ES POSIBLE QUE NINGÚN LIBRO AYUDE A TRIUNFAR,
PERO ES MÁS PROBABLE QUE JAMÁS SE TRIUNFE SINO SE LEE NINGUNO. (Cosecha propia).

viernes, 6 de febrero de 2015

Recordando Imprentas. Talleres Gráficos J. Polonio

Otra de las innumerables imprentas desaparecidas de nuestra ciudad estaba ubicada en la calle Entenza, al número 1.
Se trataba de los Talleres Gráficos de J. Polonio
Les dejo un ejemplar, magnífico por cierto, encuadernado en tapa dura y cosido a mano, del año 1951

Una altra de les innombrables impremtes desaparegudes de la nostra ciutat estava situada al carrer Entenza, al número 1.
Es tractava dels Tallers Gràfics de J. Polonio
Els deixo un exemplar, magnífic per cert, enquadernat en tapa dura i cosit a mà, de l'any 1951









7 comentarios:

AMALTEA dijo...

Qué buen catálogo de imprentas hay en esta casa. El libro que has elegido para ilustrar la entrada es perfecto porque remite a otra época, tal como le gustaba evocar a Zweig, en sus retratos de un tiempo y lugar que se esfumaron.

F. Puigcarbó dijo...

vols dir que encara queda a Barcelona alguna impremta? almenys de les caracterìstiques de les que ens vas esmentant.

salut

Miquel dijo...

AMALTEA : Todavía me quedan varios libros de varias imprentas (que no editores), diferentes. Este es un libro tan bien elaborado fisícamente cómo literariamente.
Un abrazo.

FRANCESC PUIGCARBó : M'he trobat que m'han enviat algun llibre més manufacturat en impremtes de Barcelona. Els trauré a poc a poc i donaré detalls. Josep mateix, m'ha enviat tres que són una meravella. Però de les impremtes ja no queda gens..Gens.
Per cert, el de Josep, del bloc Vivencies, està manufacturat al carrer Elizabets 11, just al costat d'on resideix la teva tieta .
Una abraçada

Jesús pececillo dijo...

Entonces el papel cartón parecía una reliquia ,por el trabajo bien hecho y no le dábamos la Importancia,salud

Miquel dijo...

Cierto JESÚS PECECILLO. El trabajo es de artesanía.
Salut

Enric H. March dijo...

Un dia, Miquel, caldria fer una volta per Ciutat Vella i entrar a les petites impremtes que encara queden i preguntar-los de què viuen. Potser decobrirem un món ocult.

Miquel dijo...

Cert ENRIC H MARCH...Bona ideia ¡
Salut