CUANDO NO TENGAS IDEAS PROCURA INVENTAR PALABRAS.
(Mefistófeles a Fausto)

lunes, 10 de noviembre de 2008

Las "capillitas"


De pequeño, cuando pasaba por debajo de alguna de ellas, no les daba la mayor importancia. El tiempo hace que todo cambie y, desde luego tu manera de pensar.
Hasta no hace mucho, siempre creí que la devoción por los santos hacía que estos tuvieran una imagen propia en la calle que llevaba su nombre. Así ellos, Sant Rafael, Ramón, Josep Oriol, Sadurni, Pere, Jeroni, Marti, Climent...y ellas , Santa Elena, Eulalia...tienen su "capillita " particular, siempre a la alzada del primer piso y a la vista de todos. Pero no solo es este el motivo de tan particular detalle. Según varios historiadores, las "capillitas en los muros no eran solo señales de devoción; servían también para saber el nombre de una calle en épocas que pocos sabían leer ".
Ahora me quedo más conforme. Intuía que debía de haber alguna razón y no sabía cual.
Hoy por hoy, han quedado inutilizadas. Les dejo con el resto de lo que fue y ya no es. Entre nosotros, para tenerla en este estado, mejor no tenerla...Pertenece al Casc Vell...

5 comentarios:

Història i tradició dijo...

Es increible lo que a veces la historia nos puede llegar a contar...

Miquel dijo...

por eso...........es tan importante su pseudónimo...y no se admiten bromas...La Historia....con mayúsculas..¡¡¡¡salut

perico consorte dijo...

Pues en contra de su opinión, D. Miquel, yo soy partidario de que, aunque en mal estado, sigan estando.
Al menos nos sirve de recordatorio, como los que entregan en los funerales, de la Barcelona que fue y que debimos conservar.

Miquel dijo...

Es una buena observación

Bolero dijo...

Quants secrets amagen les parets eh!