CONTROLA LAS MATERIAS PRIMAS Y LAS FUENTES DE ENERGÍA Y CONTROLARÁS LAS NACIONES.
CONTROLA EL TRABAJO, EL HAMBRE , LA SALUD Y EL MIEDO Y CONTROLARÁS LAS PERSONAS.

sábado, 19 de junio de 2021

Sábado. El final que se avecina


 

17 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Muy triste, pero la realidad.


Muchos abrazos y BFDS.

Totbarcelona dijo...

Es lo real, MTRINIDAD.Lo real.
No agrada, però és el tipo de sociedad que nos ha tocado vivir.
Un besote

Cayetano dijo...

Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Que diría un vecino tuyo.
Un saludo. Feliz sábado.

Tot Barcelona dijo...

Los cortos, si están bien elaborados, son muy buenos, como los chistes, CAYETANO.
Para decir lo que quieren decir no hace falta mucho tiempo, y este corto es lo que solemos ver, y de lo que hablo cuando hablo de "aparcadero de ancianos".
Un abrazote y feliz fin de semana.
Salut

Joselu dijo...

Me ha impresionado vivamente este corto en que se confrontan dos lógicas bien diferentes. Probablemente si yo fuera el anciano, me suicidaría, lo tengo muy claro. En Holanda se estaba debatiendo hace poco el acceso al suicidio voluntario aunque no hubiera una enfermedad incurable o un sufrimiento físico insoportable, solo contaba la voluntad de una persona de querer seguir o no viviendo. Está claro que el protagonista no puede vivir en la calle, su rebelión existencial es imposible. Solo queda eso si no quiere ir a una residencia. Los motivos de los hijos los desconocemos, responden a una forma de vida bien diferente y tal vez sus problemas sean también muy complicados. Soy incapaz de juzgar... El vídeo presenta una visión maniquea pero desconocemos el fondo de las situaciones. Yo vivo con mi suegra que cada vez está más frágil pero sé que muchos maridos no aceptarían esta situación; en mi caso, siento que su presencia humaniza nuestra convivencia. No es fácil sacar consecuencias ni conclusiones que exoneren o condenen a los hijos. Salut, Miquel.

car res dijo...

Jo,que trágico de buena mañana,ni lo he acabado.Venga alegría,alegria..
Ya estoy preparando el arroz con carne,con mucho pimiento verde y rojo.
Saludos

Anónimo dijo...

Maltratar a un anciano es como maltratar a un niño.

Adriana

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Així és, la realitat es tossuda i cruel, i no te remei, com la veritat del teu veí.


Salut.

Anónimo dijo...

La culpa es de esa mujer a la que quiere tanto pero le deja la casa a los hijos.

Pero los hijos no tienen compasión por el padre que se tendría que haber quedado en la casa.

Las herencias en vida mal negocio.

Tot Barcelona dijo...

JOSELU: Tu perteneces a otra generación. La misma que a la de Francesc, que tuvo a los iaios en casa ; la misma que yo, que también los tuve, y en ocasiones con reticencias, ¿porqué no decirlo?, pero que jamás me planteó aparcarlos en una residencia.
Dices, y dices bien, que "No es fácil sacar consecuencias ni conclusiones que exoneren o condenen a los hijo", y estoy de acuerdo.
No son necesarias las culpas, pero aquí hay algo más que los hijos, también está el sistema que no ayuda a ayudar a que los hijos se "liberen" de la carga de los mayores. Se que comprendes lo que quiero decir.
Lo dejo aquí. Tendremos tiempo de seguir, y si, llevas mucha razón, los iaios humanizan el ambiente.
Un abrazo

Tot Barcelona dijo...

CAR RES: Es lo que hay, pero no sólo se ha de comprometer a los hijos, sino que el mismo sistema a de ayudar, y eso , al menos aquí, es imposible.
Venga alegría,
Un abrazo

De acuerdo , ANÓNIMO
Salut

No culpemos a nadie, ANÓNIMO. Pero fijémonos como se actua, y que haríamos nosotros en el lugar de ellos.
Un abrazo
salut

És aixó, agradi o no, FRANCESC PUIGCARBÓ
Salut

Francesc Cornadó dijo...

Es tan real como triste.
Abrazos
Francesc Cornadó

Tot Barcelona dijo...

Ciertamente, amic FRANCESC CORNADO.
Un abrazo muy fuerte

Marga Iriarte dijo...

Me afecta especialmente.

Abrazos

carlos portillo - podi-. dijo...

Sí, una historia triste.
Cuando hacía de voluntario para Cruz Roja, mirábamos de detectar personas mayores que vivieran solas y pudieran ser objetivo de una especie de seguimiento, el proyecto se llamaba RADARS.

Las personas que veías con mayor tristeza eran quienes tenían hijos y éstos no podían venir a verlos con mucha frecuencia porque vivían "lejos" - en Sabadell, por ejemplo. Nosotros estábamos en Barcelona -. Quienes habían vivido siempre o desde hacía muchos años solos era otro tipo de tristeza; no tenían que justificar a nadie que viviera "lejos".

podi-.

Loam dijo...

"Las personas son curvas", dijo el bueno de Jesús Lizano. Pero a veces, como los hijos del protagonista, son más bien cuervos.

Salud y buen fin de semana.

Tot Barcelona dijo...

Un abrazo MARGA IRIARTE.
te entiendo perfectamente
Un beso

Correcto, CARLOS PORTILLO -PODI- "Las personas que veías con mayor tristeza eran quienes tenían hijos y éstos no podían venir a verlos con mucha frecuencia porque vivían "lejos"; es aquí donde está el quit de la cuestión.
Un abrazo

LOAM, ese poema está en la entrada de Tot, a la derecha, si clicas lo escucharás.
Lo conocí personalmente, vivía en Sants. Un crac, de lo mejor.
Un abrazo