RECORDAR ES DEJAR DE VIVIR (Segundo Serrano Poncela)

miércoles, 28 de septiembre de 2022

Los "otros" trabajadores del aeropuerto. Cetreros. Prat


No hay mejor sistema para ahuyentar las palomas que los halcones. Les explico: cuando un piloto divisa en la linea de aterrizaje, o sea en su aproximación al aeropuerto, que hay muchas palomas, garzas o estorninos volando por los alrededores llama a la torre de control anunciando su vista.

Esta se pone en comunicación con los cetreros del aeropuerto, en El Prat hay tres con sus correspondientes halcones, y los cetreros van con las águilas en unas furgonetas adecuadas, a darles un paseo a la cabecera de la pista donde han sido vistos los animales.

Cetrero de El Prat

No hi ha millor sistema per foragitar els coloms que els falcons. Els explico: quan un pilot divisa en la línia d'aterratge, o sigui en la seva aproximació a l'aeroport, que hi ha molts coloms, goles o estornells volant pels voltants crida a la torre de control anunciant la seva vista.

Aquesta es posa en comunicació amb els falconers de l'aeroport, al Prat n'hi ha tres amb els seus corresponents falcons, i els falconers van amb les àguiles en unes furgonetes adequades, a donar-los un passeig a la capçalera de la pista on han estat vistos els animals.




                              

Falconer de  l´Prat

14 comentarios:

Paco Castillo dijo...

El halcón; bellísima y poderosa rapaz. A veces diviso un halcón peregrino en un monte cerca de donde vivo, y me quedo fascinado viéndolo volar, en ocasiones va como un rayo si se dispone a cazar.

El célebre Félix Rodríguez de la Fuente fue el pionero con esta técnica en los aeropuertos españoles, fue el primero que lo propuso para la Base de Torrejón. Y funcionó... vaya que funcionó.
Salut, amigo Miquel.

carlos portillo - podi-. dijo...

Me dejas bien sorprendido; no imaginaba que en un aeropuerto utilizaran halcones más allá que su liberación al ecosistema de manera genérica. Su actuación en el momento preciso es lo que no imaginaba que se hiciera.

podi-.

Tot Barcelona dijo...

No lo sabía, PACO CASTILLO, ya ves que aquí se utiliza su método.
Un abrazo y gracias por hacernos compañía

Tot Barcelona dijo...

Viejos métodos para nuevos tiempos, CARLOS PORTILLO, PODI,
Salut

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Si la cosa funciona, no la cambiemos. Por cierto, bonita palabra: cetrería, en català falconeria, ja no son tan bé.

Salut.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Bon dia Miquel:

Precioso animal, que bien que le dan uso para espantar otras aves y que no hayan accidentes aéreos.
Buen miercoles, abrazos.

Joselu dijo...

Es sorprendente que un arte tan antiguo, no sé si medieval o anterior, complemente y dé solución a un problema de las aeronaves en pleno siglo XXI. Halcones y Boeings juntos en el cielo del Prat. Saludos.

car res dijo...

Estos animalitos, tienen muy mala idea, degüellan a una paloma en un instante, con su pico curvo y sus poderosas garras, no es nada agradable
el espectáculo, pero si evitan posibles accidentes, hay que mirar para otro lado.
Saludos.

Tot Barcelona dijo...

¡E la nave va¡, FRANCESC PUIGCARBó
Salutte

Buen miércoles, MTRINIDAD. Todo bien, de momento
Un beso

Convengo contigo, JOSELU. Sorprendente como un oficio tan antiguo converge con algo de última generación.
Un abrazo

Ahhh, los animalitos, CAR RES...miraremos para otro lado, los humanos somos expertos en ello..
Un abrazote

Rodericus dijo...

Un buen trabajo y bien pagado.

Ya hace muchos años que funciona este sistema en los aeropuertos más importantes, y aun así hay problemas.

Hace dos o tres semanas, un avión de Ryan Air tuvo que regresar en emergencia a El Prat.

Nada más despegar por la tercera pista y en plena ascensión en dirección al mar, se tropezó con una bandada de gansos. Uno de los motores se "tragó" a uno de ellos y perdió potencia. Realizó un vuelo en forma de hipódromo sobre Barcelona y el Besós y volvió a aterrizar en la misma pista sin problemas. Al revisar el aparato, se encontró otro animal empotrado en le tren de aterrizaje delantero.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Lastima que los halcones solo sirvan para espantar las aves.

Porque si pudieran espantar a los gansos inútiles que deambulan por el Parc de la Ciutadella, la parte trasera de la Catedral y tantos y tantos pueblos de este país creo que otro pelo nos luciría, y así nos quedamos solo con los gansos útiles y que den un fruto y valor añadido a la ciudadanía.

Lastima que esto no sea posible, aunque si lo fuera no habrían suficientes Halcones.

Saludos

Manuel

Tot Barcelona dijo...

No sabía RODERICUS.
Estoy con el enlace de Tuitter de los controladores y no leí nada , pero es casi normal esto de los patos; pasa también con los gorriones, las palomas y los estorninos.
Un abrazo

jajajajaja no seas malo MANUEL...ya sabes que los dinosaurios se comen a los halcones..¿qué quieres?, que nos quedemos sin fauna.
Un abrazote

Noxeus dijo...

Sabéis si espantan a los cuervos?
Lo digo porque si fuera el caso, podrían poner un par de ellos en el Parlament, que está llenándose de mierda de estornino y graznidos de cuervo.

Tot Barcelona dijo...

Jejejeje.. dolent!!! NOXEUS molt dolent