El cerebro es una fábrica de excusas.

lunes, 24 de octubre de 2016

No se que opinar.

He leído esta noticia y he tenido pensamientos contradictorios.
No es fácil tomar postura, porque una criatura de meses necesita de un espacio especial, y ni las aulas, ni los pasillos de la Universidad, lo son. Por otro lado, el servicio que le puede dar una madre que no ha de estar pendiente de lo que dice el profesor , ni de las pertubaciones de la clase no se dan en el interior del aula. También entiendo la postura de los alumnos, que han pagado una matrícula para estar en un entorno, la clase, sin la tensión que provoca compartirla con un bebé de meses, Hemos de tener en cuenta que hablamos de un curso lectivo, no de un día de clase.
Y es cierto y probado que la madre tiene todo el derecho a no dejar de estudiar, más faltaría.
Hay quien dirá que en el último curso de la carrera, la madre podría haber esperado un año más, sabiendo el dilema que se le presentaría.
Sólo en una ocasión me he encontrado con un caso similar , pero fue circunstancial y sólo duró una clase de una hora. 
He de decir que el niño ni se enteró. Se pasó la clase durmiendo.

He llegit aquesta notícia i he tingut pensaments contradictoris.
No és fàcil prendre postura, perquè una criatura de mesos necessita d'un espai especial, i ni les aules, ni els passadissos de la Universitat, ho són. D'altra banda, el servei que li pot donar una mare que no ha d'estar pendent del que diu el professor , ni de les pertubacions de la classe no es donen a l'interior de l'aula. També entenc la postura dels alumnes, que han pagat una matrícula per estar en un entorn, la classe, sense la tensió que provoca compartir-la amb un bebè de mesos, Hem de tenir en compte que parlem d'un curs lectiu, no d'un dia de classe.
I és cert i provat que la mare té tot el dret a no deixar d'estudiar, més faltaria.
Hi ha qui dirà que en l'últim curs de la carrera, la mare podria haver esperat un any més, sabent el dilema que se li presentaria.
Només en una ocasió m'he trobat amb un cas similar , però va ser circumstancial i només va durar una classe d'una hora. 
Haig de dir que el nen ni es va assabentar. Es va passar la classe dormint.






15 comentarios:

María dijo...

Pues mira tras leerme tu artículo de arriba abajo me spiciono al lado de la madre porque cuenta que todos sus compañeros y profesores de clase la apoyan ¿ a quien molesta que acuda a clase con su bebe siendo así? dice que tras el ultimátum que le ha dado la universidad lo tiene con ella en clase mientras duerme la sienta y después se va con su abuela que por cierto la espera en la facultad ... me pregunto donde... ¿ está mejor en los pasillos de una universidad que en los brazos de su madre? no sé... si el crío es tranquilo y se mantiene feliz en su carrito que tenga a su lado su madre y ella pueda tenerlo a su lado me parece tan adecuado como que lo tenga su abuela haciendo tiempo a que su madre salga de clase ... Además, si todos en clase estaban tan felices ¿ por qué se ha metido la administración a regular un conflicto inexistente? .. no lo entiendo.

Muchos besos MIQUEL y feliz semana!!!

PD
Una chorrada la disculpa que da la universidad de que no cubre el seguro al bebé en clase ¿ y sí por los pasillos ? :-((

María dijo...

Además estamos hablando de la facultad de PEDAGOGÍA, ni es ingeniería termonuclear con el peligro consiguiente, ni medicina con el posible contagio ni ninguna carrera de praxis compleja o condiciones difíciles ¿ cómo han tenido tan mala PEDAGOGIA con este asunto? ya sé donde no pienso ir a estudiar nunca ;)

Ya te dejo que me enciendo y vuelvo o otra vez jajaja


Hasta mañana!

Maria Rosa dijo...

Hola Miguel; en Buenos Aires pasan cosas parecidas y ya algunos colegios secundarios tienen guarderías para los niños mientras sus mamas estudian. Lo que no se, es que pasa en las universidades.

Interesante el tema, por aquí cada vez son muchas las adolescentes en situaciión de ser alumnas y madres.

mariarosa

Francesc Puigcarbó dijo...

ho tindria que païr i rumiar, i un dilluns a primera hora no és el millor moment. Ostres, no ho tinc clar. Fins després...

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Guarderias , en la universidad, mejor que en clase.

Bon dia i millor setmana.

Tot Barcelona dijo...

Ya ves, MARÍA, de ahí mís dudas. Lo primero que pensé es que la clase es de Pedagogía.
Decirte que yo conozco personalmente la materia, que se donde son las clases y que por aquellas también tengo relación (epistolar, se entiende) con una de las vice-decanas.
Lo del seguro lo encuentro una baixanada (chorrada). Pero por otra parte pienso que hay materias que se hacen en ciomún y en forma de charlas, otras son más de profundizar (un ejemplo de una asignatura que me encanta es Arte y Sociedad); y otras necesitan de una reflexión posterior y a sólas, porque son durillas.
El ca,pus es una maravilla (Hogares Mundet), plena montaña, pero también pienso que los pasillos, si la criatura llora son cerrados y retumba todo, con la consiguiente perturbación a otras clases además de la de la madre.
No encuentro un tema sencillo, de verdad. Creo que debería de haber otra fórmula para que todos, alumnado, profesorado, bebé y madre tuvieran un beneficio.
Besos.

