HEMOS CREADO UNA CULTURA QUE DESTRUYE SISTEMÁTICAMENTE LA CALIDAD.

jueves, 20 de julio de 2017

Ludwig Mies van der Rohe y Dragiša Brašovan en Barcelona. 1929

Paso casi cada mañana por la puerta. Siempre pienso lo mismo, ¿Cómo es posible que en 1929 se construyera una casa que no sólo rompe moldes, sino que además parece de última hornada?
Espectacularmente bella. Montjuïc.

Pas gairebé cada matí per la porta. Sempre penso el mateix, Com és possible que en 1929 es construís una casa que no només trenca motlles, sinó que a més sembla d'última fornada?
Espectacularment bella. Montjuïc.



Pabellón del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos: representación del país que posteriormente se llamaría Yugoslavia, fue obra del arquitecto Dragiša Brašovan, situándose junto al Palacio Nacional. De concepción vanguardista, tenía planta en forma de estrella, y la fachada estaba confeccionada con listones de madera dispuestos en franjas horizontales, alternando el blanco y el negro

Pavelló del Regne dels Serbis, Croats i Eslovens: representació del país que posteriorment es cridaria Iugoslàvia, va ser obra de l'arquitecte Dragiša Brašovan, situant-se al costat del Palau Nacional. De concepció avantguardista, tenia planta en forma d'estel, i la façana estava confeccionada amb llistons de fusta disposats en franges horitzontals, alternant el blanc i el negre.








8 comentarios:

Francesc Puigcarbó dijo...

el bon gust arquitectònic no hi enten d'èpoques, es té o no es té.


salut

Cayetano Gea dijo...

Uno de los objetivos de esta arquitectura de calidad y diseño era no pasar desapercibida.
Un saludo, Miquel.

Tot Barcelona dijo...

Insuperables des de 1929
Salut FRANCESC PUIGCARBó

Una pena que la segunda obra, la Yugoslava , no la tengamos entre nostros.
Salut CAYETANO GEA

Francesc Cornadó dijo...

El pabellón de Mies van der Rohe es uno de los mejores edificios que conozco. ¡Extraordinario!
No tengo opinión sobre el edificio de Dragiša Brašovan, tampoco sé nada de su arquitectura.
Abrazos
Francesc Cornadó

Tot Barcelona dijo...

Bellísimo ¡¡ FRANCESC CORNADó,
Y el del yugoslavo rompía moldes en el 29.
Un abrazo

Rodericus dijo...

Pues porque la funcionalidad y la elegancia en la sobriedad de líneas son intemporales.

Y si además se manejan las proporciones de una manera equilibrada, como es el caso, es una obra maestra.

Un abrazo

Tot Barcelona dijo...

Es simplemente bello RODERICUS. Muy bello.
Salut

AMAJAIAK dijo...

Pues si! qué diferente es de los edificios que la rodean y la vez la misma época.