YO QUISIERA VOTAR, PERO ME LO IMPIDEN LOS CANDIDATOS. (El Roto)

domingo, 29 de marzo de 2020

II parte de como el Paciente pasó a ser Cliente, o yo me lavo las manos. Autor, Boi Ruiz

El cirujano que denunció los recortes de CiU: "Cataluña los está pagando ahora"

Habla Manuel Galiñanes, jefe de Cirugía Cardiaca de Vall d'Hebron que destituyó el Govern: "¿Coronavirus? La sanidad catalana flaquea por la pésima gestión de Convergència


 
12 min
Manuel Galiñanes. Jamás el nombre de un médico había provocado tanta controversia en Cataluña como lo hizo el de este cirujano cardíaco entre 2011 y 2015, la época en la que CiU propinó un hachazo presupuestario a la sanidad catalana. Los tristemente célebres recortes. El doctor Galiñanes, formado en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, los denunció desde su puesto de jefe del servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el mayor de Cataluña. La Generalitat le destituyó en 2015 y le abrió expediente disciplinario. El facultativo recuperó su puesto vía Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). El Govern presentó recurso de casación. El médico volvió a vapulear al Ejecutivo en el Tribunal Supremo. El expediente quedó en nada. Galiñanes fue restituido, pero en 2018 Vall d'Hebron se lo cargó con una jubilación forzosa.
En plena pandemia del SARS-CoV-2, el médico, una voz autorizada pero perseguida, repasa aquella época de recortes y la resaca de aquellos ajustes sobre la sanidad pública catalana. Un sistema al límite por la elevada transmisibilidad del patógeno y su virulencia en grupos de riesgo.
--Usted vivió los recortes de CiU en sanidad en primera persona.
--Los sufrí en mis propias carnes. Yo denuncié la alteración de listas de espera en cirugía cardíaca por falta de recursos. Alerté de que no se operaba a suficiente gente, de que se engrosaban las demoras y que, con ello, se pretendía descargar a la sanidad pública para alimentar a las mutuas. Era deliberado.
--Han pasado cinco años desde el fin de los ajustes. ¿Se ha recuperado la sanidad catalana?
--No. Es que partimos de la base de que había graves deficiencias estructurales. Existían demasiados servicios para hacer pocas cosas. Con poco espacio, poco material y personal poco formado. Con esta estructura es evidente que los resultados médicos de los hospitales catalanes no son buenos.
--¿A qué se refiere? Qué son 'demasiados servicios'?
hablo por el que conozco, el mío. El modelo catalán abogaba por un número de unidades demasiado grande. Yo, por el contrario, de uno o dos servicios en los grandes hospitales con alta especialización y actividad asistencial. Cuanto más haces una intervención, más experto te vuelves en ella. Es lo que pasa en otros países. Pues eso es lo que yo defendía. Pocas unidades pero muy especializadas y resolutivas. Que dieran excelentes resultados.
--Antes de que la Consejería de Salut le destituyera, ¿planteó su propuesta?
--Sí, en varios foros. En 2012 y 2013, lo recuerdo. Cirugía cardíaca tenía en Cataluña seis o siete servicios. Yo proponía dos o tres, máximo. Tres de adultos y uno pediátrico, a lo sumo. ¿Por qué? Porque los siete servicios hacían muy pocos trasplantes cardíacos: 11, 12 o 13 al año. Así no te especializas y ganas experiencia y, por ende, eficiencia.
--Llegamos a los ajustes. Usted denunció dos muertes.
--La denuncia general era la mala gestión del sistema. Mala gestión estructural, como ya he explicado, y presupuestaria. No con más dinero lo haces mejor. Pero sí que se hizo con menos dinero y peor. Ello aún perdura y nos ha llevado a la situación actual. La sanidad está en fase de problemas cronificados.
--¿Los recortes de CiU aún se pagan?
--La gestión de CiU aún se paga. Dos ejemplos. La incapacidad de los hospitales de adquirir material contra el SARS-CoV-2 para proteger a sus médicos. ¡Es inexplicable! Y dos, la falta de camas de críticos. Camas de unidad de cuidados intensivos (UCI) bien dotadas y con personal que las sepa operar. La sanidad catalana tiene problemas de personal y de estructura.
--Salud busca ahora médicos. ¿Falta personal?
--Eventos como una pandemia son difíciles de preveer, pero tu sistema sí lo puedes dimensionar para dar respuesta a eventualidades. No puedes prever que vas a consumir millones de unidades de material fungible (mascarillas, guantes, equipos de protección individual --EPI--), pero sí tienes que tener los canales de compra a punto. Y las camas de UCI dimensionadas. España tiene pocas en relación a la población y Cataluña, aún menos.
--¿Y el personal?
