CUANTO MENOS APORTA UN POLÍTICO MÁS PRESUME DE BANDERA.
(Proverbio arameo)

jueves, 29 de julio de 2021

Una de picaportes de Barcelona. Un bien preciado que desaparece.

 Cuando a partir del primer cuarto de siglo del 1.800 se empezaron a construir edificios de más de dos plantas en Barcelona, en las puertas de los mismos, y para llamar la atención de los inquilinos y evitar que las personas que portaban algún mensaje hubieren de subir escaleras se diseñaron unos dispositivos, dado que la electricidad en nuestra ciudad no empezó a prestar servicio como tal hasta principios del 1.900. 

En corto espacio de tiempo se les denominó "pica-portes". Su nombre indica que clase de servicio prestaba.

La técnica consistía en dar tantos golpes secos como plantas tenía el edificio y "repicones", como tantas puertas hubiere. Así, si la persona vivía en el tercer piso puerta segunda y este edificio tenía una planta denominada principal, el cartero debía de hacer sonar cuatro golpes secos y separados entre si, para después hacer dos "repicones" seguidos.

Los picaportes eran las señas de identidad de una finca. Siempre proporcionales al poder adquisitivo de los vecinos y soliendo hacen maridaje con las puertas.

 Así, los tendremos de latón, hierro dulce, forja, cobre y, los más comunes, hierro colado.

Les dejo con una pequeña variedad y con alguna adivinanza. 

De los casi 700 que he fotografiado les pongo una pequeña muestra. Les diré, que el del caballo será imposible  verlo, pues para evitar su robo, la de la otra hoja de la puerta lo robaron,  está colocado por la parte interior de la finca, sita en el barrio de la Barceloneta, en la calle Pizarro 12.

Por este órden: el de la calle Ausias Marc es delicado y sublime ( Derecha del Eixample). El de Riera Alta ( Raval), económico; el de la calle Sombrerers (Ribera), de diseño futurista; el de la calle Juliá ( Montjuich), cubista; el de la calle Castells ( Casco Antiguo), es una mínima expresión; el de la calle Salsés (Horta), modernista; el de la Plaza del Pí ( Gótico), de casada; el de la calle Salvá (Horta), de prometida; el gaudiniano por excelencia, pues fue diseño suyo, en la calle Caspe 48 (Derecha del Eixample); el minimalista del Gótico, y el irónico de Poble Sec.

Quan a partir del primer quart de segle del 1.800 es van començar a construir edificis de més de dues plantes a Barcelona, a les portes d'aquests, i per a cridar l'atenció dels inquilins i evitar que les persones que portaven algun missatge haguessin de pujar escales es van dissenyar uns dispositius, atès que l'electricitat a la nostra ciutat no va començar a prestar servei com a tal fins a principis del
1.900. En curt espai de temps se'ls va denominar "pica-ports". El seu nom indica que classe de servei prestava.
La tècnica consistia a donar tants cops secs com plantes tenia l'edifici i "repicons", com tantes portes hi hagués. Així, si la persona vivia en el tercer pís porta segona i aquest edifici tenia una planta denominada principal, el carter havia de fer sonar quatre cops secs i separats entre si, per a després fer dos "repicons" seguits.
Els picaports eren els senyals d'identitat d'una finca. Sempre proporcionals al poder adquisitiu dels veïns i solent fan maridatge amb les portes.
Així, els tindrem de llautó, ferro dolç, forja, coure i, els més comuns, ferro colat.
Els deixo amb una petita varietat.
Dels gairebé 700 que he fotografiat els poso una petita mostra. Els diré, que el del cavall serà impossible veure'l, perquè per a evitar el seu robatori, la de l'altra fulla de la porta el van robar, està col·locat per la part interior de la finca, situada en el barri de la Barceloneta, al carrer Pizarro 12.
Per aquest ordre: el del carrer Ausias Marc és delicat i sublim ( Dreta de l'Eixample). El de Riera Alta ( Raval), econòmic; el del carrer Sombrerers (Ribera), de disseny futurista; el del carrer Juliá ( Montjuch), cubista; el del carrer Castells ( Barri antic), és una mínima expressió; el del carrer Salsés (Horta), modernista; el de la Plaça del  ( Gòtic), de casada; el del carrer Salvá (Horta), de promesa; el gaudiniá per excel·lència, perquè va ser disseny seu, al carrer Casp 48 (Dreta de l'Eixample); el minimalista del Gòtic, i l'irònic de Poble Sec.

























