HEMOS CREADO UNA CULTURA QUE DESTRUYE SISTEMÁTICAMENTE LA CALIDAD.

viernes, 17 de octubre de 2008

La mansión noble de Marti-Codolar










Un poco de historia.
La Granja Vella de Marti-Codolar, es un lugar histórico en la ciudad de Barcelona.
Desde el s.xv, han pasado por aquí, "payesos", monjes jerónimos y comerciantes adinerados. Fueron estos, los que en un alarde de buen gusto, acabaron decorando el interior de la finca al estilo que hoy conocemos.
La familia Marti-Codolar, don Lluis y doña Consol Pascual de Bofarull, compraron en el último cuarto del siglo XlX, la totalidad de los terrenos.
Fue en un principio, una finca de recreo, pues el matrimonio así lo dispuso.
Al decorarla, se tuvo en cuenta de donde había provenido la fortuna del matrimonio. Los Marti-Codolar eran mayoristas de aves. Por eso, las interesantes patas de pollo en forma de manetas en las puertas de entrada.
También fue un lugar donde se puede decir, hubo el primer zoológico de nuestra ciudad, pues el Sr Lluis, tenía devoción por las aves exóticas, que mucho después donó al Ayuntamiento para el principio de su colección.
Fue visitada por San Juan Bosco, allá por 1886.
El matrimonio Marti-Codolar, murió sin hijos. Parece ser que la amistad con el anterior personaje, fue la espoleta para que a la muerte de ambos, los terrenos pasaran a ser parte de la Obra Saleciana.
Solo les he puesto una parte del interior de la finca. Los repujados de madera y la cristalera de las puertas. Creo que, con esto, nos daremos una idea de la belleza del interior de la casa.

4 comentarios:

pericogranollers dijo...

me a parecido chocante sobre todo un comentario tuyo calificando generosisimamente como interesantes esas monstruosas manetas de puerta,en fin esta gente sentia devocion por las aves ,pero su gusto decorativo la verdad es que nosabria como calificarlo jejejejeje..............
pd.por cierto extraordinario el trabajo de perico consorte sobre el tema de los caracoles

perico consorte dijo...

Una verdadera maravilla.
Los artesanos eran verdaderos artistas.
Cómo se nota sin embargo que los dueños no abrían las puertas. Son curiosas las manetas, pero peligrosas si vas con prisas.
Un pequeño apunte pequeñoburgués: no me gustaría ser quien tiene que quitar el polvo a los muebles y sacar brillo a las tallas y los herrajes. ¡¡Cuánto trabajo!!

Miquel dijo...

P Granollers....no te choque...el arte es arte...si a uno le hace vibrar...eso creo. Si entiendo el fondo de lo que dices...ya lo creo ¡. pero no deseo engañarte...es bello.¡¡¡ salut y gracias por ser tan sincero en tu apreciación...
Consorte...la madera es ébano...no se queda pegado el polvo... salut

Jaime dijo...

se puede visitar esta granja?