YÉNDOME DESNUDO COMO ME ESTOY YENDO, ESTÁ
CLARO QUE HE GOBERNADO COMO UN ÁNGEL. (Sancho Panza)

lunes, 25 de noviembre de 2013

Escritores recónditos. IV. José Florencio Martinez

Me recibió con una radiante sonrisa, de aquellas de niño ¡¡¡.
Sonrisa que no se le desdibujó hasta el último apretón de manos. ¿ Qué puedo decir de una persona que cuando coge un tema lo desborda, lo exprime, lo acopla y lo hace suyo ?. Obras de teatro, poesía, narración, Historia...
El menos mediático de los mediáticos. El más difuso por no difundido. El más preparado entre los muchos.
Gran conocedor del Siglo de Oro, su obra sobre Lope de Vega, diez años de su vida, es consultada por eruditos.
Me despidió con una radiante sonrisa, de aquellas de niño ¡¡¡
Les dejo con un escritor del barrio del Eixample. De los mejores, no les quepa duda...

Em va rebre amb un radiant somriure de nen .
Somriure que no se li va desdibuixar fins a l'última encaixada. Què puc dir d'una persona que quan agafa un tema ho desborda, ho esprem, ho acobla i ho fa seu ?. Obres de teatre, poesia, narració, Història...
El menys mediàtic dels mediàtics. El més difús per no difós. El més preparat entre els molts.
Gran coneixedor del Segle d'Or, la seva obra sobre Lope de Vega, deu anys de la seva vida, és consultada per erudits.
Em va acomiadar amb un radiant somriure de nen 
Els deixo amb un escriptor del barri de l'Eixample. Dels millors, no els càpiga dubte...

Breve biografía
Tríptico sobre las tres ciudades que más han influido en la cultura occidental.

                                 
Literatura con la Ciencia. La abstracción del número como metáfora.

Con su Historia sobre Lope de Vega

Obras de Teatro...






                                       
Los Sofistas, para leer con detenimiento, dentro de Teseo...


El primero de sus escritos. Habla de la Trascendencia del hombre...

Dedicándome su Teseo










17 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Bueno, hoy dos post, o se te ha colado como me pasa a mí tantas veces.

Lo leeremos, ya diré algo, no tengo el gusto de conocerlo, muchas gracias a los dos, abrazos y besos.

Francesc Puigcarbó dijo...

AVUI, DOS ESCRITS PEL PREU D'UN, Miquel. N'hi ha tants de poetes i escriptors que no coneixem....,

SALUT

Miquel dijo...

Me he colado, mañana el otro, este es el que me interesa MTRINIDAD ¡
Hoy es 25 y los 25 me gusta dedicarlo a un escritor del entorno de Barcelona, del cual haya leído algo y que no sea mediático, pero si relevante.
Y este es uno de ellos
Salut

Si FRANCESC, el que passa és que se ha colat (aixó dels ordinadors es complicat) un altra post.
Una abraçada i salut

Josep dijo...

Magnifico trabajo por ambas partes.
Te felicito, Miquel, por traernos escritores que seguramente nunca se ganaran las vida con sus conocimientos, pero personalmente los prefiero. Un abrazo a los dos.

salut.

Miquel dijo...

Un bassione piu forte JOSEP ¡
Salut

Temujin dijo...

De Trespaderne, del norte de Burgos, aunque no conozco su obra (al igual que muchas otras)...
La sabiduría se ha perdido en busca de la especialización, creo que ahi hemos perdido, pues un especialista es alguien que sabe mucho de un poco y nada de todo...

Miquel dijo...

Ostias ¡¡¡ ves TEMUJIN, si al final tendremos amigos comunes ¡¡
Salut a BURGOS ¡¡¡

Francesc Cornadó dijo...

José Florencio Martínez es un grandísimo poeta y un gran conocedor de los clásicos, permíteme que exponga mi opinión sobre su libro Teseo no saldrá del laberinto.

Como que el comentario es muy larg, lo divido en tres partes.

