SOMOS UN RELÁMPAGO ENTRE DOS OSCURIDADES. (V. Alexandre)

jueves, 9 de abril de 2020

Protocolo de Actividades del Comité de Bioética



Era el pico, no cabía duda alguna. Todos los sanitarios, desde el médico más avezado hasta la auxiliar más parca, pasando por la enfermería experimentada, se dieron cuenta de que entraban más pacientes en el hospital con el síntoma de la enfermedad de las que podían dar de alta.

El sistema no aguantaría un día más. Estaba colapsado.

El Equipo Gubernativo del hospital, a la vista de la magnitud de la pandemía, llamó a reunión general en las oficinas del Director General.

A las 14 horas les quiero en el despacho, comentó el director al equipo médico. Hemos de tomar una decisión trascendental. Todo se hará bajo estricto control del Protocolo de Prioridades del Comité de Bioética. Sin rechistar, los facultativos asistieron con una leve inclinación de cabeza. Sabían que allí, el Comité de Bioética, se vería obligado a elegir por sintomatología, edad, patología y antecedentes,  los que por el orden de probabilidades tendrían el privilegio de ser atendidos preferencialmente, pues no había ni sitio, ni aparatos para todos los pacientes.

Poco antes de las 14 horas, y a pie de la escalera que llevaba al tercer piso, donde estaba el despacho del Director General, el Equipo Gubernativo del hospital ya estaba reunido. Los nervios eran evidentes. Les presentarían al Comité de Bioética, los que según su criterio, deberían de poner al día el Protocolo de Prioridades que daría las correspondientes licencias de actuación.

El silencio era el dueño de la sala. La mesa, compuesta por el Director, el Gerente, el Jefe de los Servicios Médicos, la Enfermera jefe y una representante de cada sindicato del centro, guardaban silencio. El Comité de Bioética dictaba el Protocolo de Actuación:

A) Se declarará "Paciente de escaso beneficio" (*) todo aquel que teniendo cumplidos los 80 años tenga el síndrome del virus. 
B) Asi mismo, se declarará "Paciente de escaso beneficio" , todo aquel que teniendo cumplidos los 75 años, presente junto al cuadro viral otras patologías complementarias, como pueda ser neumologías, coronarias, o hepáticas.


Firmado :
               X/ROBOTIC/ELECTION-Cyclon-20
               Componente único del Comité de Bioética

(*) Todo parecido con alguna frase similar es eso, simple parecido, porque es imposible que un ser humano pueda expresarla.


miércoles, 8 de abril de 2020

En estos días aciagos...

Ayer me mandaron unas fotos desde el comedor de Teresas de Calcuta; les presento el kit de comida que reparten.
Como ustedes ya saben, no se sirve caliente, está prohibido las reuniones de personas, y no es posible dar de comer de esa manera sino es en el comedor.
Bocadillo grande de queso, o bien jamón, o bien pavo, o bien chorizo, o beicón (este se cocina y se pone caliente).
Dos yogurts.
Una pasta de bollería si hay a bien, o un trozo de coca.
Si hay bombones, siempre se les coloca dos o tres.
Un par de piezas de fruta.

Ahir em van manar unes fotos des del menjador de Teresas de Calcuta; els presento el kit de menjar que reparteixen.
Com vostès ja saben, no es serveix calent, està prohibit les reunions de persones, i no és possible donar menjar d'aquesta manera sinó és en el menjador.
Entrepà gran de formatge, o bé pernil, o bé gall dindi, o bé xoriço, o beicón (aquest es cuina i es posa calent).
Dos yogurts.
Una pasta de brioixeria si hi ha a bé, o un tros de coca.
Si hi ha bombons, sempre se'ls col·loca dos o tres.
Un parell de peces de fruita.

PD: http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=37370



Los diez comedores sociales para ir a buscar comida que hay en Barcelona, y como llegar hasta ellos.

martes, 7 de abril de 2020

Luc y Matisse



Ahora que hace más de tres semanas que no veo a los nietos, al mirar la litografía de Matisse, Téte de femme , me viene inmediatamente a la mente la cara del más pequeño, que no llega a dos años,  y que cada vez que la mira la señala con el dedo y dice : "la mama".
Siempre me gustó la simpleza del trazo, la maestría del pulso firme, y las cuatro líneas que convergen y dibujan sin titubear el perímetro del rostro, dándole una personalidad arrolladora.
He mirado por los estantes de la biblioteca; he abierto un libro de bolsillo de él, Matisse, y dentro he recuperado un recorte de hace ahora casi medio siglo ¡cómo pasa el tiempo¡.
Es muy interesante, les invito a leerlo, en aquella época La Vanguardia tenía uno de los mejores críticos de arte, Oscar Caballero, y nos aclara la pasión del autor por dibujar caras en vez de naturalezas muertas.

