Uno siempre celebró el "Día del Progenitor".

miércoles, 25 de enero de 2017

Los ventiladeros de Barcelona

Elemento que da señas de identidad al Raval. Los ventiladeros, no fueron más que el sistema de aireación de la finca. 
Absolutamente necesarios, se fueron imponiendo a medida que la salubridad ganó en importancia. No se suelen dar antes del 1800, por varios motivos. El primero por lógica, ya que no se alzaban edificios de mas de tres pisos. El segundo, por higiene, dado que la ventilación en cubículos tan cerrados se hacía necesaria. Y, el tercero, por luz, se hacía menester aprovechar el hueco sobrante superior para ese trabajo.
Todos de hierro forjado. Trabajados a mano, cincelados. Redondos unos, apaisados otros. Todos con la fecha del año de innauguración de la finca. Algunos, los menos, con las iniciales del dueño de la misma. Pero todos ofreciendo el mismo servicio. Hoy, tan modernos, los hemos ido sustituyendo por ventanas de aluminio, tan inodoras, tan sin sabor y tan insípidas…
Y yo, como un poseso, vagabundeo por las calles en busca de las últimas presas para llevarme a la cámara, porque se, que algún día, alguien los encontrará en falta.

Element que dóna senyals d'identitat al Raval. Els ventiladers, no van ser mes que el sistema de ventilació de la finca. 
Absolutament necessaris, es van ser imposant a mesura que la salubritat va guanyar en importància. No se solen donar se abans del 1800, per diversos motius. El primer per lògica, ja que no s'alçaven edificis de mes de tres pisos. El segon, per higiene, atès que la ventilació en llocs tan tancats es feia necessària. I, el tercer, per llum, es feia menester aprofitar el buit sobrant superior per a aquest treball.
Tots de ferro forjat. Treballats a mà, cisellats. rodons uns, apaisats uns altres. Tots amb la data de l'any de innauguración de la finca. Alguns, els menys, amb les inicials de l'amo de la mateixa. Però tots oferint el mateix servei. Avui, tan moderns nosaltres, els hem anat substituint per finestres d'alumini, tan inodores, tan sense sabor i tan insípides…
I jo, com un possès, vagabundeixant pels carrers a la recerca de les últimes preses per portar-me a la càmera, perquè se, que algun dia, algú les trobarà a faltar…


Un ventiladero tradicional. Año 1866

El ventiladero más antiguo que he logrado captar. 1843. Las iniciales del propietario de la finca S.F.Y.


Rectangular, con iniciales del propietario y el año de construcción.

Decorado con borlas de flores

De formato rectagular y trabajado a forma de rombo.


Con gran trabajo artesanal.

De los pocos que hay en formato circular.

De incipiente gusto Modernista.


A la idea de panal de abejas.

Olvidados por la escoba...

A imágen y semejanza.

Idem.

Conventuales.

E incluso trapecioidales.



18 comentarios:

María dijo...

Nunca me había fijado en estos respiraderos, por lo que veo en techos altísimos y tienes razón, algunos son preciosas obras de forja. Siempre nos quedaras tú para dar fe de todas estas cosas que con el tiempo desaparecerán.. ni las casas respirarán ; )

Muchos besos y feliz miércoles para todos!

Francesc Puigcarbó dijo...

I tots de ferro forjat per fer-los més decoratius.

salut

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Muy chulos y bien trabajados, y tú, querido Miquel, con tu ojo avizor lo ves todo, todo y todo.Gracias.
Besos y bon dia.

Tot Barcelona dijo...

Gracias por la correción, MARÍA. A veces, en cuestiones sintácticas yerro.
Y a lo que vamos, antes de la electricidad, la mayoría de casas del Raval de Barcelona, que es donde están la mayor parte de los ventiladeros, se alumbraban por gas. Este era el denominado Lebón, pero este era un gas que producía un olor desagradable y además, por lo que parece, altamente tóxico en habitaciones cerradas. Y este fue otro motivo para poner encima de las puertas de entrada de las viviendas un sistema de aireación.
se aprovechó para colocar (en mucho de los casos), las iniciales del constructor (recuerda lo de la propiedad vertical), y también el año en que se edificó el edificio.
Un abrazo y mil gracias por todo.
Salut

I de formes diferentes, FRANCESC PUIGCARBó. Tinc al menys 350 fotos de ventiladers amb formats diversos.
Una abraçada.

Es que todo lo de Barcelona me parece una pasada. Y siempre hay cosas para ver MTRINIDAD. Arquetas, ventiladeros, picaportes, tapas de registro... Uff, te explican desde otro prisma la historia de la ciudad.
Un beso y bon día ¡¡¡

Cayetano Gea dijo...

