LO MÁS IMPORTANTE PARA UN POLÍTICO DEBERÍA SER EL FAVORECER LA CONVIVENCIA (Hannah Arendt)

domingo, 11 de abril de 2021

Domingo, Jazz

 


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen video -musical- gracias pero....... .

Por mucho que nos pongan unas imágenes en B/N por mucho que intenten emular una grabación antigua hay un --no se que-- que falta.

Es mejor poner la grabación en color con todos sus matices que emular una cosa que quiere parecer de antaño y no lo logra, ni es actual porque le falta el color.

Esto queda como en un limbo.

Saludos

Cayetano dijo...

Lo del blanco y negro es una manera de intentar contextualizar este tipo de jazz más clásico con su tiempo. Como dice el comentarista anterior "emular una grabación antigua". El color sería más apropiado para el jazz moderno que fusiona con el blues o el rock, como el que hacen Lee Ritenour, Dave Weckl, Mike Stern, Roben Ford, Simon Phillips, etc.
Un saludo y feliz domingo.

Tot Barcelona dijo...

Si, cierto, ANÓNIMO, pero e realidad lo que me agrada es el tema y como se toca. El decorado es un poco bluff, lo reconozco, y se me da, no se porqué, que ella no toca el clarinete. A veces hay gato encerrado en todo esto.
Salut

Ahhhh que buenos nombres que nos traes, CAYETANO ¡¡¡¡
Creo, intuyo, que ella no instrumentaliza el clarinete. Tengo mis dudas al respecto, pero el batería, el piano y el contrabajo están insuperables, y la voz, si.
Un abrazo

Sergio Munari dijo...

A mí ni el negro ni el blanco me molestan. Es esa pátina profusa, para transportarnos a un tiempo con otras resonancias. Em cine, La lista de Schindler contribuye a dar una impronta umbrosa a todo un drama. Yo lo entiendo como recurso. No un afán vacuo por dar más intelectualidad. Domingo grande, Tot. Salut.

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Encara que impostat, el blanc i negre li queda bé. I sona millor...


Salut

Tot Barcelona dijo...

Es un buen argumento, SERGIO MUNARI.
Lo acepto
Un abrazo

Estic amb tu, FRANCESC PUIGCARBó
salut

Sergio Munari dijo...

Me ha encantado, To, tu viaje a las chekas. Enorme. Un abrazo, y cuídate.

Tot Barcelona dijo...

Es de un trabajo más extenso, SERGIO MUNARI, y aquí desconocido, porque nadie quiere hablar de las salas de torturas comandadas por socialistas, comunistas y anarquistas, y muchas veces empleadas contra ellos mismos, cuando la afección por la causa no era la que deseaban los capitostes. Es como si la historia no hubiera existido, hubieron cuarenta y cinco, y algunas con llegada, pero jamás con salida.
Un abrazo
te sigo
Salut