HEMOS PASADO DEL PROLETARIADO AL PRECARIADO.
(Cosecha propia)

jueves, 26 de agosto de 2021

Cuentos de Navidad. El director de la sucursal del BBVA

 


Hoy ha venido a comprar a la tienda donde presto mis servicios, una carnicería, el director del banco con el que trabajo.

Primero de todo, antes de atenderle, le he hecho sentar en una silla , pues yo hacía otras labores y estaba atento a la pantalla del ordenador; suele suceder cuando uno se presenta sin pedir hora.

Al finalizar mi tarea, después de unos vente minutos largos, le he preguntado que deseaba, a lo que me ha respondido que unas hamburguesas.  

Le he respondido que las hamburguesas ahora sólo las vendemos los viernes. Me ha pedido longanizas, le he dicho que las longanizas sólo las facturamos de lunes a jueves, de 8´30 a 11 horas. En vista del imposible me ha pedido un pollo a cuartos. Le he dado el pollo, las tijeras, el cuchillo y la bolsa de residuos, y le he comentado que se lo tenía que cortar él. Me ha respondido que no lo sabía hacer, que era mi trabajo. La respuesta me ha dejado estupefacto y le he contestado que por ser la primera vez le ayudaría, pero que en lo sucesivo lo deberá hacer él sólo, que para eso está disponible la página web de la tienda y en la app las instrucciones para hacerlo.

Ha puesto cara de poca conformidad y ha pedido hablar con el encargado. Imposible, le he contestado, para hablar con él ha de pedir hora y esta sólo se da con cita previa que encontraría también en la página web de la carnicería.

Al final se ha llevado el pollo troceado y una morcilla. Le he cobrado por los dos productos, más la comisión de mantenimiento, y la atención prestada, ya que no tiene la cuenta el "Entrecot Master Plus", cuenta que te compromete a comprar dos "Entrecots Masters Plus" quincenales.

Dice que a la clientela hay que tratarla mejor, y que seguramente no volverá.

Lo que no sabe el director del banco, es que el Gremio de carnicerías de  Barcelona trabaja bajo los mismos parámetros, las mismas comisiones, las mismas ordenanzas y los mismos precios y comisiones establecidas de antemano.

39 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Bien por el carnicero, un diez.

A fin de cuentas es lo que hacen en los bancos y caixas, cobrar comisiones por todo y decir que son para el mantenimiento de la cuenta.

Mi padre, cuando quería ofender a álguien le decía banquero...!!!
Bon dia Miquel i bon dijous, petons.

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Un conte ben contat, i malaraudament així és el tracte a la inversa que es va al Banc.

carlos portillo - podi-. dijo...

Y lo perverso de la situación es que en los diferentes trabajos que llevan está evolución, son los propios empleados los encargados de aleccionar a los clientes para que éstos aprendan a prescindir de los empleados y que esto comporta no que el empleado se esté de brazos cruzados, bueno sí,... pero en su casa y no por teletrabajo.

podi-.

Fackel dijo...

Muy bueno, Miquel, donde las dan las toman. Los bancos ya no estarán con actitud presencial -negocios de vis a vis aparte- dentro de poco tiempo. No sé si a continuación irán en cadena otro tipo de establecimientos -el concepto de servicio nunca acabo de encajarlo en lo que son compraventa en todo y servir pues no sé si sirven, al menos socialmente, pero ya sabes cosas del lenguaje- pero acaso la ficción que nos transmites se materialice por la misma senda bancaria. No quiero ni pensarlo. Antes muerto que imbécil del todo.

Tot Barcelona dijo...

MTRINIDAD:
Ahora los bancos te tratan con indiferencia total. A veces creo, les somos una carga y no un beneficio.
Un beso y buen jueves ¡¡

FRANCESC PUIGCARBÓ, és té que anar hi per veure com et traten, no les importem gens ni mica. I a més no et donen servei en moltes ocasions, pero molt que tinguis las pasta en la seva casa.
Salut

CARLOS PORTILLO -PODI-
Es muy triste que les veas detrás de la ventanilla , y que ellos estén observando como los abuelos se pelean con las terminales, pues en según que bancos, yo hablo por el BBVA, tienes que hacer las operaciones de pago con los cajeros automáticos, de pie y con cien números a insertar.
Es una desatención total. No se si en todas las sucursales, pero en la de Sant Antoni es una porquería y una tristeza enorme ver como se trata y penaliza a la gente. Se le trata mal, y se le penaliza por ser mayor o tener un saldo pequeño.
Un abrazo

Va por el camino de la globalización, FACKEL. Nos pasa en los trasportes públicos, al menos en Barcelona. Ya no hay taquillas, ni jefes de estación, como había antes en el metro. Ahora si te pasa algo te encuentras sólo/a.
Este es el camino.
Sólo cal esperar.
Un abrazo
Salut

car res dijo...