Ara que fa més de tres setmanes que no veig als néts, en mirar la litografia de MatisseTéte de femme , em ve immediatament a la ment la cara del més petit, que no arriba a dos anys, i que cada vegada que la mira l'assenyala amb el dit i diu : "la mama".
Sempre em va agradar la "sencillez" del traç, el mestratge del pols ferm, i les quatre línies que convergeixen i dibuixen sense titubejar el perímetre del rostre, donant-li una personalitat irresistible.
He mirat pels prestatges de la biblioteca; he obert un llibre de butxaca d'ell, Matisse, i dins he recuperat una retallada de fa ara gairebé mig segle ¡com passa el temps¡.
És molt interessant, els convido a llegir-ho, en aquella època La Vanguardia tenia un dels millors crítics d'art, Oscar Caballero, i ens aclareix la passió de l'autor per dibuixar cares en comptes de naturaleses mortes.








lunes, 6 de abril de 2020

Sobre las soflamas, las pancartas y los lemas



Leído por ahí

Hay lemas y pancartas que deberían grabarse a fuego en el culo de los manifestantes. ¡Mata más el machismo y el capitalismo que el coronavirus! Eso se gritó en la manifestación del 8 de marzo cuando todo había empezado y aún bastaba ir sola y borracha para llegar a casa y que te protegiera el Estado. Ahora ya no te protege nadie y la revuelta de género y caso no consiente ni siquiera usar los modos que tuvieron vigencia hasta ese sábado gritón e irresponsable. Ya nadie habla de afectados y afectadas, de enfermos y enfermas, de muertos y muertas. La mortandad es inclusiva, como las morgues, y la estupidez lleva el virus incorporado, no hace falta que alguien le busque el lado irresponsable.

Llegit en un lloc

Hi ha lemes i pancartes que haurien de gravar-se a foc en el cul dels manifestants. Mata més el masclisme i el capitalisme que el coronavirus! Això es va cridar en la manifestació del 8 de març quan tot havia començat i encara bastava anar sola i borratxa per a arribar a casa i que et protegís l'Estat. Ara ja no et protegeix ningú i la revolta de gènere i cas no consent ni tan sols usar les maneres que van tenir vigència fins a aquest dissabte gritaner i irresponsable. Ja ningú parla d'afectats i afectades, de malalts i malaltes, de morts i mortes. La mortaldat és inclusiva, com les morgues, i l'estupidesa porta el virus incorporat, no fa falta que algú li busqui el costat irresponsable.

domingo, 5 de abril de 2020

¿Alguien lo puede explicar ?

Confinamiento total. Barcelona cerrada. Sábado 4 de abril. 19´30 de la tarde. Avenida Mistral.
Dos desheredados del sistema caminan por la plaza en busca de cobijo. Así cada tarde cuando se va poniendo el sol.
¿Quién cuida de ellos?¿Quién vigila su estado? ¿Donde comen caliente? y si comen, ¿ Quién los controla?.
¿Porqué los dejan vagar y no les dan un lugar estable, al menos mientras dure esto?
No hay mascarillas,  carecen de higiene, no existe lugar para dormir y es más que seguro que hace mucho, mucho tiempo, que no pasan por medicina preventiva.
Muchas preguntas que no se debieran de hacer en una situación como esta.
Algo no funciona.

Confinament total. Barcelona tancada. Dissabte 4 d'abril. 19´30 de la tarda. Avinguda Mistral.
Dos desheretats del sistema caminen per la plaça a la recerca de recer. Així cada tarda quan es va posant el sol.
Qui cuida d'ells? Qui vigila el seu estat? On mengen calent? i si mengen, Qui els controla?.
Perquè els deixen vagar i no els donen un lloc estable, almenys mentre duri això?
No hi ha màscares, manquen d'higiene, no existeix lloc per a dormir i és més que segur que fa molt, molt de temps, que no passen per medicina preventiva.
Moltes preguntes que no s'haguessin de fer en una situació com aquesta.
Alguna cosa no funciona.








sábado, 4 de abril de 2020

Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida. Poeta


María Luisa Ortega, de 88 años, fallecida en la Casa Asil, en Barcelona, el 31 de marzo del 2020.
Rebeca Carranco. El País. Barcelona. 03 abril.2020

