YÉNDOME DESNUDO COMO ME ESTOY YENDO, ESTÁ
CLARO QUE HE GOBERNADO COMO UN ÁNGEL. (Sancho Panza)

jueves, 15 de octubre de 2009

La oración...


Un día cualquiera. Siete de la tarde. Calle Petrixol...


Y te suplico
que mi hijo no se quede sin trabajo;
que la pequeña no se separe y,
que mi nieto, de vez en cuando
me venga a ver.

Que el casero no me aumente
el alquiler.
Que el dolor de la rodilla
no sea mas que eso, un simple dolor.

Y que la pensión
me alcanze
a fin de mes.

Gracias, Señor...

5 comentarios:

C.E.T.I.N.A. dijo...

Mira que he pasado veces por ahí y nunca, nunca, he visto a nadie rezando. Buena foto

Història i tradició dijo...

Gran foto. Da que pensar. Supongo que todos tenemos un pequeño espacio en nuestro barrio/pueblo/ciudad... al que acudir cuando andamos necesitados.

perico consorte dijo...

Mucha fe, y más necesidad aún, es lo que intuyo de la foto para que la abuela se pare en mitad de la calle a rezar a la Moreneta

Bolero dijo...

jajaja molt bo!

Miquel dijo...

Ahhhh, gente de poca fe.....¡¡¡¡