Lo que está claro, es que los trabajadores cumplen ordenes, los despidos son continuos al igual que el cierre de oficinas. Un tanto por ciento de los clientes no les interesa, se acabaron los tiempos en que el tipo de interés daba margen para obtener beneficio, al contrario es negativo, implica que es el cliente el que tiene que pagar por tener su dinero en una cuenta. Así que seamos realistas y no pidamos peras al olmo.
Actualmente, es un negocio en crisis, el bancario. Se defiende con la banca online.
El gobierno dice que abrirá un banco estatal, que lo haga. Al menos para pagar a funcionarios y pensionistas, añadiendo los pueblos donde no hay ni un mísero cajero.
Saludos.

Anónimo dijo...

a veces pienso en los trabajadores de los bancos, los que te atienden en ventanilla, los que obedecen ordenes, y dan la cara, pienso que no tienen vergüenza ni dignidad.

Tot Barcelona dijo...

NO te llevo la contraria, ni niego lo que dices ni pongo en duda tus explicaciones, CAR RES, pero resulta que nos obligaron a a tener una CTA CTE domiciliada para ingresarnos la semanada; nos obligaron a tener una cta cte para los pagos porque ninguna empresa pasa por tu casa a cobrar (agua, gas, teléfono, electricidad, mutua, seguros, canales de tv..etc); nos obligaron a pasar por banco absolutamente todo, de tal manera que no se puede pagar en efectivo por más de 1.500 euros en este momento. Es de lógica que usemos el banco y que hagamos preguntas y que tengamos problemas, y de lógica también que hayan personas que no dominen el lenguaje del ordenador, como no todos tienen el carnet de conducir de camiones.
Lo que no es de recibo es ver las colas en las calles de personas de edad avanzada, muchos con problemas de salud, haciendo cola y peleándose con el cajero porque este se les hace incomprensible, y eso cuando el cajero funciona, que en muchas ocasiones ni va, ni se le espera.
Un abrazo

Rodericus dijo...

Completamente de acuerdo. Ahora los bancos nos tratan como a siervos.

Ayer la señora estupenda pasó por la oficina mas cercana del BBVA a nuestro domicilio, a algo mas de un kilómetro de distancia ( hasta el 19 de Julio, había una a 200 metros ) para resolver papeleo propio de su negocio.

Volvió jurando en arameo por la mala atención recibida, y con una dirección de correo electrónico mal escrita en una hoja de papel : a partir de ahora, cualquier gestión hay que solicitarla a través del mencionado correo. No hay ya atención presencial ni telefónica.

Y no es solo el BBVA, el resto va por los mismos derroteros. Antes de vacaciones, una clienta mía, trabajadora de Bancaixa, me relató las presiones de la dirección para recortar los sueldos, los derechos laborales, y prejubilar forzosamente a algunos trabajadores.

Esto es el fin de una época, los bancos supervivientes han ganado la guerra, y nos toca pagar a los consumidores y trabajadores las facturas.

¿ Donde están los "sindic de greuges" el "defensor del pueblo", el "ararteko" y todos esos defensores del ciudadano tan bien pagados ?.

Menuda siesta la suya.

Totbarcelona dijo...

Lo que hay es lo que les dejamos hacer, RODERICUS, por esto no hay manifestaciones; entiendo a los jóvenes que todo lo hacen por internet, pero los jubilados sólo nos quejamos cundo la IMSERSO no ha abierto las puertas a los hoteles, ya te digo que el sistema nos ha ganado la partida.
Un abrazo

Tot Barcelona dijo...

Pienso, ANÓNIMO, que están acojonados/as (ahora hay que ser trasversal). Los que no es óbice para sentir por nosotros los jóvenes y los viejos, entre los que me cuento, poca compasión, porque les hemos dejado hacer lo que les viniera en gana.
Le hemos permitido todo, todo, incluso que nos jodan de pie a la puerta de un cajero haciendo cola, con lluvia y frio, y les hemos permitido no poder hacer uso de nuestro dinero según a que horas y según que días, porque te han dicho que fueras al cajero. Si hubieramos hecho manifestaciones por la falta de atención del banco hacia nosotros y hubiera venido la prensa y los medios, ya se hubiera quedado abierta las ventanillas, sólo por la mala imágen del banco.
Pero les hemos dejado hacer, y ahora no hay vuelta atrás.
Un saludo
salut

granuribe50 dijo...