--Es que se ha congelado. Las plantillas se mantienen prácticamente estables o han crecido muy poco. Cuando ha aumentado la población y se ha envejecido. Hay casi el mismo personal y se le paga poco: los salarios son muy bajos.
--Se dice que hay fuga de médicos.
--La hay. A otras comunidades autónomas y al exterior. Yo mismo estuve 23 años en Reino Unido.
--¿Qué consecuencias tendrá la pandemia?
--Es pronto para preveerlas.
--¿Ve algo positivo en la crisis actual?
--Es difícil. Lo que veo es la incapacidad de detectar la incidencia del virus en la sociedad. Detecto que hay muchos más casos de los notificados. ¿Somos incapaces de cuantificar y aislar los casos? Pero usted preguntaba por lo positivo. El confinamiento en España me parece adecuado. No veo tanta diferencia con las medidas tomadas en otros países.
--¿Dónde está la atención primaria?
--Castigada. Los centros de atención primaria (CAP) sufrieron ajustes muy duros y están más delicados que nunca. La gente va a urgencias de los hospitales a que le resuelvan su problema. Los ambulatorios han perdido su papel como descarga de los dispositivos grandes y seguimiento de pacientes no graves. Si detectáramos los casos con precisión, los CAP podrían hacer el seguimiento de los Covid-19 con cuadros leves. No ocurre. Lo cargamos todos a los hospitales.
--La Generalitat diseñó el modelo de los centros de urgencias de atención primaria (CUAP).
--Y la idea no era mala. Un nivel asistencial intermedio entre el ambulatorio y el hospital. Pero, sea por falta de presupuesto o lo que sea, no ha funcionado. Es inoperante.
--¿Cómo ve a los médicos catalanes?
--Desmotivados, con desazón, descorazonados.
--El exconseller de Salut, Boi Ruiz, ha salido en los medios defendiendo su gestión. ¿Qué opinión le merece?
--Una no muy buena, como se puede imaginar. Fue un pésimo gestor que acometió medidas muy dañinas. Y ojo, estaba avisado. Yo le avisé. Otros también lo hicieron.
--Boi sostiene que los recortes aseguraron la viabilidad económica del sistema de salud.
--Se equivoca. Los recortes en salud provocaron que crecieran las listas de espera, complicaron patologías existentes y, así, generaron un impacto en el mercado de trabajo, pues aumentaron las bajas médicas. Cayó la productividad y, a la postre, aumentó el gasto público que se quería disminuir. Y en el capítulo sanitario, los ajustes hundieron los resultados de los hospitales. Cayó la excelencia.
--A Boi le siguieron Toni Comín y Alba Vergés (ERC). ¿Cómo ve su gestión?
--Uno, Comín, decepcionó. La otra desconoce el sistema. Respecto al primero, se habían depositado en él esperanzas, pues venía de un partido (ERC) de izquierdas. Pero fue continuista. Siguió en la misma línea que Boi Ruiz.
--Llegamos a Alba Vergés.
--Es alguien que no conoce el sector. Es todo un personaje, pues adolece de falta de conocimiento. Da una pobre impresión cuando sale públicamente. No sabe lo que está tratando.
--¿Qué fue de Manuel Galiñanes?
--Fui destituido de la jefatura de servicio de Cirugía Cardíaca de Vall d'Hebron en 2015, como usted recordará. Recurrí al TSJC y me dio la razón. La Generalitat buscó amparo del Tribunal Supremo, pero volvió a perder.
--¿Se ensañaron con usted?
--El fallo del TSJC es muy duro. Concluyó que mi destitución de Vall d'Hebron era "clamorosamente ilegal". El expediente disciplinario acabó archivado. Juzgue usted mismo.
--No me respondió. ¿Qué fue de Manuel Galiñanes?
--Con 67 años, en 2018, decidí trabajar unos años más, hasta los 70, por necesidades de jubilación. No tenía suficientes años trabajados. Pero no me dejaron.
--¿No le dejaron ser cirujano? ¿Quién?
--El hospital en el que trabajaba [Vall d'Hebron]. Un viernes, dos horas antes de que finalizara mi contrato y empezara mi jubilación, que yo había decidido retrasar, me llamaron dos personas de Recursos Humanos y me despidieron. No dieron tiempo a prorrogar el trámite, y eso que yo había tramitado todos los documentos y pasado y aprobado los exámenes internos. Pero me echaron dos horas antes de jubilarme. Ya no volví al centro, salvo para recoger mis cosas.
--¿Fue el cirujano Manuel Galiñanes perseguido por su denuncia?
--Yo entiendo que sí. Defendí durante una época que se se estaban infrautilizando los quirófanos y creando listas de espera adrede para ahorrar y derivadas a pacientes a las mutuas. Que ello provocaba más mortalidad o patologías asociadas y, con ello, más bajas médicas y menos productividad. Que los argumentos para los recortes eran imperfectos, pues causaban aún mayor gasto público. Se lo comuniqué al Síndic de Greuges [Rafael Ribó] y al Colegio de Médicos de Barcelona (COMB). Jamás hicieron nada.