PARTE 1

“Teseo no saldrá del laberinto” no es un poemario más, como tantos otros que lanzaron la mirada poética a los orígenes de nuestra cultura al encanto del mar Egeo o del Dodecaneso. No, se trata de una poesía que no limita su mirada, José Florencio Martínez nos dice que seguimos siendo griegos y que no necesitamos mirar ni a un tiempo pasado ni a un horizonte lejano, nos propone que busquemos lo que es bello en el sueño de nuestra propia vida, porque en ésta se encuentra el sueño: esto es, la secular existencia hermosísima y dramática que se esconde en un laberinto y nos dice que la belleza es el hilo que nos ofrece Ariadna para salir de él.
Pero a pesar de disponer del hilo de Ariadna, José Florencio nos dice que “Teseo no saldrá del laberinto”, pero el autor que es inteligente utiliza la ironía y con su afirmación nos está diciendo lo contrario, porque en el fondo el poeta contempla el misterioso rostro de la belleza y recorre los caminos intrincados del laberinto hasta llegar al núcleo íntimo de la satisfacción y de la ventura.

Salud
Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

PARTE 2

Somos herederos de un tiempo que nació en Grecia, aunque aquella Grecia antigua sea sólo una creación imaginaria, como ya ha dicho algún sabio, pero que más da, sea real o ficticio, aquel jardín del pensamiento es el cimiento de nuestra cultura y encima de aquellos fundamentos de piedra y razón aún se sostiene nuestra casa más o menos deteriorada.
En el primer capítulo “de cuando los mitos”, el poeta nos habla de los orígenes del mundo griego y del mundo primigenio de los dioses inclementes.
Es el origen de un pueblo que, a partir de los mitos aqueos llega a alcanzar los logros más altos de la civilización, y que según José Florencio Martínez son: democracia en lo social y cultura en lo personal
El hombre griego alcanza estos logros con entusiasmo por la verdad y enfrentándose a unos dioses inmisericordes.
Cronos que se come a sus hijos, Zeus que amontona nubes y lanza rayos contra los hombres, dioses que destruyen cuanto convenga para satisfacer su líbido.
Un dios que se cabrea y todo un pueblo se va ha hacer puñetas. Esta es la verdadera cara de los dioses de la naturaleza y frente a ellos el hombre entusiasmado que experimenta temor pero también ansia de conocimiento y pasión por la libertad.
Estos dioses aqueos no pactan, no establecen alianzas sagradas, no son dioses de amor, pero ellos nos muestran la faz de la belleza terrible, la que nos explica Rilke
... Pues la belleza no es nada
sino el principio de lo terrible, lo que somos apenas capaces
de soportar, lo que sólo admiramos porque serenamente
desdeña destrozarnos.

y desde Duino en una carta dirigida a la princesa Maria von Turn und Taxis, Rilke pregunta

¿Qué sería de un dios sin la nube que lo protege de las miradas, qué sería de un dios manoseado?

Es la belleza oculta, la que después, en el Renacimiento, nos dirá Ficino que se encuentra dentro de la materia y que el artista con su acción trata de revelar. No en vano Miguel Ángel se lía a trancazos contra el bloque de mármol para sacar de su interior la belleza excelsa de David.
Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

Parte 3

Pues bien, como dice José Florencio, del interior
del ánfora negra de los mitos
apuramos los sueños.

nosotros apuramos sueños pero ellos, los dioses, tienen en sus manos los dados del destino.
Juegan, Aquiles y Áyax, a los dados.
Como si fuera el centro de la historia,
en tu mirada, el vuelo de los dados,
tres mil años después, siguen jugando.

George Steiner, ahora citado por el poeta dice:

Para Tolstoi, Dios era el otro oso del bosque, al que había que
hacer frente, con el que había que luchar.

Pero esta es una lucha desigual, es una derrota segura, y José Florencio Martínez afirma:
Teseo no saldrá del laberinto
su realidad preclara de palabras
nunca dirá el poema entero, nunca
verá la entera forma de la rosa.

El poeta sabe que los dioses gastan una mala leche que no se la salta un torero portugués, entonces el poeta baja los brazos y se dirige

A Zeus hijo de Cronos y Rea desenfadadamente

Zeus, hijo de Cronos,
dios del rayo y el trueno
y jefe del Olimpo,
pues por tus venas corre
toda la mala leche
de la cabra Amaltea
que te crió de niño,
así se explica uno
tu cara siempre adusta,
tu avinagrado ceño
y el acongojamiento
que impone tu ira augusta.




Cuando el poeta reflexiona sobre la Grecia clásica para hablar de la vigencia de los clásicos nos explica que el vigor actual de los líricos griegos, de los epicúreos y de los estoicos nos sorprende. Su vigencia actual nos maravilla, nos llega a conmover que los epigramas clásicos y los discursos de Demóstenes sean aún válidos hoy, pasados más de dos mil años.

