SÓNSOLES, SI YO HE PODIDO CUALQUIERA PUEDE SER PRESIDENTE (sic)

lunes, 30 de mayo de 2022

Las balas no tienen nombre, pero siempre tienen destinatario (Cosecha propia)



No soy partidario de borrar ciertas cicatrices de la ciudad. Les pongo un ejemplo: en la confluencia de la calle Cardona con la calle Luna, quedan señales de un encarnizado enfrentamiento de la guerra in-civil.

Se que han pasado muchos años de aquello, afortunadamente, pero creo que es bueno dejarlo tal y como está porque siempre se podrá explicar a quien no lo sepa lo que una vez sucedió y no ha de volver a suceder.

Las balas no tienen nombre, sin embargo siempre tienen destinatarios, es una cosa a tener en cuenta.

No soc partidari d'esborrar certes cicatrius de la ciutat. Els deixo un exemple: a la confluència del carrer Cardona amb el carrer Lluna, queden senyals d'un encarnat enfrontament de la guerra in-civil.

Se que han passat molts anys d'allò, afortunadament, però crec que és bo deixar-ho tal com està perquè sempre es podrà explicar a qui no ho sàpiga el que un cop va succeir i no ha de tornar a succeir.

Les bales no tenen nom, però sempre tenen destinatari, és una cosa a tenir en compte.


15 comentarios:

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

En aquest caS - afortunadament - el destinatari va ser la pared.

Salut.

carlos portillo - podi-. dijo...

Nunca había reparado en ello, a pesar de que durante una época pasaba a menudo por la zona.

podi-.

Tot Barcelona dijo...

Cert, FRANCESC PUIGCARBÓ, pero els proyectils portaban remite ¡¡¡
Una abraçada

Es más que normal, CARLOS PORTILLO -PODI-, creo que por esa esquina había un Sindicato, no se si el de ebanistas, el de la madera estaba en Poble Sec (según mi madre), y en aquella esquina, también según ella, no se en que bajos, había, por lo que parece el sindicato que te he señalado.
Si te fijas, los proyectiles eran de calibre grueso, no eran simples balas de fusil, pues los orificios que han dejado en la pared así lo señalan.
Salut

Francesc Cornadó dijo...

Las piedras suelen conservar mejor la memoria que muchas mentes, habitualmente dispuestas a olvidar y repetir las atrocidades del pasado. Creo que hay que convervar estas señales, aunque sean manifestaciones de una barbarie.
En Barcelona, desgraciadamente, hay demasiadas señales; pienso en la plaza Sant Felip Neri.
Salud
Francesc Cornadó

car res dijo...

Y yo que creía que era carcoma y dejadez. Con un poco de cemento y todo arreglado, hay que poner Barcelona guapa.
Saludos.

Rodericus dijo...

Tienes razón, el sindicato de la madera estaba en la calle Salvá.

Esas huellas de disparos deben corresponder a los líos de Mayo del 37 entre cenecistas y comunistas, una guerra civil dentro de otra.

Por cierto, menuda dispersión de disparos, no habla demasiado bien de la puntería del que disparaba.

No soy partidario de borrar esas cicatrices.

Un abrazo.

Mayte dijo...

Creo que hay ciertos detalles que han de figurar en el panorama de la ciudad, FRANCESC CORNADÓ, no está demás recordar ciertos actos de barbarie.
Un abrazo

Esta no la rebozaría, acaso la cubriría con metacrilato, CAR RES. Hay cicatrices que han de quedar para que no se nos borre de la memoria que es lo que pasó una vez.
Un abrazo
Salut

Es una pared curiosa, RODERICUS, que me trae recuerdos porque preguntaba que era aquello, y mi madre conocedora del paño, sabia muy bien lo que era, le pilló la guerra con un poco más de vente años.
Ya te digo que no se a ciencia cierta a que sindicato pertenecía, pero que había uno por allí es seguro, y seguramente, como se odiaban entre ellos, esto no es nuevo, había sus rifis-rafes de rigor...pero ojo la munición que gastaban, que no eran balines...
Un abrazo

Tot Barcelona dijo...

Perdón, que he contestado desde otra terminal ¡¡¡
Miquel

Rodericus dijo...

Echa un vistazo al enlace :

https://www.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/barcelona-mayo-de-1937-la-debacle-anarquista_m238rRNNG5q9UbC4qrYrq2/

Fue el intento de exterminio de la CNT por parte de los comunistas. La división entre las izquierdas no es de ahora, Miquel. Al calor de aquella violencia, los comunistas que seguían las directrices de Moscú aprovecharon para exterminar a los del POUM y asesinar a Andreu Nin.

Y todavía hay quién se pregunta porqué la República perdió la guerra.

Un abrazo

Rodericus dijo...

Aquí, fotografías de aquellos días de Mayo :

https://www.bing.com/images/search?q=mayo+1937+barcelona&qpvt=mayo+1937+barcelona&form=IGRE&first=1&tsc=ImageHoverTitle

Por suerte, Barcelona estaba llena de corresponsales de prensa extranjeros que dieron fe gráfica de lo que pasó.

Porque si no, todo este desastre se habría "tapado" por parte de los comunistas.

Abrazos.

Tot Barcelona dijo...

Ostras, muy interesante RODERICUS!
Gracias

Daniel F. dijo...

¿Qué pensamiento puso en movimiento esas balas? ¿ a quien beneficiaban?

Un saludo

Tot Barcelona dijo...

Esto, DANIEL F, forma parte de los misterios del poder.
Un abrazo

Fackel dijo...

Las balas nunca son impulsadas por el pensamiento, y menos por la racionalidad. Error mío: hay un pensamiento, una racionalidad, una moral, un sentido adecuado a cada interés. El interés domina. El interés está dispuesto a defenderse con balas.

Tot Barcelona dijo...

Buena conjetura, FACKEL.
Una abrazo
Salut