https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/cirujano-recortes-ciu_332640_102.html

23 comentarios:

F.PUIGCARBÓ dijo...

De aquellos polvos han venido estos lodos, y no solo fue aquí, también en Madrid o Galicia se cargaron todo el sistema de sanidad y privatizaron quizás mas aún y todo. I Boi i Mas de rositas, eso si, piensa que todo lo hacen por su país, i que la culpa siempre és de Madrid.

Saludos.

Totbarcelona dijo...

No te quepa duda, FRANCESC, Tots iguals, però al pueblo lo han jodido bien
Salut

Fackel dijo...

Interesante información. Que haya pasado algo análogo en las sanidades de otras comunidades regidas por el PP no quita gravedad a la rapiña catalana. Sigo pensando que los nacionalismos acabarán aglutinándose, pues ya se retroalimentan. Y no son tan diferentes y no hay vuelta.

Tot Barcelona dijo...

No hay ningún patriota (de ningún trapo, se entiende), que no tenga el dinero en Suiza, FACKEL.
Salut

Tot Barcelona dijo...

Y observa FACKEL, lo curioso del panorama en Barcelona, en que barrios y localidades afecta más el COVID19, y en que lugares afecta menos, cuando en realidad se expande por el aire:

http://aquas.gencat.cat/.content/IntegradorServeis/mapa_covid/atlas.html

Verás como se ceba en los barrios más pobres y marginales...resulta que el "bicho" nos ha salido selectivo, para variar.

car res dijo...

Miquel,con el debido respeto,son dos cosas que no tienen nada que ver.Los recortes en Sanidad,como en otros departamentos
se tuvieron que hacer por exigencias de nuestros socios europeos,ante la crisis de la burbuja inmobiliaria ,le tocó la lidia a un gobierno de derechas,del que se puede hacer criticas o alabanzas,errores o aciertos.El caso de la pandemia vírica actual,sucede en periodos largos en el tiempo,la anterior hace 100 años,los gobiernos no están preparados,en el caso de España,le ha tocado a un gobierno de izquierdas.Las criticas son buenas hacerlas,cuando se solucionan los problemas,para intentar corregir fallos en el futuro.Los políticos son libres de reconocer sus errores y pedir perdón,cosa poco frecuente,entre los nuestros.
Este médico,dice su punto de vista,pero no tenía responsabilidad gubernamental,que se ponga en la piel de Rajoy o de Sánchez actualmente.
Saludos y perdona.

carlos portillo - podi-. dijo...