16 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Que chulos Miquel:
Un buen reportaje, muchas gracias, besos.


https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20160902/tres-toques-repique-5357194

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Este vocablo en su etimología es de origen catalán bajo denominación «picaportes» que quiere decir aldaba. ho he mirat perque m'ha sonat a català, pero jo sabia un 'trabalenguas' en castellá molt difícil de dir o escriure:

El picaporte de mi puerta está desempicaporteado, quien lo desempicaporteará, el desempicaporteador que lo desemportique buen desemporticador serà... més o menys, que és molt complicat.

Salut.

Tot Barcelona dijo...

Es que cada vez que se remodela alguna portería, MTRINIDAD, observo como se van sustituyendo estos aparatos que un día hicieron su servicio a la sociedad.
Y me sabe mal porque significó mucho para la industria de Barcelona en particular, y para los barceloneses en general, dado que era un medio de comunicación que sería triste perder.
Vamos en busca de nuevas tecnologías y nos deshacemos de obras magníficas, dignas de mantener y cuidar.
Un beso y bon día.

Tot Barcelona dijo...

jejejeje, si, i de reminiscencia árab, FRANCESC PUIGCARBÓ. Porta el vocablo "al" devant.
I "picaport" és si más no, "pica-puerta"
Se ens están perdent, ja hi veus. Poc a poc, cada vagada mé,s homogeinizen les portes.
Salut i bon día

car res dijo...

En casa, en Córdoba, teníamos una aldaba con forma de mano, no había timbre. Cuando, "llamaban a la puerta", te asomabas al balcón y bajabas, si convenía, quitaba la tranca, movias el picaporte y dejabas entrar al sanjuan, aún recuerdo toda la ceremonia y vocabulario.
Saludos

Fackel dijo...

Gracias, Miquel, por la interesante, aunque supongo somera, descripción geográfica de los llamadores. En efecto, las clases sociales se reflejaban en ellos como lo hacían también en los cementerios, por ejemplo. Aunque en estos las almas dejaron de llamar con el último suspiro.

Aldabas, picaportes, llamadores...diversos nombres, pero todos responden a una configuración diferente. Un caserón y palacio edificado en la Baja Edad Media, y destruido, Miquel, impunemente en y por el tardofranquismo, es decir en los 60 del siglo pasado, aún existía en mi infancia y la gente lo conocía por la Casa de las Aldabas. Leo por algún sitio:

"...Recibía su nombre por tener empotradas en su fachada once grandes aldabas de hierro, de unos veinte centímetros de diámetro, en una línea horizontal a dos metros del suelo, y otra más decorada en su portón, por el que se accedía a un amplio patio porticado." Es decir, se tratarían de aldabas circulares. Una variante expresa para edificios de alta alcurnia.

Los picaportes que había en las casas de mi barrio de infancia serían los de las fotos 5 y 8, sencillitos, aunque los había más sencillos.

Y sí, Miquel, cuando hablemos de la funesta dictadura padecida debemos de considerar la destrucción monumental y urbanística de las ciudades propiciada por la especulación inmobiliaria en aras de una pseudo modernización. Al menos en mi ciudad, aunque la apariencia de hoy parezca otra cosa, fue fatal e irreparable. Cuantos restos de piedra o de bronce no habrá en fincas de gente bien. Algunos adaptados en museos.

Un tema largo que algún día comentaremos más ampliamente. Un abrazo.