Tienen su encanto. Los respiraderos permiten que la imaginación del artesano salga a la luz. Hay auténticas obras de forja, otras apenas un simple enrejado para que no se cuelen los amigos de lo ajeno.
Un saludo, Miquel.

El peletero dijo...

Solucions extraordinàries, enginyoses i decoratives. El teu arxiu s‘està convertint, si no ho és ja, en un tresor.

Fas una feina que té un gran valor. Felicitats.

Una abraçada

Enric H. March dijo...

Val la pena conservar-los. La forja tradicional tant barcelonina com catalana gairebé ha desaparegut. En uns casos per aprofitar el ferro; en altres, senzillament perquè va ser espoliat durant el primer terç del segle XX com tants altres elements decoratius. I saps on va anar a parar? Als Estats Units. És una història que s'ha estudiat en els cercles acadèmics però que no s'ha divulgat suficientment entre el gran públic.

Tot Barcelona dijo...

Como verás, CAYETANO GEA, los había de diversas maneras y formatos. A mi lo que me gusta es especular con las iniciales...CLF, 1853..¿ Ceferino Lopéz Frenández ?...¿ Cayetano Lamadrid Florencio ?...Da para mucho...jajajajaa
Un abrazo

Tot Barcelona dijo...

Porto molts anys fotografiant detalls i arxivant coses, EL PELETERo. I l'arxiu està obert a tothom que ho desitgi i pel que desitgi.
Lo bó ( i el dolent) és que hi ha peces fotografiades que ja no existeixen i crec que sóc dels pocs que tenen una mostra.
Hi ha coses a les quals no donem valor, i solament les trobem a faltar quan no estan.
Una abraçada
I salut

Ostres ¡¡¡ No ho sabía ENRIC H MARCH.
Ja saps que les fotos están al teu abast per cuan vulguis .
Salut
Ja parlarem.

Francesc Cornadó dijo...

Magnífics treballs de forja. Un bon reportatge Miquel, et felicito.
Francesc Cornadó

ben dijo...

Muchos de esos respiraderos,se convirtieron en ventanas de altillos-dormitorio,para estudiantes
e inmigrantes en los sesenta.Todo un lujo,sin saberlo apreciar.Barcelona,como ahora,siempre acogedora.
Saludos."ben"

Francesc Cornadó dijo...

Por lo que se ve en las fotos, deducimos que los instaladores de tubos han tenido poco respeto por los ventiladeros, en casi todos ellos nos encontramos una chapuza de algún instalador que hace alardes de cultura artística.
Salud
Francesc Cornadó

AMALTEA dijo...

Y revelan un gusto por la estética, lo ornamental, que atrapa la atención, sin desperdicio de la función principal de ese hueco. Magníficos artesanos que ponían pasión y saber en lo que trabajaban.

Un abrazo

Tot Barcelona dijo...

Gracias FRANCESC CORNADó. Un abrazo
Salut

Cierto BEN, Cierto.
Salut

Si, esa es otra, FRANCESC. Aquí todo lo hacemos a lo Pepe Gotera y Otilio, y así nos va.
Una abraçada.

Un abrazo, AMALTEA.
Gracias por estar.
Salut

canela988 dijo...

Como la forja es una de mis debilidades me encanta esta aportación de hoy tan ilustrativa como evocadora. Más de uno ahora se mirara con otros ojos esos bellos trabajos que pasan inadvertidos normalmente. Pero el señor que todo lo ve… no deja pasar una. Por cierto ¿Has leído la noticia sobre el descerebrado del vídeo?...
Un saludo Miquel.

Tot Barcelona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tot Barcelona dijo...

Gracias CANELA988.
Si ahora acabo de visionar el enlace de El Peletero.
Bien está que pida disculpas. No me vale que diga que no es maduro.
La Ética es el estudio de moral. Se puede tener moral, ser inmoral o simplemente amoral.
El ser inmaduro no te cualifica para ser inmoral, porque tu reconoces (él sujeto lo hace al poner pasta de dientes en las galletas), que le vas a poner una cosa en su interior que no es comestible, luego conoce el mal, y por lo tanto la acción es inmoral.
No soy juez, pero creo que a muchos jóvenes que cometen actos de este estilo, les convendría un buen lote de trabajo solidario. Estoy seguro de que se le abrirían los ojos y aprenderían mucho del entorno.
Un abrazo muy grande.
Salut

canela988 dijo...

No puedo estar más de acuerdo en tú buen juicio. Espero que no le impongan una multa y sí mucho trabajo social ya que con tantas visitas el pagar no será problema y para colmo no deja huella en el ser humano.
Un saludo señor que todo lo ve…