LA ORUGA HACE EL TRABAJO, PERO LA MARIPOSA TIENE TODA LA PUBLICIDAD

martes, 9 de agosto de 2022

Estamos en guerra ¿Se necesitan más pruebas evidentes? 8 agosto 2.022

 Pulir el olivo, purgarlo, abonarlo, sulfatarlo, podarlo si es menester, varearlo, recoger las olivas, llevarlas al almacén, prensarlas y envasarlas.

Botella de plástico, tapón de plástico, caja de embalaje, etiqueta a cuatricomía, impresión, manipulado y engomado, a más de envasado en su caja, esta también a cuatricomía en cartón ondulado.

Trasportar las cajas y las etiquetas para el almacén de envasado.

Almacenar.

Cargarlas al camión y distribuir.

Descargarlas en los centros de venta al público. Almacenar si es el caso. Ponerlas en el estante, cobrarlas.

Todo pasa por la electricidad, en todo interviene el petróleo.

Resultado: 1 litro de aceite de oliva virgen extra, de proximidad y en nuestra tierra,  en un centro de distribución de los "grandes" a 6´89 €, o sea 7 € para no andarnos con milongas.

¿Estamos o no estamos en economía de guerra?





11 comentarios:

F. PUIGCARBÓ dijo...

Adèu al pa amb oli i sucre, sort que ens queda el pa amb vi i sucre. Un oli que la materia prima, va ser premsada fa temps, a cost elèctric antic, cal tenir-ho en compte.

Salut.

car res dijo...

Pues ya sabes, para combatir la inflación, la única forma es reducir el consumo. Si hasta ahora comprabas una al mes, ahora cada mes y medio. Por otra parte, tomamos demasiada grasa(aunque en este caso, es de origen vegetal).Recuerda cuando pequeño, el aceite era un lujo.
Todo tiene solución y la parte positiva.
Saludos.

Joselu dijo...

El precio real del aceite es muy superior al que se paga en los supermercados. Has simplificado cuando dices que el aceite, tras las faenas agrícolas se lleva al almacén. Ese almacén es la cooperativa y las grandes empresas subastan el precio del aceite por lo bajo y las cooperativas tienen que vender sabiendo que es "a pérdidas". Los agricultores en general pierden dinero con la venta del aceite según este sistema. Es tal la crisis del sector que no hay recambio generacional a los payeses de toda la vida. Los hijos no quieren ser esclavos de la tierra y de sistema de gestión de la venta del aceite.

Noxeus dijo...

No sé... será que lo virginal anda escaso hoy en día.

Rodericus dijo...

Mi abuelo fue un "aceitunero altivo" como los describió Miguel Hernández, un "andaluz de Jaén".

Aún le recuerdo salir de su casa en los atardeceres de verano con su burro cargado de tinajas de agua, para regar las "estacas", los olivos recién plantados que de otra manera no sobrevivirían al calor del estío. Tampoco olvidaré nunca el sabor potente, untuoso y un poco amargo del aceite de oliva virgen auténtico que guardaba de la cosecha anterior en bidones. Nada que ver con eso que nos venden como "virgen" en el supermercado.

Pues bién, hay que diferenciar siempre entre precio y valor, algo que muy pocas veces hacemos.

Teniendo en cuenta el proceso de producción que citas tan detalladamente, mas los cuidados del cultivo y la recolección, me parece que el valor de una botella de aceite supera el precio que estamos pagando hoy. Con el, NO pagamos el precio real de ese aceite.

Ocurre lo mismo que con el precio de la leche, no estamos pagando el coste real de un litro, y se está maltratando y arruinando a los ganaderos.

Un abrazo.

car res dijo...

Por si te sirve, el aceite de oliva virgen extra(el litro),vale 4,25 euros,de la marca blanca Hacendado,pero está muy bueno.Es de temporada,porque si algo tiene de bueno Mercadona, es que vende mucho y rota los géneros, poco tiempo en almacén.No es lo mismo un aceite del año,que de hace dos almacenado(pierde muchas de sus propiedades).

Tot Barcelona dijo...

