dan precios actuales generaran perdidas, ojo a este tema. Alemania se esta parando o, mejor dicho, esta parada. El índice de confianza del empresariado alemán esta por los suelos. Hemos estado "fabricando billetes" y ahora queremos "limitar precios", yo a eso no lo llamaría ser muy listo. Hemos devaluado el euro y nos hemos hecho más pobres, eso tiene incidencia en el mercado del petróleo, de los cereales, del abono, del famoso gas, de las materias primas. En contrapartida nos daría facilidad para exportar pero como no podemos producir no podemos vender y eso nos lleva a la tormenta perfecta, tienes que comprar caro y no puedes vender para hacer caja.
En España hemos perdido, otra vez, el tren, ni hemos sabido aprovechar los dineros de reactivación economía, somos los últimos de la lista en ejecución de los mismos, joder que hasta hay empresas para "guiarte en los entramados de la administración", manda huevos. Teníamos la oportunidad del gas porque tenemos la mayor capacidad de Europa para regasificar y asi sacar provecho al tema y no se nos ocurre otra cosa que enfrentarnos al principal suministrador y financiar a Rusia comprándole más gas todavía.
El Gobierno dice poner "tope" al gas, eso es llamarnos gilipollas a la cara porque no pone tope al gas, sino un aplazamiento de la subida que pagaremos durante años y con intereses en la factura de la luz, por si no lo sabes el déficit de tarifa ultimo fue comprado por un fondo de inversión. Ahora quieren fijar precios de los alimentos y para ello no fomentan la producción de los mismos para que sea rentable producirlos, se juntan con una cadena de distribución para hacerle publicidad gratis. Jamás y digo jamás una limitación de precios a negocios particulares ha dado resultado, tan solo ha fomentado o bien el abandono de la explotación o bien el contrabando y el mercado negro. En fin no sigo que me caliento porque esto es un desastre y no se ve a nadie con capacidad de liderazgo, solo se ve a una cuadrilla de imbéciles que nos tratan como niños a los que engañar con un caramelo.
Otro día hablo de eso de volar térmicas por capricho o algunas presas, de ese "supuesto ecologismo" defendido por quien nada produce. En fin...

Un saludo.

Francesc Cornadó dijo...

Están haciendo un espectáculo de la especulación. Un juego de intereses de los que no sabemos de la misa la mitad pero que nos afectan a todos. Apechugaremos como siempre, resistiendo y sin saber de donde vienen las torta,s ni quienes son los que reparten bastos.
Salud
Cornadó

Tot Barcelona dijo...

No nos quedará más remedio, JOSELU.
Un abrazo

Ya es bastante, DANIEL F. Y no es poco. La cosa la veo francamente mal. Hoy no ha funcionado Adif, o Renfe, da igual que da lo mismo, todos se cagan en Madrid, y yo, que soy idiota, presumo de que esto que es generalizado es una metida en toda regla en el sistema de comunicaciones por parte de alguien poco amigo. Ya pasó con Hacienda y con Sanidad. Y esta es otra forma de poner en contra a la sociedad catalana contra madrid y un largo etc, pero no nos damos cuenta de quien hay detrás, o más bien no queremos darnos cuenta.
Un abrazo

No lo dudes, FRANCESC CORNADó.
Veremos como acaban entre ellos, porque por lo visto se odian, y eso que son todos del mismo partido.
Salut