¿Vuelve el polvo al polvo? ¿Vuela el alma al cielo? 
¿Todo es vil materia, podredumbre y cieno? 
¡No sé, pero hay algo que explicar no puedo, 
que al par nos infunde repugnancia y duelo
 al dejar tan tristes, tan solos los muertos!




viernes, 3 de abril de 2020

Que viene el coco. Brujerias de Goya. Serie Los Caprichos



Que biene el Coco (sic). Aguafuerte. De la serie Los Caprichos. Lámina Nº 3

Nunca el título de una obra fue tan sugerente como el que lleva este aguafuerte: Que viene el coco

Mai el títol d'una obra va ser tan suggeridora com el que porta aquest aiguafort: Que ve el coco


jueves, 2 de abril de 2020

Al hilo de lo anterior



Me acaban de dar una noticia de una persona que trabaja en el Taulí.
Por lo que comenta, afortunadamente, el Ejercito está colaborando en la construcción de un hospital de campaña (no se ni las medidas ni las dimesiones) pero si se que ha obtenido los correspondientes permisos para el hecho.
Esto ya es otra cosa.

M'acaben de donar una notícia d'una persona que treballa en el Taulí.
Pel que comenta, afortunadament, l'Exercito està col·laborant en la construcció d'un hospital de campanya (no es ni les mesures ni les dimesions) però si se que ha obtingut els corresponents permisos per al fet.
Això ja és una altra cosa

miércoles, 1 de abril de 2020

Habla Cristina Murillo, responsable de Salud Laboral de Satse, principal sindicato de enfermería en Catalunya







lunes, 30 de marzo de 2020

Control, control...control. Ya está aquí la Ley que ampara el Sistema.

Les comenté en una ocasión que hemos pasado de la sociedad de la obligación a la sociedad del Control.  https://totbarcelona.blogspot.com/2019/12/y-iii-el-control-para-el-carnet-de.html

Ya no leerá ud: velocidad obligatoria, ahora lo que lee es: velocidad controlada por radar.

Les dejo el edicto del BOE, que se hace efectivo ya mismo.  Orden SND/297/2020, de 27 de marzo

Nos controlan en todo. Conversación, cartas, amistades, familia, gustos, fotos, perfiles, trabajo, y ahora, con la excusa de COVID19, ya controlan tus desplazamientos (que eso ya lo hacían), pero en esta ocasión ya hay una ley que ampara al sistema, que eso estaba por refrendar.

El punto 1 de la resolución es lo interesante: 

La aplicación permitirá la geolocalización del usuario a los solos efectos de verificar que se encuentra en la comunidad autónoma en que declara estar. La aplicación puede incluir dentro de sus contenidos enlaces con portales gestionados por terceros con el objeto de facilitar el acceso a información y servicios disponibles a través de Internet.


Els vaig comentar en una ocasió que hem passat de la societat de l'obligació a la societat del Control.  https://totbarcelona.blogspot.com/2019/12/y-iii-el-control-para-el-carnet-de.html
Ja no llegirà ud: velocitat obligatòria, ara el que veu és: velocitat controlada per radar.
Els deixo l'edicte del BOE, que es fa efectiu ja mateix. Orden SND/297/2020, de 27 de marzo
Ens controlen en tot. Conversa, cartes, amistats, família, gustos, fotos, perfils, treball, i ara, amb l'excusa de COVID19, ja controlen els teus desplaçaments (que això ja ho feien), però en aquesta ocasió ja hi ha una llei que empara al sistema, que això estava per confirmar.
El punt 1 de la resolució és l'interessant:
L'aplicació permetrà la geolocalització de l'usuari únicament als efectes de verificar que es troba en la comunitat autònoma en què declara estar. L'aplicació pot incloure dins dels seus continguts enllaços amb portals gestionats per tercers a fi de facilitar l'accés a informació i serveis disponibles a través d'Internet.













domingo, 29 de marzo de 2020

II parte de como el Paciente pasó a ser Cliente, o yo me lavo las manos. Autor, Boi Ruiz

El cirujano que denunció los recortes de CiU: "Cataluña los está pagando ahora"

Habla Manuel Galiñanes, jefe de Cirugía Cardiaca de Vall d'Hebron que destituyó el Govern: "¿Coronavirus? La sanidad catalana flaquea por la pésima gestión de Convergència


