NO HAY PEOR COSA QUE LA AMBICIÓN SEA
MÁS GRANDE QUE EL TALENTO.


domingo, 6 de mayo de 2018

¡ Familia ¡, Premio de poesía Blas de Otero

Subo a las oficinas de la Facultad de Filosofía y me encuentro con el manuscrito que les inserto, y por si puede ser de su interés.
Les dejo las normas por el que se rige. En el apartado 6 encontrarán una web municipal.
Blas de Otero ha sido un poeta de mucho renombre, pero poco citado, en 1975, justo antes de morir Paco, salió a la luz un libro de bolsillo, manufacturado de una forma harto económica, con los mejores poemas del autor, es el que les enseño, y de ese libro, el Ergo Sum, un poema que creo, insuperable.

Pujo a les oficines de la Facultat de Filosofia i em trobo amb el manuscrit que els insereixo, i per si pot ser del seu interès.
Els deixo les normes pel qual es regeix. A l'apartat 6 trobaran una web municipal.
Blas de Otero ha estat un poeta de molt renom, però poc citat, en 1975, just abans de morir Paco, va sortir a la llum un llibre de butxaca, manufacturat d'una forma fart econòmica, amb els millors poemes de l'autor, és el que els ensenyo, i d'aquest llibre, el Ergo Sum, un poema que crec, insuperable.







16 comentarios:

Fackel dijo...

Miquel. ¿Quién lee hoy día a Blas de Otero?

Aquí tenéis mi voz
alzada contra el cielo de los dioses absurdos,
mi voz apedreando las puertas de la muerte
con cantos que son duras verdades como puños.

Él ha muerto hace tiempo, antes de ayer. Ya hiede.
Aquí tenéis mi voz zarpando hacia el futuro.
Adelantando el paso a través de las ruinas,
hermosa como un viaje alrededor del mundo.

Mucho he sufrido: en este tiempo, todos
hemos sufrido mucho.
Yo levanto una copa de alegría en las manos,
en pie contra el crepúsculo.

Borradlo. Labraremos la paz, la paz, la paz,
a fuerza de caricias, a puñetazos puros.
Aquí os dejo mi voz escrita en castellano.
España, no te olvides que hemos sufrido juntos.

Anónimo dijo...

Se me antoja absolutamente imprescindible en este momento:

A LA INMENSA MAYORÍA
(Blas de Otero)

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos sus versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad.

Júlia dijo...

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

Me lo sabía de memoria pero hoy he comprobado que no lo recordaba completo.

Tot Barcelona dijo...

Jooooooooooooooooooooo

EXTRAODINARIOS ¡¡ eso es lo que sois ¡¡
Blas de Otero , poeta social, eso es lo que siento. Y no se quien lo lee hoy en día, FACKEL, pero se que lo lees tu.
Y , ANÓNIMO, gracias por colaboración...gracias , de verdad.
Y gracies JÚLIA...de veritat, moltes gracies...
Hoy me he puesto contento al abrir el bloc y ver los poemas escritos de un poeta, que sigo diciendo, creo desconocido o poco nombrado, quizá porque no pertenece a ninguna corriente, pero que , y se que me acompañan en el viaje, es representativo de esta españa encarnizada y siempre dividida.
Un abrazo

Gracies ¡¡¡¡

Cayetano Gea dijo...

Junto a Gabriel Celaya, imprescindible para entender la poesía social de posguerra.
Un abrazo, Miquel.

Rodericus dijo...

Nada mas a añadir a lo que ya han dicho todos.

Solo que me gustaria vivir en un país donde los versos de Otero pertenecieran a un tiempo superado, y que nos sonasen lejanos.

Pero desgraciadamente no es así, y su poesía sigue viva y vigente. Aún no hemos enterrado a la España cainita y feroz, que mataba o expulsaba a los exilios a sus mejores hijos.

Caras nuevas, pero viejos tambores.