No queda un altre, FRANCESC PUIGCARBó
Salut

Si, todo tiene solución, pero es que lo encuentro caro de narices, CA RES.
El Hojiblanca del Lidel virgen extra también va a 4´25, pero el que has nombrado tu es muy bueno.
Un abrazo

JOSELU, RODERICUS: "...El precio real del aceite es muy superior al que se paga en los supermercados...", "...el valor de una botella de aceite supera el precio que estamos pagando hoy..." nada que alegar porque se que llevaís razón.

JOSELU, ciertamente he simplificado, pero lo que deseo hacer notar es que estamos en guerra y que los precios se ponen en su lugar, y aunque nos parezca caro el aceite, o me lo parece a mi, a lo único que me retrotrae es a mi niñez y la época de la autarquía cuando sólo se veía la soja porque jamás recuerdo haber probado de otra clase.

Los precios se pondrán como se han de poner y la gente se habrá de acostumbrar a gastar menos porque no queda otra. Pura y simple ley de mercado. A mis 13 años cobraba como aprendiz y mi sueldo era una tercera parte de un oficial de primera y un oficial de primera ganaba lo justo y trabajaba muchas más horas que hoy día.
Y contigo en la frase : Los hijos no quieren ser esclavos de la tierra. Yo tampoco vería con buenos ojos que mi hijo se dedicara a un trabajo tan mal mirado y tan vital, por otra parte, como la agricultura, pero por el simple hecho de que no tiene futuro.
Gracias por compartir tus pensamientos.

RODERICUS: "...Pues bién, hay que diferenciar siempre entre precio y valor, algo que muy pocas veces hacemos..." Cierto e insisto, lo que quiero hacer ver es que estamos en economía de guerra y que los precios se pondrán en su justo punto. Y que las subvenciones por todo se han de acabar, porque al final del camino eso se llama intervencionismo. Y cuando se pongan las cosas a su precio y viajar de aquí a Londres valga lo que ha de valer, no menos de 200 euros ida, y paguemos a 10 euros litro de aceite de oliva virgen extra y el pagés se gane la vida, la cosa cambiará.
Todo empezará a engranar a partir de setiembre. Al tiempo
Un abrazo y gracias por estar

Rodericus dijo...

Las subvenciones al sector agrario son una trampa, y hay se tendrian que ir retirando lentamente, como la droga a un adicto.

Los mayoristas ya "descuentan" las subvenciones de los precios a los que compran, con lo que flaco favor se les hace a los subvencionados.

Todo el mundo tendría que ganarse su sustento y el de los suyos con dignidad, ya sea un agricultor, un tripulante de Ryan Air, un camarero o un barrendero.

Cuando esto sea realidad, pagaremos los productos y los servicios a su justo precio, y usaremos y compraremos lo que realmente sea necesario, dejando de llenar armarios con camisetas baratas a tres Euros.

Sigo teniendo la vena bolchevique. . . .

Tot Barcelona dijo...

No, no, RODERICUS, recuerda que los bolcheviques eran intervencionistas y quería que el estado lo controlara todo, desde cuando has de llevar a tu perro a la peluquería hasta si te conviene o no tenerlo.
El estado como tal ha de ser garante de la sanidad, la educación y las fuerzas armadas y aquí no entran las comunidades, mal que le pese al Puchi y a la Ayuso, porque guste o no, se está comprobando, tener hay que tenerlas.
Se lo que es el costo de un vuelo en un Airbus 300, el más simple de la gama, aparato que cuesta 100 millones de dólares, céntimo arriba, céntimo abajo, y se lo que vale su mantenimiento y lo que gasta por pasajero y lo que contamina por tal y se que los vuelos caseros de menos de 4oo millas son antiproducentes.
Todo ha de volver al orden natural de las cosas, de no ser así vamos directo a la hecatombe.
Un abrazo

Rodericus dijo...

Me refería a que si un "liberal de salón me oye decir que todo el mundo tiene que tener un salario digno por su trabajo, me llamaría despectivamente "comunista"

Aunque yo estoy más cerca de los mencheviques y los marinos de Kronstadt.

Un abrazo.

Tot Barcelona dijo...

Jajaja, vale RODERICUS