 
12 min
Manuel Galiñanes. Jamás el nombre de un médico había provocado tanta controversia en Cataluña como lo hizo el de este cirujano cardíaco entre 2011 y 2015, la época en la que CiU propinó un hachazo presupuestario a la sanidad catalana. Los tristemente célebres recortes. El doctor Galiñanes, formado en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, los denunció desde su puesto de jefe del servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el mayor de Cataluña. La Generalitat le destituyó en 2015 y le abrió expediente disciplinario. El facultativo recuperó su puesto vía Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). El Govern presentó recurso de casación. El médico volvió a vapulear al Ejecutivo en el Tribunal Supremo. El expediente quedó en nada. Galiñanes fue restituido, pero en 2018 Vall d'Hebron se lo cargó con una jubilación forzosa.
En plena pandemia del SARS-CoV-2, el médico, una voz autorizada pero perseguida, repasa aquella época de recortes y la resaca de aquellos ajustes sobre la sanidad pública catalana. Un sistema al límite por la elevada transmisibilidad del patógeno y su virulencia en grupos de riesgo.
--Usted vivió los recortes de CiU en sanidad en primera persona.
--Los sufrí en mis propias carnes. Yo denuncié la alteración de listas de espera en cirugía cardíaca por falta de recursos. Alerté de que no se operaba a suficiente gente, de que se engrosaban las demoras y que, con ello, se pretendía descargar a la sanidad pública para alimentar a las mutuas. Era deliberado.
--Han pasado cinco años desde el fin de los ajustes. ¿Se ha recuperado la sanidad catalana?
--No. Es que partimos de la base de que había graves deficiencias estructurales. Existían demasiados servicios para hacer pocas cosas. Con poco espacio, poco material y personal poco formado. Con esta estructura es evidente que los resultados médicos de los hospitales catalanes no son buenos.
--¿A qué se refiere? Qué son 'demasiados servicios'?
hablo por el que conozco, el mío. El modelo catalán abogaba por un número de unidades demasiado grande. Yo, por el contrario, de uno o dos servicios en los grandes hospitales con alta especialización y actividad asistencial. Cuanto más haces una intervención, más experto te vuelves en ella. Es lo que pasa en otros países. Pues eso es lo que yo defendía. Pocas unidades pero muy especializadas y resolutivas. Que dieran excelentes resultados.
--Antes de que la Consejería de Salut le destituyera, ¿planteó su propuesta?
--Sí, en varios foros. En 2012 y 2013, lo recuerdo. Cirugía cardíaca tenía en Cataluña seis o siete servicios. Yo proponía dos o tres, máximo. Tres de adultos y uno pediátrico, a lo sumo. ¿Por qué? Porque los siete servicios hacían muy pocos trasplantes cardíacos: 11, 12 o 13 al año. Así no te especializas y ganas experiencia y, por ende, eficiencia.
--Llegamos a los ajustes. Usted denunció dos muertes.
--La denuncia general era la mala gestión del sistema. Mala gestión estructural, como ya he explicado, y presupuestaria. No con más dinero lo haces mejor. Pero sí que se hizo con menos dinero y peor. Ello aún perdura y nos ha llevado a la situación actual. La sanidad está en fase de problemas cronificados.
--¿Los recortes de CiU aún se pagan?
--La gestión de CiU aún se paga. Dos ejemplos. La incapacidad de los hospitales de adquirir material contra el SARS-CoV-2 para proteger a sus médicos. ¡Es inexplicable! Y dos, la falta de camas de críticos. Camas de unidad de cuidados intensivos (UCI) bien dotadas y con personal que las sepa operar. La sanidad catalana tiene problemas de personal y de estructura.
--Salud busca ahora médicos. ¿Falta personal?
--Eventos como una pandemia son difíciles de preveer, pero tu sistema sí lo puedes dimensionar para dar respuesta a eventualidades. No puedes prever que vas a consumir millones de unidades de material fungible (mascarillas, guantes, equipos de protección individual --EPI--), pero sí tienes que tener los canales de compra a punto. Y las camas de UCI dimensionadas. España tiene pocas en relación a la población y Cataluña, aún menos.
--¿Y el personal?
--Es que se ha congelado. Las plantillas se mantienen prácticamente estables o han crecido muy poco. Cuando ha aumentado la población y se ha envejecido. Hay casi el mismo personal y se le paga poco: los salarios son muy bajos.
--Se dice que hay fuga de médicos.
--La hay. A otras comunidades autónomas y al exterior. Yo mismo estuve 23 años en Reino Unido.