Interesantísimo MARÍA ROSA tu aportación.
Esta es otra de las soluciones. ¿Quién nos dice a nosotros que más de una vocación se ha quedado coartada por el impedimento que ponemos en este caso ?
Gracias ¡¡

Pensa ho. FRANCESC PUIGCARBó.
La cosa és per aixó
Salut

La misma aportación, MTRINIDAD, que nos indica Maria Rosa.
Y si, sería una solución. ¿porqué no ?
Gracias
Salut

Fackel dijo...

Yo es que no quiero sentirme ya en la tesitura de tener que opinar por todo. Practiqué tal motivación en otros tiempos en que me parecía descubrir un mundo que ya existía y acabé dándome cabezazos contra el muro e hirviendo en estrés. Para mí todas estas cosas son efectos colaterales de una sociedad que evoluciona, compleja, variada y variable ¡y que incordia en exceso! También diría que hay una visión sobre las personas como sobre los objetos, pero no quiero entrar aquí en la discusión sobre lo de tener hijos porque se desea poseer de todo, incluso experiencias, y que luego cargue con ellos el prójimo (abuelos, tíos, ámbitos sociales...) Por cierto, hay cada vez más perros-objeto también.

car res dijo...

Pues sí,los bebes no vienen de Paris,tienen madres.Los bebes se alimentan del pecho de sus
madres.Esto que era muy normal cuando tú y yo eramos niños,ahora parece no estar muy claro
para muchos.Incluso,algunos, parece que no pueden soportar ver el pecho de una madre dando
de mamar(vaya complejos).
Es que esta situación,se da en los cines,en los restaurantes,en que parece que no soportan
ver un bebe.
Encima en este caso los alumnos y la abuela apoyan,para echar una mano por si el bebe llora.
Como abuelo,sufro esas consecuencias,cuando por ejemplo llevo a mi bebe-nieto en el AVE,ten
go que ir pidiendo perdón constantemente,a los autómatas programados,mirando sus ordenadores
o sus móviles costantemente pegados a su teclados,todo les molesta en su mundo virtual.
Saludos."ben"

Tot Barcelona dijo...

Es una situación, FACKEL, que no tenía prevista.
Un abrazo
Salut

Todo cambia, BEN, y también la sociedad que va al ritmo.
Eso de las guarderías en las universidades es una buena idea.
Un abrazo

El peletero dijo...

Em sembla a mi que un aula no és el lloc adequat per una criatura, no van estar pensades per això ni aquest tampoc és el seu objectiu.

Altra cosa és que per una situació d'emergència en un moment donat es permeti la presència d'un nadó a classe.

Aquesta noia té un problema i ha de trobar una solució que no sigui aquesta.

La qüestió de l'assegurança no és trivial, s'hi passa una desgràcia ningú es farà càrrec i a la Universitat li cauran tots el pals, multes i responsabilitats civils i, qui sap, si criminals per negligència. Un aula és un lloc públic. Cap asseguradora acceptarà una assegurança de responsabilitat civil amb nadons a classe.

Salut a tothom

Cayetano Gea dijo...

No es el lugar adecuado para una criatura tan pequeña. Otra cosa es que la madre no tenga un lugar mejor donde dejarlo. Salvo que hubiera guardería en la propia universidad como ya se ha apuntado aquí.
En todo caso, resulta un tanto chocante.
Un saludo, Miquel.

Tot Barcelona dijo...

En lineas generals estic d´acord, EL PELETERO. No és el lloc.
Salut

Le he comentado lo mismo a El Peletero, CAYETANO GEA. Suscribo que en una ocasión determinada y no habiendo más recurso, se le pueda traer a clase, pero no como una sintonía cotidiana.
Otra coosa es la creación de guarderías en el centro, pero no hablamos de ello, sino del hecho concreto del bebé.
Hoy la he vuelto a escuchar por la cadena SER , alegando en que tiene todo el derecho a llevar a la criatura a clase.

Salut

Galderich dijo...

M'agrada com ho enfoques perquè tot està al límit... El s. XXI ens porta als límits i se'ls carrega i això és bo perquè ens fa pensar malgrat

Tot Barcelona dijo...

Si, estimat GALDERICH, tot està al límit, tens raó.
Gracies per ser hi
salut

Temujin dijo...

Pues yo no veo bien que vaya a clase con el niño, hay otras soluciones que no la penalizarían, como por ejemplo que siguiese la carrera al año que viene gratis, que hubiese guardería gratuita y otras muchas más.

¿Y si conduce un camión o es cirujana? ¿también lleva al niño al camión o al quirofano?
¿Que pensaríamos si vamos a un restaurante y nos sirve una camarera con el niño en brazos?

Y te lo dice un padre de tres niños...hay alternativas...y aunque sea politicamente incorrecto decirlo, me parece un acto de exhibicionismo gratuito.