UNO SE VUELVE VIEJO, SIN DUDA, PERO ¿QUIÉN SE VUELVE JUICIOSO?(Mefistófeles a Fausto)

jueves, 5 de mayo de 2022

Frente a la Estación de Francia. Años 50

 
2022






14 comentarios:

Alí Reyes dijo...

La calle la redujeron para hacer una caminería... eso creo

carlos portillo - podi-. dijo...

Un lujo de fotografía, el adoquinado, el taxi (con una configuración de colores ligeramente diferente), la sensación de toque de queda nocturno que se notaba en todas las poblaciones,... la modernidad nos ha traído demasiados elementos como para apreciar tan solo uno.

podi-.

Tot Barcelona dijo...

Es otra forma de ver las cosas, ALI REYES. Creo que las fotos en blanco y negro tienen cierta personalidad
Un abrazo
Salut

Si, lo es, CARLOS PORTILLO -PODI-, se nota algo triste, pero es muy bonita.
No se quien es el autor. Lo siento
Un abrazo

car res dijo...

Lo que ha cambiado la zona, entre las dos fotos. El trajín continuo de personas y cosas, en los cincuenta. La emigración, el Borne .En la segunda, el carril bici como símbolo de la actual ciudad y su nuevo estilo de vida. Me gusta pedalear por él, ahora el movimiento de personas es diferente, ya no hay las maletas de cartón o madera, de la miseria. Chicas y chicos, en bici, turismo ecológico en grupos en armonía con el entorno, la mejor manera de ver una ciudad.
Saludos.

Tot Barcelona dijo...

Afortunadamente el cambio se ve, CAR RES. Y es lo que dices, aquello fue un trajín de maletas e ilusiones.
Hoy todo es diferente.
Un abrazo

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

La foto de fa 50 anys és molt més bona que l'actual.

Salut.

Tot Barcelona dijo...

Sense cap mena de dubte, FRANCESC PUGCARBÓ.
Salut

Fackel dijo...

No sé si bajo los adoquines estaría la playa, pero seguro que sí otra Barcelona. O ninguna. O nada.

Rodericus dijo...

Un contraste tremendo, la fotografía actual da sensación de suciedad inapropiada en la calle, por no hablar de pintadas, grafitis, etc.

La vieja fotografía me inspira la paz de una ciudad que descansa a la espera de un nuevo día, muy lejos del manicomio ruidoso y esperpéntico que es hoy el centro de Barcelona.

Tiempos aquellos en que el único ruido que se escuchaba de madrugada era el chuzo del sereno golpeando rítmicamente la acera.

Un abrazo.

Tot Barcelona dijo...

Seguro había otra Barcelona, FACKEL.
Todo cambia y nostros con el todo.
Un abrazo

Más tranquilidad sin duda, RODERICUS. Hoy no se puede vivir ni dormir en la Ribera, sólo hay que darse una pequeña vuelta por ahí.
Un abrazo
Salut

Francesc Cornadó dijo...

Las fotos en blanco y negro resaltan las texturas y los brillos. El paisaje ha cambiado y las formas de movilidad. Ahora se ven demasiados trastos urbanos.
Salud
Francesc Cornadó

Tot Barcelona dijo...

Las fotos en blanco y negro son mucho más nítidas, al menos eso creo, FRANCESC CORNADÓ. Hablan a las personas de otra manera.
Un abrazo

Marga Iriarte dijo...

La foto del 50 es una invitación a imaginar una historia de amor o de polis malos y poli bueno, de viajes sin regreso.
Me encanta, a otra foto es tan anodina que pasas de largo sin mirarla.

Abrazos y pasa un buen fin de semana.

Tot Barcelona dijo...

Gran verdad, MARGA IRIARTE. Una foto de espías, como se diría ahora ¡
Un abrazo