TENGO VERGÜENZA, POR LO TANTO EXISTO. (A. Sartre)

lunes, 1 de junio de 2015

Iglesia de Les Adoratrius

Neogótico, o sea gótico igual de trascendente pero de nueva hornada. 1875. Proyecto de Joan Martorell.
Un antes y un después para que vean como era aquel Ensanche de Barcelona hace 130 años, más o menos.
Barro y soledad.
Calle Consejo de Ciento/ Casanova. Eixample

Neogòtic, o sigui gòtic igual de transcendent però de nova fornada. 1875. Projecte de Joan Martorell.
Un abans i un després perquè vegin com era aquell Eixample de Barcelona fa 130 anys, més o menys. 
Fang i solitud.
Carrer Consell de Cent/ Casanova. Eixample



9 comentarios:

Fackel dijo...

Pues mira, al Gótico le tengo respeto y admiración por sus aportaciones; además fue un proceso largo y con muchas interferencias. Al Neogótico no lo soporto, malas copias remendonas con grandes pretensiones frustradas para una Iglesia anodina y dictadora de los siglos XIX y XX, sin imaginación siquiera, creo ya había perdido hasta la fe.

El peletero dijo...

A cuatro pasos donde tengo mi tienda.

Salut Miquel

Miquel dijo...

Estamos empatados FACKEL, algo parecido es lo que siento.
Salut

Mándame un correo y te paso el Las ruinas de Palmira, EL PELETERO.
miquelcartisano@hotmail.com
Salut

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Buenas comparativas, Miquel, un abrazo.

Enric H. March dijo...

Una cantonada sense Núñez.

Miquel dijo...

Un abrazo MTRINIDAD..¡¡
salut

jejeje , aquesta és bona, ENRIC H MARCH
salut

F. Puigcarbó dijo...

Es molt estilitzada, i fixa't que aixi com desapareixen impremtes, d'esglesia no en desapareix cap.

F. Puigcarbó dijo...

Es molt estilitzada, i fixa't que aixi com desapareixen impremtes, d'esglesia no en desapareix cap.

Miquel dijo...

Ondia ¡¡¡¡ tens tota la raó FRANCESC PUIGCARBó ¡¡
salut