Fackel dijo...

http://artevalladolid.blogspot.com/2015/04/monumentos-desaparecidos-la-casa-de-las.html

http://domuspucelae.blogspot.com/2012/04/historias-de-valladolid-la-desaparecida.html


Por si lo ves de interés encuentro en la red esto.

Tot Barcelona dijo...

Quedan algunas en Córdoba, CAR RES, hice fotos, pero me temo que la mano globalizada de la civilización se hagan con ellos y los acaben de eliminar.
Hoy ya ni el interfono, porque se llaman por el Waspapp y se miran y se dicen cosas como estas: ¿por donde vas?, ¡voy paraallá¡ (todo junto), le contesta el otro.
Un abrazo

También hice fotos a algunos que me encontré en Valladolid capital, FACKEL. Similares en factura (ve a saber si de la misma fábrica) y con anillos en la mano izquierda, de prometida y de casada.
Algún historiador habrá de explicar el porqué de estos detalles que parecen tontos, pero que seguro esconden explicaciones no tan banales.

Me quedo con los enlaces. Uno lo tenía visto. El otro, no.
Un abrazote y gracias

Bertha dijo...

-Nunca ,te acostaras sin aprender algo nuevo.-Muy curiosa, esta forma de comunicarse , picaportes siempre hemos visto ,pero ignoraba este proceder para saber a que piso iba destinado .-Muchas gracias Miquel por compartir siempre esos instantes.

Un abrazo ando perdida entre mis cosas feliz verano

Tot Barcelona dijo...

Gracias a ti, BERTHA, por robar unos minutos y compartirlos con nosotros.
disfruta el verano y ten cuidado con esto de la pandemia.
Un abrazo
Salut

Anónimo dijo...

Rigoberto Picaporte, solterón de mucho porte

https://www.youtube.com/watch?v=Scka0RhnOSU

Rodericus dijo...

Creo que los de nuestra edad somos de los últimos que entenderíamos el código de golpes.

Cuando vivía con mis padres en la calle Hospital, ese era el medio de llamar. Al primer golpe, aguzábamos el oído para saber a que piso "picaban"

Era de hierro fundido con la forma de la mano y la bola, que golpeaban sobre un remache metálico

Cuando nos mudamos allá por 1.975 a la calle Córcega, en el vestíbulo ya había timbres, y al poco tiempo, la propiedad instaló el portero automático.

"Tempus fugit"

Loam dijo...

Preciosos picaportes, sí señor.

La puerta de la vieja casa donde vivo tiene uno casi idéntico al de la 7ª foto. Y funciona de maravilla. La puerta, que es de madera, hace de caja de resonancia y el sonido se oye en toda la casa con sólo golpear levemente. Hay quienes insisten en que ponga un timbre eléctrico, pero me niego, sé quién llama por la manera de golpear, cosa que con el timbre es imposible.

Salut i bon cap de setmana a totes i tots.

Tot Barcelona dijo...

jejeje, cierto ANÓNIMO.
No fue Segura uno de los más renombrados de los TBO´s , pero era ese, sin duda, uno de los personajes más bonitos del Pulgarcito
Salut

Si, RODERICUS. Todo va cambiando ala medida del tiempo, y este siempre huye de nosotros.
Un abrazo

Sigue negándote. Son las señas de identidad de la casa. No las cambies, al final, verás como todos lo agradecerán
Un abrazo LOAM
Salut

carlos portillo - podi-. dijo...

A veces bajamos de la higuera de una forma que nos parece increíble que hubiera habido tal higuera. Picaporte, claro... pica-portes... Mai no havia fet aquesta visualització etimològica d'una paraula ben coneguda. Si es que...

En mi finca había habido y continúa habiéndolos en los diferentes pisos, el del portal ya desaparició

Siendo cartero en los 90, yo mismo los usaba con las claves que nos has enseñado.

podi-.

Totbarcelona dijo...

Me alegra saber que has tocado muchos picaportes, son parte de la historia, CARLOS PORTILLO ,PODI,.
Un abrazo
Salut