Pero los fascistas, claro, siempre son los otros.

domingo, 26 de mayo de 2024

"Los pueblos también se equivocan". Pepe Mujica.

El 20 de mayo cumplió 89 años. Lúcido como siempre, conoce al ser humano a la perfección.
Si tienen cuatro minutos escuchen lo que nos dice.
Felicidades y por muchos años más ¡

22 comentarios:

  1. Una lliçó magistral, està molt fotut té un càncer d'esòfag. Com diu ell "Todo lo que nace, nace pa' morirse. Pero ell, ha viscut...

    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És simplement lúcid. Tal com dius, cada discurs d'ell és una lliçó magistral.
      Hi ha una altra entrada a you tube del 2022 que dura uns 40 minuts, que te la recomano.
      Som gens carregat de banalitats, i el que espera a la societat, és el que diu; la joventut s'ha de preparar, perquè sinó seran exclosos del que es ve a sobre, que és la "plutocràcia".
      I va sortir una altra vegada Aristòtil.
      Una abraçada

      Eliminar
  2. Efectivamente, la tecnología nunca ha sido el problema. No lo fue con la llegada de las máquinas a vapor, ni cuando la electricidad, ni la maquina de escribir, ni la radio, ni el ferrocarril y muchas otras, y, sin embargo, todas ellas provocaron movimientos reaccionarios. Una universidad en el bolsillo. Fantástica frase, pero claro, ¿qué hace un imbécil con una universidad?
    Pero hay una cosa que de las que afirma Harari y repite Mujica que a mí me preocupa: Un ser humano viviendo más y trabajando menos. Un nido de conflicto, porque este cerebro está hecho para sentir preocupación, necesidad y previsión. Si no tiene nada que hacer, imaginar que se dedicará al arte y la cultura viene a ser como creer en el País de Nuca Jamás. Imposible. A no ser claro, que se le eduque para ello y me temo que la educación va en el sentido contrario: Cuanto más estúpidos, mejor (para el sistema).

    ResponderEliminar
  3. Y por cierto; no hay ni un solo ser vivo que no tenga que realizar un trabajo, para sobrevivir. Ni las plantas. Y es que sobrevivir es el trabajo. Luego hay una cosa que se llama «parasitismo» que consiste en sobrevivir gracias al trabajo del otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu exposición es clara, Ricard, hay otra entrada, a mi me pareció larga, de unos cuarenta minutos, que da una explicación a tu preocupación. Te la dejo por si dispones de esos minutos:
      https://youtu.be/OmjMBM1LSGM?si=c_TRdtOw3CQLNWmw
      Nosotros pensamos con el conocimiento que tenemos y bajo las circunstancias que vivimos, pero esto, dentro de tres generaciones, cincuenta años, más o menos, será diferente, Ricard. Se trabajará menos, pero para llegar a ello y mantenerse se habrá de estudiar más. las máquinas serán competitivas, y el ser humano estará entre ellas, y tendrá que saber.
      De la misma manera que ya no hay analfabetos, ya no conocemos personas que no sepan leer ni escribir, dentro de tres generaciones todas las personas sabrán manejar una pantalla, y pocas habrán sin estudios superiores, y quien no los tenga será excluido, tal como dice este señor.
      Será otra manera de ver la vida y de vivirla.
      Un abrazo y buen día ¡

      Eliminar
    2. Ya había escuchado y muy atentamente el video que ahora me proponías. Mi mirada sobre estas cosas no difiere en lo esencial, pero creo que habría que engrasar algunas afirmaciones. Y es que el mundo es muy ancho. Dispararía una flecha hacia eso de que no hay analfabetos. Es verdad, por supuesto en el primer mundo, pero hay más mundos. ¿Se trabajará menos? -Sin duda, pero seguirá habiendo, por desgracia, trabajos de clase y clases de trabajos.
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Mujica es un ejemplo de integridad humana.
    Salud