--¿Qué consecuencias tendrá la pandemia?
--Es pronto para preveerlas.
--¿Ve algo positivo en la crisis actual?
--Es difícil. Lo que veo es la incapacidad de detectar la incidencia del virus en la sociedad. Detecto que hay muchos más casos de los notificados. ¿Somos incapaces de cuantificar y aislar los casos? Pero usted preguntaba por lo positivo. El confinamiento en España me parece adecuado. No veo tanta diferencia con las medidas tomadas en otros países.
--¿Dónde está la atención primaria?
--Castigada. Los centros de atención primaria (CAP) sufrieron ajustes muy duros y están más delicados que nunca. La gente va a urgencias de los hospitales a que le resuelvan su problema. Los ambulatorios han perdido su papel como descarga de los dispositivos grandes y seguimiento de pacientes no graves. Si detectáramos los casos con precisión, los CAP podrían hacer el seguimiento de los Covid-19 con cuadros leves. No ocurre. Lo cargamos todos a los hospitales.
--La Generalitat diseñó el modelo de los centros de urgencias de atención primaria (CUAP).
--Y la idea no era mala. Un nivel asistencial intermedio entre el ambulatorio y el hospital. Pero, sea por falta de presupuesto o lo que sea, no ha funcionado. Es inoperante.
--¿Cómo ve a los médicos catalanes?
--Desmotivados, con desazón, descorazonados.
--El exconseller de Salut, Boi Ruiz, ha salido en los medios defendiendo su gestión. ¿Qué opinión le merece?
--Una no muy buena, como se puede imaginar. Fue un pésimo gestor que acometió medidas muy dañinas. Y ojo, estaba avisado. Yo le avisé. Otros también lo hicieron.
--Boi sostiene que los recortes aseguraron la viabilidad económica del sistema de salud.
--Se equivoca. Los recortes en salud provocaron que crecieran las listas de espera, complicaron patologías existentes y, así, generaron un impacto en el mercado de trabajo, pues aumentaron las bajas médicas. Cayó la productividad y, a la postre, aumentó el gasto público que se quería disminuir. Y en el capítulo sanitario, los ajustes hundieron los resultados de los hospitales. Cayó la excelencia.
--A Boi le siguieron Toni Comín y Alba Vergés (ERC). ¿Cómo ve su gestión?
--Uno, Comín, decepcionó. La otra desconoce el sistema. Respecto al primero, se habían depositado en él esperanzas, pues venía de un partido (ERC) de izquierdas. Pero fue continuista. Siguió en la misma línea que Boi Ruiz.
--Llegamos a Alba Vergés.
--Es alguien que no conoce el sector. Es todo un personaje, pues adolece de falta de conocimiento. Da una pobre impresión cuando sale públicamente. No sabe lo que está tratando.
--¿Qué fue de Manuel Galiñanes?
--Fui destituido de la jefatura de servicio de Cirugía Cardíaca de Vall d'Hebron en 2015, como usted recordará. Recurrí al TSJC y me dio la razón. La Generalitat buscó amparo del Tribunal Supremo, pero volvió a perder.
--¿Se ensañaron con usted?
--El fallo del TSJC es muy duro. Concluyó que mi destitución de Vall d'Hebron era "clamorosamente ilegal". El expediente disciplinario acabó archivado. Juzgue usted mismo.
--No me respondió. ¿Qué fue de Manuel Galiñanes?
--Con 67 años, en 2018, decidí trabajar unos años más, hasta los 70, por necesidades de jubilación. No tenía suficientes años trabajados. Pero no me dejaron.
--¿No le dejaron ser cirujano? ¿Quién?
--El hospital en el que trabajaba [Vall d'Hebron]. Un viernes, dos horas antes de que finalizara mi contrato y empezara mi jubilación, que yo había decidido retrasar, me llamaron dos personas de Recursos Humanos y me despidieron. No dieron tiempo a prorrogar el trámite, y eso que yo había tramitado todos los documentos y pasado y aprobado los exámenes internos. Pero me echaron dos horas antes de jubilarme. Ya no volví al centro, salvo para recoger mis cosas.
--¿Fue el cirujano Manuel Galiñanes perseguido por su denuncia?
--Yo entiendo que sí. Defendí durante una época que se se estaban infrautilizando los quirófanos y creando listas de espera adrede para ahorrar y derivadas a pacientes a las mutuas. Que ello provocaba más mortalidad o patologías asociadas y, con ello, más bajas médicas y menos productividad. Que los argumentos para los recortes eran imperfectos, pues causaban aún mayor gasto público. Se lo comuniqué al Síndic de Greuges [Rafael Ribó] y al Colegio de Médicos de Barcelona (COMB). Jamás hicieron nada.

https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/cirujano-recortes-ciu_332640_102.html