LA PEOR TIRANÍA ES QUERER GUSTAR A TODOS.

jueves, 8 de abril de 2021

HIja de Sanchez Ruiz. "Especialidad en toda clase de gorras de uniformes"

 Barcelona es un compendio de sorpresas, y en ellas de oficios que han pasado a mejor vida. No me negarán que este cartel no es una prueba inmejorable. 

Si nos atenemos a la fecha del establecimiento, comienzos de siglo, y a los oficios de aquel entonces, me vienen a la cabeza unos cuantos...cartero, repartidor, farolero, acomodador de cine, conductor de carruajes, basurero, taxista, barrendero, inspector...

Les dejo con unas fotos del establecimiento que aún se conserva tal como lo ven, y otras de oficios que o bien se han extinguido o ya no llevan uniforme al uso.

Barcelona és un compendi de sorpreses, i en elles d'oficis que han passat a millor vida. No em negaran que aquest cartell no és una prova immillorable.
Si ens atenim a la data de l'establiment, començaments de segle, i als oficis d'aquell llavors, em vénen al capdavant uns quants...carter, repartidor, faroner, acomodador de cinema, conductor de carruatges, escombriaire, taxista, inspector...
Els deixo amb unes fotos de l'establiment que encara es conserva tal com el veuen, i altres d'oficis que o bé s'han extingit o ja no porten uniforme a l'ús.
















12 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Buena representación de oficios desaparecidos y muy buenas fotos, un reportaje fenomenal.
Bona nit, Miquel.

carlos portillo - podi-. dijo...

Todos llevaban gorras o sombreros, ya sea trabajadores que paseantes.

Ciertamente, se ha perdido la costumbre; hasta yo era un fanático de los sombreros pero llegó la bici y se hizo un poco incompatible.

PODI-.

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Temps era temps. Temps que ja no tornaran. Només ens queda la nostalgia.

Tot Barcelona dijo...

Este establecimiento y su fachada me tienen comida la moral, MTRINIDAD, me encanta ¡
Un beso y bon día

Ahhh, me gustan cantidad, CARLOSPORTILLO -PODI-, yo tengo unos cuantos, y de vez en cuando me los pongo
Un abrazo

Si, cert, FRANCESC PUIGCARBÓ, nostalgia com la canço.
Salut i bon día

Cayetano dijo...

Oficios de otros tiempos. Los mismos que se encargaban de felicitarte las fiestas cuando llegaban las navidades y el sueldo era escaso.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Las gorras y/o/de gorra.

Que se han acabado las gorras..., será puesta en la cabeza, porque en cierta "plaza *" cerca de la Catedral y entre Layetana y Ramblas hay muchos --no todos pero si una buena mayoría-- que sin llevar la gorra en la cabeza viven de ella **.

* En esa y en muchísimas plazas y calles mas
** Para los ingenuos ***: viven de ella = viven de gorra.
*** Los habituales de este blog no lo son pero por si lo lee alguno de la plaza.

Joselu dijo...

Tantos oficios desaparecidos... y surge uno que es el de grafitero que ensucia las paredes, las persianas, las fachadas, las puertas, como en una vendetta frente al formalismo, los uniformes, la urbanidad, el buen gusto, la buena presentación. Notas de nuestro tiempo. Salut, Miquel.

Tot Barcelona dijo...

Eso si que era cierto, al menos aquí CAYETANO. Venía el sereno, el farolero y el basurero con unas tarjetas navideñas puerta a puerta para que le dieras la propina...
Salut

Hay que viven de gorra, si, ANÓNIMO, pero tampoco se de donde sale la frase, aunque me imagino que sería de los que pedían y ponían la gorra en el suelo a modo de recipiente, no se.
Salut

También llevas razón en el detalle, JOSELU, vamos a ver: grafitero, pasea-perro-sin- recoger-la-mierda, sería otro; mea containers, otro; y ahora uno muy de moda, el "tira "hayá" donde te encuentres, la mascarilla". Si cierto, hemos cambiado de uniformes.
Salut

Anónimo dijo...

Lo que yo tengo entendido sobre lo de ir de "gorra".

Antaño la gorra era de proletario y el sombrero de señor.

En los carruajes iban los señores y los conductores y el servicio que eran los que conducían el carruaje y llevaban una gorra.

En las antiguas fondas de postín habían dos tipos de comedores donde estaban comiendo los señores y aparte los criados, y cuando el posadero les traía la cuenta decían yo voy de gorra, dando a entender que ellos no "tenían ni cinc", que pagaban los "señores".

Anónimo dijo...

De que me suena no tenían ni 5.... a la mujer del muy orinable enano.
La de los misales que país que país.

Tot Barcelona dijo...

No sabía la anécdota , ANÓNIMO, es posible que así fuera, gracias.
Y si, no hi ha, non tenim ni cinc...tot el tenim a Andorra....
Salut

Loam dijo...

Hola, TOT.

En la cuarta foto, en el cristal rotulado se reflejan dos balcones, uno con la senyera y otro con la estelada. Esa tienda debió tener un buen toldo, pues aun queda restos del mecanismo sobre la puerta.

Décima foto. Muchas abultadas carteras debió acarrear ese cartero, obsérvese el inusual pliegue en su cuello.

Magníficos testimonios fotográficos ante los que uno exclama espontáneamente: ¡cómo pasa el tiempo!

Salud