Ya era de vergüenza mientras Boi dirigía el Departament, y también con Comín y su "els passadissos també són centre assistencial".

PODI-.

Tot Barcelona dijo...

Creo, CAR RES, que lo que nos viene a decir (a riesgo de que yo lo malinterprete), es que se fumigaron a personal de la sanidad pública, que traspasaron camas, cientos de camas a las privadas, personal que no se ha vuelto a reponer nunca -incluso cuando ha habido dinero- que han subido la tasa de tercera edad y que hay la misma cantidad de camas y asistencia en general, que faltan médicos (que no se han vuelto a reponer nunca) y que faltan enfermeras (que no se han vuelto a reponer nunca). Eso a grandes rasgos, y evidentemente saca a colación como se lo quitaron de encima.
Poco más.
Graccias por tu opinión
Un abrazo Salut

Esa frase PODI, de boca de Comin fue terrible, de ignorancia supina, vino a decir que se ponían los enfermos en los pasillos para que así las enfermeras los tuvieran a la vista, se le denunció por ello, pero salió indemne...estaba puesto a dedo.
salut

Rodericus dijo...

Un diagnostico demoledor desde el interior mismo del sistema.

Y a mi juicio, lo peor no solo son los recortes, lo peor es la incompetencia, la arrogancia y el pasar siempre la culpa de los errores propios a los demás ( Madrid ), en lugar de corregir y buscar soluciones.

Y como ninguna buena acción puede quedar impune, a este hombre lo colocaron sobre una catapulta y lo "pasaportaron", no fuese que siguiese con su manía de denunciar la inoperancia bien pagada

Irónicamente, el virus se está cebando en la franja de edad que vota tradicionalmente a esta pandilla de impresentables.


Tot Barcelona dijo...

Es que lo que no se puede aceptar, RODERICUS, es que aquí nadie sea responsable. estamos todos de acuerdo que un Tsunami, un terremoto o una pandemia es sobrevenido, pero es que no ha habido destrucción de bienes, de inmuebles o de materiales, RODERICUS...lo que ha habido es destrucción de camas y de puestos de trabajo, y es ese el tema, no otro.
Yo ya se que AZNAR hubiera hecho lo mismo que el BOI RUIZ, lo se , y tu también, pero resulta que tuvimos unos años locos con Zapatero (mira por donde con superavit de 70.000 millones) y aquí también nos tocó de retruc, incluso a los paletas que se compraban el Porche Cheyenne ¿recuerdas?, pero nadie se acordó de la sanidad y vino la burbuja ladrillal y de donde se recortó (en todos lados, si, pero aquí fue terrible) fue de Sanidad y de Educación, y aquí, con toda nuestra autonomía y nuestros liders tan de casa i tan bons i de mare superiora, els calerets a Andorra i els recorts al poble.
Es evidente que fue en toda España, pero mi por donde, a Mayte (mi señora) la invitaron a marchar del Clinic de Barcelona, con 39 años de especialidad, (junto con otros 101 profesionales médicos, cirujanos y enfermeras)y el que los despidió no fue el resto de España, fue Boi Ruiz y sus normas. Y hoy continuan igual, porque todo aquello no ha sido suplido.
Un abrazo y salut

car res dijo...

Estoy diciendo Miquel,pensando en el presente,que según los datos que aporta Goldman Sachs el PIB de España para este año,el previsto era +2%,será -9% por culpa del virus,esto (si se cumple,por la persistencia del virus),representará mucho más recortes que en la época de Rajoy,por mucho que gobierne socialistas-podemos(izquierda).Si salimos pronto,las cifras cambiarían.De estas cosas dependemos y no de si derecha o izquierda .Pero en fin,seamos optimistas.
Saludos

granuribe50 dijo...