    ResponderEliminar
  5. Los individuos también se equivocan, se sumen como pueblo, tribu, clan, raza o lo que sea. Quedó claro con el ascenso del nazismo y su posterior evolución. El problema es que los errores se pagan y más si son de la gravedad que pueden ser. Y el 9 de junio se verá si se persiste en errores por parte de los pueblos, las colectividades y los individuos que creemos saber y solo sabemos tropezar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ascenso al nazismo, Fackel, vino por aquella hiperinflación en Alemania y las promesas del tal Adolf. Argentina pasa un proceso similar. Y todos los pueblos, a mi entender, cuando no pueden llenar la alacena de la cocina porque no les llega el sueldo, tienen este devenir.
      La gente se puede equivocar, desde luego, pero las políticas que hacen los políticos son las que rigen las cocinas de esas gentes.
      Un abrazo y buen día .

      Eliminar
    2. Y si llega a Europa pujante la ultra ¿por qué causas llega? ¿A dónde quiere llevarnos? Todavía me preocuparía más. Las políticas de los políticos tienen el refrendo de la gente, ¿no?

      Eliminar
    3. Sí, Fackel, sí...no digo que no, más faltaría, lo que digo es que ese refrendo viene apoyado por el miedo. La pujante ultra tu sabes bien porque viene: en reglas generales por la ingente cantidad de emigrantes, por la inflación (precio de alimentos, alquileres), por el trabajo precario...
      No me invento nada, porque ese es el argumentario de cualquier nacionalismo casero y no necesariamente VOX.
      El problema, creo, es el adecuar con prontitud la masa que nos llega de fuera ( y que se necesita, esa es otra), y poder dotarla de lo mínimo indispensable. Yo no sé como hacerlo, FACKEL, te soy sincero, sí, sé que nos necesitan y que a la corta los necesitaremos. Pero los hemos de preparar, y de eso no se habla.
      Gracias
      salut

      Eliminar
  6. Gracias PACO CASTILLO por el enlace:

    https://youtu.be/J1b4nJEfdLw?si=2VwY7PruDKq0456r
    Mi respuesta, gran amigo: ¿Qué nos dice? Que la juventud no ha de ser espectador, que tienen que luchar. Que no sean conformistas. Que sino el sistema se encargará de excluirlos.
    Cada frase suya es para enmarcar, porque cada frase suya es una respuesta a lo que pasa. El sistema es poderoso, pero no más que el ser humano, y es la juventud quien tiene que empezar, tal como lo hizo en Mayo del 68, en París, nada de CNT ni PC, fueron los universitarios a una respuesta del ministro de Educación del momento.
    Tengo 71 años, y no me conformo, PACO, pero ustedes, los jóvenes lo han de hacer menos. El futuro es vuestro.
    Un abrazo y gracias por escribir
    salut

    ResponderEliminar
  7. La paradoja que propone el bueno de Mújica, invita a hondas cavilaciones, mi querido Tot, y no es tan original, porque se ha planteado en infinidad de ocasiones. Sin restarle un ápice de mérito. Como todas olas innovadoras, desde el ludismo, numerosos pensadores recelaron sobre los efectos en el mercado laboral de la expansión de las actividades de las máquinas. Hasta el momento, la tecnología nos ha permitido reducir la jornada laboral, gracias a los incrementos de la productividad más que constatables, independientemente de que como en todos los cambios, puede tener ganadores y perdedores.

    Gravar a las máquinas, que incluso coticen a la seguridad social, gran Tot, es una vieja reivindicación sindical, pero habría que verificar su traslación a la realidad. Un algoritmo y empresa se radicará en aquellos lugares donde la carga impositiva sea menor. Pero creo sinceramente que nos estamos precipitando con las conclusiones, como decía no sin razón, Mises decía que era consustancial al socialismo, repartir el producto, antes incluso de que hubiese tenido lugar el proceso productivo. Lo digo, porque en Europa, o señores tan ilustres como Mújica, están hablando del reparto de los rendimientos mayores que se suponen que acarrearán las innovaciones tecnológicas.