Muy buena la parábola y muy oportuna.

Lo digital y online acabará con mi paciencia, y menos mal que sé algo (poco) de ordenadores, que si no... Y en lo presencial —la que más conozco es La Caixa—, en el barrio había antes una en cada esquina. Ahora he de ir a un kilómetro, para encontrarme con unas especies de salas de estar absurdas y una azafata que te pregunta qué quieres. Al final, después de esperar un buen rato en una de las butaquitas que decoran el local, sale un tipo al que no has visto en tu vida (y quizá no volverás a ver nunca) provisto con un ordenador portátil y el hombre se ha de poner al día de tus asuntos. Pero al final, indefectibleemente, te acaban enviando al cajero automático que hay en la calle, para que pagues recibos o multas pendientes, previo tecleo de largos códigos, o saques la pasta (con las colas que genera y el peligro que conlleva de que te atraquen en cuanto te marchas de allí, por si no fuera suficiente el atraco de los del banco).

Tot Barcelona dijo...

Es lo que digo, GRAN URIBE, se lo hemos permitido, y ahora no hay vuelta atrás.
A veces pienso en los invidentes, o en los que van en silla de ruedas y tienen que guerrear al aire libre con la mierda del cajero, a solas y sin ayuda.

Antes mirabas para atrás, nos atracaban por la espalda, ahora nos atracan desde dentro. Es como lo veo
Un abrazo

Manuel Marina dijo...

Un banco es como un lugar donde te guardan las gallinas. Pero les debes llevar el maíz para darles de comer. De los 50 huevos que ponen cada día TUS gallinas, ellos se quedan 40. Y los 10 restantes que te dan, son los peores(rotos, feos, sucios....).

Totbarcelona dijo...

Buena parábola, MANUEL MARINA
Salut

Bertha dijo...

- Un relato genial y para muestra un botón: en este caso un pollo...y demás.
De verdad que ya hartan y mucho, no hay empatia en estre gremio de la banca.

Pues aunque estoy quemando los últimos días de agosto, siempre voy leyendo alguna entrada.

Un abrazo aun el calor machaca.

Anónimo dijo...

Muy buena la entrada Miquel, porquería de bancos y ya ni te cuento la atención durante el mes de agosto para los que todavía resistimos.
No quieren el dinero en cuenta, lo que quieren es que inviertas y pierdas, es decir, que vaya a sus bolsillos.
Pandilla de ladrones, y no me refiero a los pobres bancarios sino a los de arriba que son los que nos mangonean y se quedan con la pasta.

Que tengas un buen día.
Adriana

Tot Barcelona dijo...

Lo se BERTHA, y te agradezco que nos dejes alguna palabra.
Gracias por estar con nosotros.
Salut

Si, ADRIANA, tal como dices. Lo que quieren es que pongas tu dinero en sus acciones, jugar con él, y dejarte sin un céntimo.
Sino lo haces, siempre serás un objeto no rentable.
Un abrazo y gracias por tu tiempo
Salut

Anónimo dijo...

Te dejo el artículo de A. Pérez-Reverte: "Abuelos bajo el sol"
www.xlsemanal.com/firmas

Adriana


Totbarcelona dijo...

Gracias, ADRIANA, ahora lo leeré
Un abrazo

Paco Castillo dijo...

Y acuérdate del tristemente famoso rescate a la banca ( el "crédito bancario" que decía Rajoy...) que nos costó 65.000 mil millones, sacados en su mayoría de los fondos públicos, vamos, pagados por toda la ciudadanía y que nunca veremos retornar.

Eso sí, deja tú de pagar la hipóteca por insolvencia (paro, etc), ya verás donde te manda el Banco, a la PUTA CALLE, espérale sentado a que te rescate, como hicimos nosotros con ellos, espérale que vas listo...

Salut Miquel.

Totbarcelona dijo...

Lo tendré en cuenta, PACO CASTILLO, para cuando quiebre la carnicería, que por mi mala gestión la paguen los clientes de su bolsillo.
Gracias
Un abrazo

Anónimo dijo...

España, tras el profundo proceso de reestructuración acometido tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, está lejos de los primeros puestos del ranking, con una cifra de 207 bancos. El proceso de concentración se muestra también en que estas entidades cuentan con 186.982 empleados, la quinta cifra más alta de todo el bloque común. Por delante de España se sitúan sólo Alemania, Francia, Reino Unido e Italia. En total, el sector bancario europeo da trabajo a 2,8 millones de personas.

Loam dijo...