Acerca de Boi («el lobo guardando el gallinero») poco que añadir a lo que has dicho tú y ha salido en algunos de los comentarios. Hizo mucho daño ese sujeto. En cuanto a lo del cirujano Galiñanes, recuerdo muy bien su caso, que tuvo bastante repercusión. Muy buena la entrevista la que le hacen, ya que arroja luz sobre todo este negociete de la sanidad. Gracias Tot, por reproducirla íntegra; resulta de lo más oportuna (también tus entradas anteriores sobre este asunto), tal como está el patio.

Totbarcelona dijo...

Gracias CAR RES, No había acabado de comprender lo todo en su extensión.
Un abrazo..y gracias otra vez

El patio pinta mal, GRAN URIBE, ya sabes, de aquello esto, y en toda escala.
Veremos el posvirus, que eso será otro problema que tendremos que sobrellevar.
Un abrazo

Rodericus dijo...

Recuerdo lo del Porsche, y tambien que le llamaban "el coche de los quince años". Eso era por la duración del préstamo que habían pedido para pagarlo.

Tot Barcelona dijo...

Salut, RODERICUS...Por cierto, ¿te has dado cuenta de que ahora no se ve ni uno sólo de ese modelo por la calle?

Cayetano dijo...

Los desmanes del neoliberalismo peninsular, el llamado capitalismo de amiguetes, los recortes y las sinvergonzonerías, lo estamos pagando todos. Para variar.
Un saludo, Miquel.

Totbarcelona dijo...

Un saludo, CAYETANO

José A. García dijo...

Esta misma situación la vivimos en Argentina desde comienzos de la década de 1990.
Y continúa incluso hoy a pesar del discurso supuestamente anti-neo-liberal del actual gobierno. Los que tiene dinero siempre encuentran la forma de salvarse.

Saludos,

J.

Totbarcelona dijo...

Ayer hablé con un sacerdote que está en la provincia de Misiones, JOSÉ A GARCÍA, intuyo la pobreza y lo mal que está todo por allí.
El sistema es terrible, no perdona, y los gobernantes no están a la altura, el gran problema para ellos es la economía, y no ven que si seguimos así no quedará nadie vivo para comprar nada. Las prioridades para ellos no son las mismas que para nosotros.
Un abrazo

Temujin dijo...

"Existían demasiados servicios para hacer pocas cosas", esta frase resume muy bien este pais. Y no me hago participe de lo que se hece en Cataluña que no es más de lo que se hace en el resto de España. Ahora asistimos atónitos a una tropa que se dedica a hacer "estudios sobre el "Coronavirus desde la perspectiva de genero" mientras a los autónomos y empresas les cobran impuestos sobre actividades que tienen PROHIBIDAS hacer y así nos va...
Un saludo

Tot Barcelona dijo...

"estudios sobre el "Coronavirus desde la perspectiva de genero", la frase lo resume todo , TEMUJIN.
No somos nosotros solos, es el conjunto de presión y el sistema en si, que está totalmente podrido a escala mundial.
Ayer vi al ex-presidente del Uruguay en una entrevista que se me hizo corta, viviendo en el chabolo de toda su vida y mandando a la mierda (sic) a los que sólo piensan en el dinero y la acumulación de capital.
Un abrazo

Francesc Cornadó dijo...

Lo que relata el doctor Galiñanes es la crónica de una serie de despropósitos, corrupciones, expolios y en definita, de la puesta en marcha de la destrucción de la sanidad pública en beneficio de los buitres que esperan el cadáver.
De aquellas actuaciones viene ahora las carencias que padecemos.
Por lo visto, los consejeros de sanidad que hemos tenido prefieren mantenerse bien apoltronados en el poder, aunque sea a costa de tener un pueblo enfermo.
Saludos
Francesc Cornadó

Tot Barcelona dijo...

Esto pasará factura, FRANCESC CORNADó, estoy convencido.
Hay cosas que no pueden quedar impunes.
Salut