    Y en Europa si miramos la productividad, se tendría que haber incrementado espectacularmente en los últimos veinte años. No es el caso, está estancada, en algunos países cae y en España esos guarismos son mucho peores. ¿Cómo podemos hablar entonces de gravar más una actividad económica que en el caso de España es en este período más improductiva? Yo digo, que cuidado con justificar determinados incrementos en la presión fiscal, cuando la economía está viviendo en el caso de nuestro país, un estancamiento que se cronifica, y con indicadores como la productividad que en la realidad retroceden. Cuidado con esos mensajes de repartir una riqueza, que desafortunadamente no se ha producido. Perdón por mi filípica dominical. No pretendo ofender a nadie. Ojalá se incremente la producción.

    No quiero aburrir a la gente porque este tema se presta a intensos debates entre la profesión. Algunos hablan del efecto Ricardo. Y otros de una precarización. Sería tema para otra ocasión. Un saludo, Tot. Estos debates me parecen muy interesantes, aunque debieran estar más apegados a la realidad. El drama de Europa es que ese conocimiento, si le sirve a EEUU o Asia, para despegar en productividad, y en esa carrera de fondo, nos llevan ya una delantera de veinte años. Hasta Israel, gracias al controvertido y reprobable Netanyahu en otras cuestiones, ha sabido dar un vuelco y se ha convertido en un referente tecnológico real, con crecimientos de su PIB y de la tarta a repartir, para bienestar de toda su sociedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en Europa si miramos la productividad, se tendría que haber incrementado espectacularmente en los últimos veinte años. No es el caso, está estancada, en algunos países cae y en España esos guarismos son mucho peores...."
      No estoy preparado para contestarte científicamente, SERGIO, o sea, económicamente, lo mío es más utópico y a la manera ¿"simplista"? de Mujica, pero tiene un pozo de profundidad de sabio, porque no hace falta tanto para vivir, y todo es más simple, menos complejo de lo que nos hacen creer; sucede que nuestro problema ya lo había adivinado nuestro JULIO ANGUITA, cuando decía que "la gente quería salir de la crisis para volver a gastar", con todo lo que ello comporta, o sea menos horas de trabajo y más tiempo a lo lúdico.
      Está claro, eso sí, que todo lo que no sea prepararnos, estudiar para ello, será excluyente a la sociedad del futuro, y que esto va a marchas forzadas.
      Te lo pondré tontamente simple, SERGIO: yo soy propietario de un bar y necesito un camarero, porque la cosa marcha y las cervezas y los pinchos se venden a mogollón. ¿A quién contrataré primero?, ¿A una persona de aquí, con un buen currículum y que sea autóctono?, o ¿ a una persona que lleve turbante y apenas le conozca, pero su inglés sea perfecto?...Lo mismo si tengo un taxi y quiero un chofer; lo mismo si tengo un hotel y quiero personal para el mostrador y el teléfono...Ya no vale ser de aquí, ni hablar el idioma casero, creo que me entiendes, lo que quiero, lo que quieren todos es que el que ponga detrás del mostrador, del volante, sepa inglés como mínimo, y si puede ser alemán y chino. Y eso es lo que nos dice a grandes rasgos, que sino nos preparamos, nos excluirán.
      PD: Lo del taxi le ha pasado a un sobrino de mi señora buscando una persona para trabajar por la noche. Lo tuvo claro.