Sencillamente genial. Ya sólo falta que, la próxima vez que el banquero acuda a la carnicería le atienda una compleja máquina expendedora de carne, con las instrucciones en letra minúscula. Si todos los gremios hacen lo mismo, me parece a mí que los banqueros van a pasar mucha hambre.

Salud

Totbarcelona dijo...

Buen análisis, ANÓNIMO, que nos ayuda a comprender la cantidad de bancos y el porqué de su desaparición en lo referente Asus sucursales.
Gracias

Gracias LOAM.
Un placer leerte.
Un abrazo de corazón.
Salut

car res dijo...

No te preocupes, que ya pronto tendrás que pedir cita previa, para que te preparen la ternera a tu gusto. En Mercadona todo está cortado y empaquetado.
En Esplugues, aún queda una que lo hace y mira por donde es caballar. Te dejo el enlace, más de 50 años que está abierta y con todas las crisis, sigue abierta.
Saludos

https://www.google.es/maps/@41.377519,2.0868978,3a,37.3y,192.86h,88.03t/data=!3m6!1e1!3m4!1s8gwSu4YuGXVCwnJ0vzRyfg!2e0!7i16384!8i8192

Luis Antonio dijo...

Me encanta tu sentido del humor.
Saludos

Tot Barcelona dijo...

Que bueno, CAR RES, está si que me gusta
Gracias por el enlace
Salut

Es que estos de los bancos, LUIS ANTONIO, son malos malotes.
Un abrazo

Anónimo dijo...

No nos anclemos en el pasado; las Oficinas con 30 o 40 empleados ya son historia; entonces pagaban hasta un 15% de intereses por un plazo fijo, pero esto, para bien o para mal, ya es historia. Adaptémonos a la realidad actual; es la misma que la europea (no hay grandes diferencias); es más, me atrevería a afirmar que los que hacen colas en los Bancos o Cajas, son los mismos que hacen cola para sellar la Bono Loto (y ahí no hay quejas), o en las tiendas de telefonía para que les enseñen a mejorar las prestaciones de su teléfono móvil.

Mi nombre es Mucha dijo...

No vivo en Barcelona no entiendo mucho lo que cuentas
tendré que aprender el español de Uds es diferente al resto

Totbarcelona dijo...

Pero convendrá de que si uno tiene su dinero, poco o mucho, en un banco, y además es persona mayor, con deficiencias en cuestiones tecnológicas, lo que desea es que se le ayude. No todos están, estamos, preparados y|o con Internet desde casa, que esta es otra.

Loam dijo...

Toda intermediación tecnológica se traduce en una merma de las relaciones sociales. No se puede hablar con las máquinas, ni preguntarles qué tal está la familia, ni tomarse un café con ellas. Es posible que terminen por convertir la sociedad en un amasijo de robots obedientes, pero ya no será ni sociedad, ni humana.

Salut

Tot Barcelona dijo...

Ya sabes, MUCHA, que en cada país tiene su forma particular de hablar.
Gracias por estar

Completamente de acuerdo, LOAM, además de deshacer la raíz de las relaciones, nos hace más inhumanos.
Completamente de acuerdo.
Gracias por estar y compartir
Salut

Anónimo dijo...

Vamos a ver; os guste o no os guste, estamos en 2021; ni en 2011, ni en 2001, ni en 1991 ni muchos menos en 1981 (afortunadamente); vivamos el presente y dejemos la nostalgia para otra ocasión. Renovarse o morir. Además, se pueden hacer cursos GRATIS de informática para la gente que tiene pocos o nulos conocimientos. Viva el progreso. El que quiera hacer tertulia, que se junte con los amigos o con la familia, pero los comercios o entidades bancarias no están para eso.

Tot Barcelona dijo...

ANÓNIMO, creo que tenemos puntos de vista dispares, eso no nos hace mejores ni peores, pero resulta que hay muchas personas, muchas, pero muchas que aquí, me refiero en Barcelona pero se da en toda la península, que no tienen, no pueden o no reciben señal de internet; por otro lado, hay personas que no pueden ponerse al día, porque somos una sociedad mayor y envejecida, y otros que quieren les den servicio de ventanilla. Así de sencillo.
salut

Alfred dijo...

Muy bien lo de pagarles con la misma moneda.

Un saludo.

Tot Barcelona dijo...

UN saludo, ALFRED.
Salut

Jordi Barceloneta dijo...

Estupendo análisis, hace tiempo que no leo algo tan bien parido.
Gracias Miquel !!

Tot Barcelona dijo...

A ti por estar entre nosotros, JORDI BARCELONETA
Salut ¡