CUANDO APARECEN LAS BANDERAS SE ACABAN LOS ARGUMENTOS.



martes, 1 de mayo de 2018

Una casita con encanto

En la calle Alt de Gironella, en la parte alta de la ciudad, hay una casita que me tiene encantado,
Villa Castell es su nombre.
No podría decir que estilo tiene, ni que época representa, ni quien fue su diseñador, es muy simple, pero me atrae.
Les dejo con ella.

Al carrer Alt de Gironella, en la part alta de la ciutat, hi ha una caseta que em té encantat, 
Vila Castell és el seu nom.
No podria dir que estil té, ni que època representa, ni qui va ser hi el seu dissenyador, és molt simple, però m'atreu.
Els deixo amb ella.




14 comentarios:

Rodericus dijo...

Y además con jardín. Todo un lujo para nuestro tiempo.

Salut.

Tot Barcelona dijo...

Cierto.
Salut RODERICUS

Fackel dijo...

Cuando veo casitas así pienso no en arquitectos, contratistas, aparejadores, sino en albañiles con experiencia y profesionalidad que tenían buenas manos y cierto buen gusto y que iban por libre. Parece de cuento y más en medio de la selva de construcciones más recientes.

Tot Barcelona dijo...

Y esto en medio de Barcelona, FACKEL, es más que agradecer.
Salut

F. Puigcarbó dijo...

es como la casita en Canadá. Guapa, i ben cuidada.

Totbarcelona dijo...

Sastamente, FRANCESC PUICARBO

Cayetano Gea dijo...

Muy coqueta y agradable de ver.
Un saludo, Miquel.

Temujin dijo...

Pues no sé qué decirte, la verdad, para gustos, los colores... Un saludo

Tot Barcelona dijo...

Un saludo, CAYETANO GEA.
Salut

A mi me gusta, TEMUJIN, viendo lo que se ve por estos pagos no la encuentro nada mal.
Un abrazo

Tracy dijo...

Sí que es bonita, sí.

car res dijo...

Parece un bordado de mantel,esa manía de nuestra tierra para expresarse en las fachadas,en mi Andalucía lo hacen con la cal y la escobilla.
Salud.

Tot Barcelona dijo...

jejejej, a mi me lo parece TRACY.
Un saludo.

Tiene un "estilo" un tanto naif, CAR RES, pero rompe la monotonía.
Salut

Conxita Casamitjana dijo...

Es bonita y ahí está resistiendo. Me has hecho pensar en una casa que me gustaba mucho, que tenía un jardin precioso con unas glicinas que maravillaban y fue sustituida por un vulgar bloque de pisos de muchas plantas. Espero que la tuya resista a las tentaciones de Don dinero.
Saludos

AMALTEA dijo...

Encantadora, imagino una vida discreta y apacible de sus habitantes, una mujer que se encanta en su jardín, pequeño y cuidado con esmero.

Otra vez, abrazo, por si tardaba en llegar el de más arriba.