UNO SE VUELVE VIEJO, SIN DUDA, PERO ¿QUIÉN
SE VUELVE JUICIOSO?. (Mefistófeles a Fausto).

viernes, 26 de junio de 2009

Letreros de oficios desaparecidos en Barcelona









Forman parte de la nostalgia, pero aún aguantan hiniestos sobre sus pedestales.
Ya no existen cacharreros, ni fabricantes de papel, ni mucho menos zurcidoras.
¿ Quedará alguna fábrica de peínes , o vendrán todos de China ? .
Y colchones...¿ Quién carda colchones hoy en día ?
¿ Que doncella aprende a estas horas corte y confección ?...
¿ Habían entrado alguna vez al Museo de Ciencias Naturales de la Plaza Real ?, en realidad era un taxidermista que se entretenía en exponer las piezas que realizaba, con mucho éxito, por cierto.
En fin, una muestra de las muchas que tengo de lo que fué un día nuestra ciudad.

4 comentarios:

Història i tradició dijo...

Los tiempos cambian, y las profesiones también. Ahora ya no hay lecheros como antaño.

Iris dijo...

com a corresponsal de gràcia, he de dir: al c/Perla 11 hi trobareu la Ruqueria Querubí reconvertida en sala cultural i al c/Torrijos quasi tocant Travessera de Gràcia hi trobeu una vaqueria que segueix sent un establiment on venen llet i nata de les de tota la vida!!!

Miquel dijo...

Hem apuntat les sugerencies. Demá pasaré per la biblio ( un llibre de Cirlot (Bronwyn), i dos de Barcelona). Et dejaré un café pagat. Baixaré caminat fins a Gracia. Una abraçada des-de Sant Antoni.

C.E.T.I.N.A. dijo...

Los tiempos cambian. A lo mejor con la inmigración, al igual que ha pasado con los colmados, volvemos a ver escuelas de costura y negocios por el estilo.

Y seguramente estos mismos inmigrantes, dentro de unos años, añorarán los locutorios que a nosotros nos resultan tan exóticos