Aquellas voces que despertaron las consciencias hace milenios aún se escuchan y su eco rebota por las paredes de los parlamentos de los pueblos que aspiren a la dignidad. Aquellos vocablos como los tábanos de Ío aguijonan las consciencias y las voluntades de hoy.

Ninguna lírica de aquellas debe sorprendernos. No, pues los tiempos pasan pero las consciencias son las mismas de siempre y aquellos sentimientos y aquellos venenos tienen la misma eficacia que tuvieron en la polis griega y la opulencia que tanto incomodó a Horacio continua siendo el germen de les discordias.

Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

Parte 4 (he tenido que hacer una cuarta parte)

Hoy, como en aquellos pueblos que fueron la cuna de nuestra civilización, el lujo, lo fatuo y el estrépito provocan las mismas iniquidades y hoy, como ayer, el que manda continua administrado la venganza.

Ya nos lo advirtió Lucrecio, Eadem sunt omnia semper,

todas las cosas son siempre iguales

y nada hay nuevo bajo el sol y mientras la cicuta tenga el efecto de siempre y el vecino lleve la daga escondida bajo la túnica elegante y cívica y mientras los seres humanos sean capaces de emocionarse ante el espectáculo de la naturaleza cultivada y haya un canto armonioso que llegue al corazón de un hombre bueno, mientras todo esto ocurra, serán vigentes las voces de los clásicos.



Cuando José Florencio Martínez se refiere a la Grecia helenística, para mí la belleza en todo su esplendor, la belleza tangible y la ausente o la escondida tras un velo más o menos tupido, nos dice que una belleza que está o que estuvo o que se intuye.

Hoy cuando los barcos pasan por delante del cabo Sunion, donde

les aigües de sal exaltada cubren el

Temple mutilat, desdenyós de les altres columnes
que en el fons del teu salt, sota l'onada rient,
dormen l'eternitat! Tu vetlles, blanc a l'altura,
pel mariner, que per tu veu ben girat el seu rumb;

cuando los barcos surcan estas aguas, digo, los marineros hacen sonar las sirenas para

evocar amb un cant d’alegria els marbres absoluts, nobles y antics,

este sonido profundo y sordo de las sirenas es un canto de alegría como dice Carles Riba, y no es un llanto de tristeza por la belleza perdida, hundida en las aguas del mar Egeo.

También José Florencio Martínez hace sonar sus poemas por una belleza que más o menos hundida, más o menos ausente, nos la recupera con los versos de Teseo no saldrá del laberinto.

Es como si aquellos elementos que no hemos conocido, pero que sabemos que existieron y que, por referencias, sabemos que eran bellos, se encuentran en el interior del laberinto y el poeta nos proporciona el hilo de Ariadna para que podamos alcanzar la belleza ausente e imaginada de los brazos de Afrodita o del rostro de la Victoria de Samotracia.
Salud
Francesc Cornadó

Miquel dijo...

No puedo añadir nada más que lo expuesto, Francesc, solo hacer ver que tenemos ante nuestros ojos una persona límpida , de clara videncia y que además encara los problemas venideros hablándonos del pasado, no remoto, sino escrito, que no es poco.
Salut

AMALTEA dijo...

Sí,señor. Es un magnífico poeta. He leído su Teseo,y puedo decir que no te falta ni pizca de razón ni a él méritos, para dedicarle tu entrada.

Miquel dijo...

Una maravilla AMALTEA..una maravilla...Un tipo singular, un erudito...un proscrito por el sistema.
te diré en la Facultad de Filosofía , el que fue decano ( Antonio Alegre), ha comprado su libro Teseo, porque se lo presté y le entusiasmó...
Es muy bueno, muy bueno.
salut

Gemma dijo...

Le pones tanto cariño Miquel que me entran ganas de leerlo ya mismo! :D

Y es que además, puedo ojear algunas páginas desde casa! esto es demasié...lo de Cornadó, digo :D fantástico!

Besos!


Gemma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miquel dijo...

Ahhh ¡¡¡ CORNADÓ ..¿ qué puedo decir ? por él estoy conociendo cantidad de escritores que de otra forma me sería imposible. Se rodea de un círculo muy bueno al que vale la pena seguirles.
Hoy, por ejemple, GEMMA, presento a una persona que me ha presentado él, y que es un erudito en el Siglo de Oro. En fin, para mi un placer y me alegro que también lo sea para ti.
Un abrazo, Salut