Salut.

Tot Barcelona dijo...

Un abrazo, CAYETANO GEA.
Gracias por estar.
Salut

Salut , RODERICUS.
Un abrazo en compañía.

F. Puigcarbó dijo...

sembla que encara el llegeix prou gent, potser per què la seva poesia ha envellit molt bé.

RECOMENZAR dijo...

Leo estoy sentada leyéndote y leyéndolos. Me gusta
Un abrazo con un beso

RECOMENZAR dijo...

Miguel Otero Silva nació en Barcelona, Venezuela, el 26 de octubre de 1908 y falleció en Caracas el 28 de agosto de 1985. Fue uno de los miembros más destacados de la Generación del 28 y cultivó diversos géneros literarios entre los que se encontraron la poesía, el periodismo y la narrativa. Se caracterizó por ser un autor humorista e inteligente, capaz de atraer a los lectores a través de su ironía y su aparente buen humor, sobre todo en cuestiones referidas a la política.
En sus comienzos se sintió atraído por la poesía moderna de autores como Nervo y Darío y comenzó a escribir guiado por las ideas del modernismo. Posteriormente su estilo cambiaría hasta ubicarse en una perspectiva más humorista y crítica.
Cabe mencionar también que fue un convencido activista que, pese a que durante las graves revueltas de 1928 debió huir al extranjero, no se dió por vencido y continuó colaborando desde Venezuela con sus artículos netamente políticos que tenían por objetivo formar mentes abiertas y capaces de luchar por la libertad.
Algunas de sus obras fueron "Sinfonías tontas", "La mar que es el morir" y "La Piedra que era Cristo". A continuación podrás disfrutar de algunos de sus poemas, entre los que se encuentran "Enterrar y callar", "Hallazgo de la piedra" y "Siembra". Ya ves me voy PULIENDO
jajaja

Tot Barcelona dijo...

Crec que si, FRANCESC PUIGCARBó.
Una abraçada.

Gracias por estar desde tan lejos con nosotros, RECOMENZAR.
Hablamos de poetas, que no deja de ser universal.
Un beso grande

Fanny Sinrima dijo...

Pues sí, yo sigo leyendo a Blas de Otero, a Luis Cernuda, a Miguel Hernández, a Gabriel Celaya y a otros poetas de aquella generación. Todos sus poemas son muy actuales.

Salud y Poesía.

AMALTEA dijo...

Como escribe Fackel, ¿quién lee hoy a Blas de Otero?
Cuánto coraje en su obra, hace años que no he vuelto a leerlo, así que aprovecharé para releerlo, seguro que me parecerá tan bueno como entonces. Espero que se presenten muchos poetas y que el jurado elija con criterio poético y no político.

Abrazos

Tot Barcelona dijo...

Salut y poesía, FANNY SIN RIMA.
Un abrazo

Esperemos, AMALTEA.
Creo que ser poeta no es nada fácil, cervatillos los llamaba Cervantes cuando un poeta no era de su gusto. Y creo también que la poesía si es un arma cargada de futuro, y que volverá otra vez a releerse con intensidad.
Un beso
te me cuidas.

Temujin dijo...

Ergo Sum, pues yo conocía el nombre, no la obra, pero el texto que nos muestras me ha encantado la verdad, algun dia tendre tiempo y leer estas obras que me he perdido, aunque quizás ya sea demasiado tarde para aprovecharlas...
Vale atque vale..

Tot Barcelona dijo...

Nunca es tarde, TEMUJIN.
Blas de Otero nunca gustó ni a propios ni a extraños. Ya se metía con todas las banderas hace mucho tiempo, cuando sólo había la gallinacea.
Sus escritos son rotundos. Son como golpes de tambor. Sus ideas y su pensamiento nunca ha envejecido.
Jamás perteneció a ninguna corriente.
te gustará si puedes hacerte con algún librillo de bolsillo.
Un abrazo