      Lo de la tecnología israelí da para otra entrada, porque desde luego tienes mucho que aportar.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Me encanta Múgica, siempre me ha parecido ese entrañable abuelete sabio. Parece dice perogrulladas, que sin embargo tienen un calado profundísimo. Así que ¡ muy feliz cumpleaños para él! Ojalá tuviéramos a más gente tan lúcida y honesta como él. Me temo que hoy no hago más que colocarme frente a los posicionamientos de nuestro querido SERGIO, espero que me disculpe, pero no estoy de acuerdo en absoluto con lo que comenta, para empezar, la riqueza existe ya, podremos aumentarla más o menos, pero existe, por tanto plantear un reparto más equitativo, no es en absoluto descabellado, de hecho la acumulación masiva que se está produciendo, de forma que cada vez más riqueza está en menos manos, es uno de los enormes peligros a los que nos aboca este sistema y que tantísimo conflictos está propiciando... la cuestión es cómo porpiciar ese reparto. Por otro lado, creo que eso nada tiene que ver con aumentar la productividad. De hecho Múgica lo que plantea es invertir en el famoso I+D de toda la vida, para que los “nadies” de Galeano, dejen de serlo, porque es verdad que en el avance tecnológico es donde hoy está la verdadera riqueza y el aumento de productividad pasa por asumir esta realidad y adecuar a ello los medios productivos. Y ya por último, adjudicarle el mérito del despegue económico de Israel a Netanyahu, es como adjudicar el despegue económico de España a Franco. El verdadero artífice del despegue económico de Israel se debe al asesinado Isaac Rabin, que como no comulgaba con las ansias expansionistas de los ultra ortodoxos judíos -porque era partidario del reconocimiento del estado palestino- se lo cargaron y desde entonces la deriva de Israel se ha ido radicalizando más y más hasta llegar a donde estamos hoy. Netanyahu tiene que plegar ante las exigencias de los ultra ortodoxos, que para que no le echen y por eso le da exactamente igual lo que le diga la comunidad internacional. En fin, siento disentir en esto, aun en nuestras disensiones, mi simpatía y cariño por SERGIO es el mismo, igual que por supuesto por ti, MIGUEL, un beso grande y feliz domingo para todos, a pesar de los pesares ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi quería MARÍA:
      No estoy ducho en Economía; sin embargo, me defiendo en los argumentos de Mujica. Ahora bien, entiendo a SERGIO, porque no disiente del abuelo sabio, antes bien, a su manera nos está diciendo que no debemos dormirnos, que debemos luchar (los jóvenes), y que se deben preparar, porque no todo viene realizado.
      Seguramente las máquinas pagarán por ocupar un lugar en las fábricas, pero a la larga ellas mismas se autorrepararán y se autorregularán; no sé cómo se mantendrá el sistema, las pensiones, las carreteras y la seguridad social, pero se deberá ir pensando en que habrá un cambio radical de forma y fondo, no lo dudemos, en donde el hombre, el ser humano, habrá de saber qué es lo que quiere para su futuro, pero para eso se ha de estar preparado.
      Un beso grande y gracias por discordar y debatir.

      Eliminar
  9. Como dices, cada frase es para enmarcar. Yo, del enlace de Paco Castillo, enmarco esto:
    «Probablemente, cuando seas viejo o vieja y el reumatismo y los dolores de los huesos te paralicen, una tarde te mires a un espejo y te hagas la pregunta: ¿habré traicionado al niño que llevaba dentro? Pero ya será tarde».
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos tarde, Gran Uribe, creo que vamos tarde.
      Un abrazote

      Eliminar

  10. Un ingeniero con dotes de filósofo:dice verdades como templos ,pero sobre su propia vivencia este no es el clásico político que se cuelga los títulos y de experiencia cero patatero-Un hombre llano tanto en sus formas como en sus palabras llenas de realidad.
    Me ha encantado escucharlo te deja reflexionando y eso dice mucho de él.
    Un abrazo Miquel y ya me desaparezco una semana:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer el escucharle, BERTHA, un placer con mayúsculas.
      Tiene una visión que le da el lugar que ha ocupado y en el que ha sabido mantenerse al margen sin contaminarse.
      Es una persona no corrupta, y eso le da la llave para poder hablar con total claridad.
      Su mente lúcida puede compartirse , o no, pero de lo que no se tiene duda es de que lo que nos dice llegará. O el personal se prepara y lucha, nada viene solo, o se le excluirá del mercado. Y este será duro, diferente, excluyente y completamente cambiante, pues nos habremos de habituar a la "sociedad líquida" para adaptarnos continuamente.
      Un beso grande.
      Buen semana entrante y gracias por tu compañía...tan lejos...y tan cerca.
      salut

      Eliminar

Las farmacéuticas y el ciclo vital