TENGO ALERGIA A CUALQUIER NACIONALISMO, PROPIO O DE OTROS.
(Marina Garcés. Filósofa. Pregonera de la Merced).

viernes, 24 de abril de 2015

Asideros de caballerías. Calle Civader.

Una maravilla de las que ya no quedan. Un asidero para caballerías.
No hay ningún joven que sepa que utilidad tuvo, no deja de ser triste que pasen desapercibidos.
Calle Civader. Barrio de La Rivera.

Una meravella de les quals ja no queden. Un agafador per a cavalleries.
No hi ha cap jove que sàpiga que utilitat va tenir, no deixa de ser trista que passin desapercebuts.
Calle de Civader. Barri de la Rivera.



13 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Un día de estos iremos a verlos Miquel.
Bona nit i una abraçada forta.

Francesc Cornadó dijo...

Miquel, probablemente muy pocos jóvenes sepan para qué servían estos asideros y probablemente muchos de las personas mayores que sí lo saben, desconocen cómo se activa un app o las ventajas de un sistema android. Todo es cuestión de épocas, ningunas mejores que otras, en todo caso una cierta caída siempre para abajo como ya nos enseñaban los clásicos.
Salut
Francesc Cornadó

Miquel dijo...

Fenomenal MTRINIDAD
Bon día ¡
salut

llevas razón FRANCESC CORNADó, aún así creo que es triste que vayan desapareciendo, lenta pero inexorablemente, detalles de una Barcelona única.
Lo bueno sería preservarlos y poner pequeñas placas de identidad de porqué y para qué servían estos artilugios
Salut

F. Puigcarbó dijo...

té rao en Cornadó, si no hi ha cavalls per que vols el ferro per lligarlos, be, sempre s'hi pot lligar el gos, o alguna criatura entremaliada.

salut

Josep dijo...

Miquel, Francesc Cornadó tiene razón, y tu también. El hecho de que la juventut no sepa para que servia no es motivo para que se pierdan. Hay infinidad de cosas que los jovenes no lo han vivido y aquí están. Simplemente es nuestra historia.

Salut.

Jesús pececillo dijo...

ahora sirve para amarrar al perro mientras charlas criticando a tu vecino,salud

Enric H. March dijo...

Aquestes inesperades relíquies emocionen!

Miquel dijo...

Si, FRANCeSC PUIGCARBó, i per poder, fins als avis que se t'escapen amb el tacataca.
Els poses les esposes a l'aparell i els lligues a la paret...
Solucions hi ha i hem de saber aprofitar-les....
Salut

Un abrazo grande JOSEP...te me cuidas ...
salut

Si, y para cogerte mientras se te pasa la melopea y meas en el esquinero, JESÚS PECECILLO...Si servir y utilizar se puede..Y tanto que se puede
Un abrazo
salut

A mi, com a tu, si, ENRIC, soc un romántic, a mi si que m´emocionen...i molt..molt
Salut

canela988 dijo...

¡Ay! Miquel, la nostalgia te puede. Mira que si hoy tuviéramos que ver a los caballos o mulas por estas calles también nos quejaríamos. En Sigüenza en una de mis visita recuerdo que vi a un chatarrero con mula incluida, como antaño, me pareció tan bucólico que al entrar al taller del cincelador que conozco se lo comente al ver que tenía un cuadro con esta estampa que me pareció magnifica, y él me comento que (la belleza esta en quien sabe mirar) ya que los vecinos se quejaban de la parada de este buen señor ya que lo hacía para tomarse un refrigerio no sé de qué tipo jajá. La argolla estaba en la puerta misma del bar ya que era donde se paraban antiguamente los diversos comerciantes que usaban este medio y hoy molestaba la presencia del animal. Me ha gustado tu descubrimiento callejero.
Feliz fin de semana caballero que todo lo ve.

Miquel dijo...

Feliz fin de semana, CANELA, señora que todo lo escruta ¡
salut

AMALTEA dijo...

No se me habría ocurrido que tuviera esa función, en caso de haberme fijado Cómo me gustaría que los coches fueran sustituidos por caballos y landós y otros carruajes; que en vez de internet, usáramos lápiz papel y sellos. Por un rato, preciso.
Abrazo

Jordi Casadevall dijo...

Es el que te una ciutat com Barcelona, que encara mantenen mobiliari dels nostres avantpassats

Miquel dijo...

Todavía quedan muchos en Barcelona, sobro todo cerca de los mercados municipales, AMALTEA
Un abrazo
slut

Cert , JORDI CASADEVALL, molt cert
salut