SI LOS POLÍTICOS FUERAN A LAS TRINCHERAS...NO HABRÍA GUERRAS.

martes, 21 de febrero de 2017

El motocarro Delfín de las galletas Montes.

Es curioso que hay objetos que son imposibles de olvidar. Si hoy me preguntan como era la fábrica de galletas Móntes en mi niñez, la que estaba en la calle Manso, dudo mucho que me aproximara fielmente a reflejar su edificio. Pero no me pasa con el motocarro que tenían para el reparto, del que guardo un recuerdo fiel y del que yo era un ferviente admirador.
Investigando por Internet he logrado dar con el nombre de la marca del vehículo, y llevarme la satisfacción de saber que era autóctono de Barcelona. Recuerdo su marca, su anagrama y su figura, nada esbelta por cierto. Pero aquello, y en aquella época, fue  pura tecnología punta.
Se trataba del motocarro Delfín.

És curiós que hi ha objectes que són impossibles d'oblidar. Si avui em pregunten com era la fàbrica de galetes Móntes en la meva infantesa, la que estava al carrer Manso, dubto molt que m'aproximés fidelment a reflectir el seu edifici. Però no em passa amb el motocarro que tenien per al repartiment, del que guardo un record fidel i del que jo era un fervent admirador. 
Investigant per Internet he aconseguit donar amb el nom de la marca del vehicle, i portar-me la satisfacció de saber que era autòcton de Barcelona. Record la seva marca, el seu anagrama i la seva figura, gens esvelta per cert. Però allò, i en aquella època, va ser pura tecnologia punta.
Es tractava del motocarro Delfín.

El Delfín. Pura tecnología punta.


La fábrica en sus últimos años, cuando el motocarro estaba jubilado.

Las galletas

Y un motocarro de los años 60 al que no llego a vislumbrar como Delfín, pero que da el pego.


12 comentarios:

El peletero dijo...

Una veritable obra d'art!!

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Es fantástico ese recuerdo y el motocarro es estupendo y muy gracioso, seguro que los niños iban detrás de él, ¿regalaban alguna galleta?.

Bon dia Miquel, i millor setmana, petons.

Francesc Puigcarbó dijo...

ahí me has pillao, no lo recuerdo, pero el motocarro es chulo, chulo.

Tot Barcelona dijo...

Era fantástic, EL PELETERO
Salut ¡¡¡

Era una máquina extraordinaria. Recuerdo que aparcaban junto a él, y en la calle Manso, algún Biscuter, y te diré que si recuerdo un GoGo movil que tenía las ventanillas selladas con chicle para que no le entrara el agua, MTRINIDAD.
No galletas no regalaban, pero estaban bien de precio si las comprabas a peso y en calidad de galletas partidas (rotas).
Un beso Bon día.

És que pel que sembla, i pel que posa en la història d'aquest aparell, solament van fer no mes de vint unitats, FRANCESC, no t'estranyi que no hagis vist cap.
Una máquina de Barcelona que ja despuntaba.
Una abraçáda
salut

Francesc Cornadó dijo...

Parece de juguete. Bonito.
Francesc Cornadó

Júlia dijo...

Yo me acuerdo del interior de la tienda, muchos sábados íbamos con mi hermano a hacer cola y comprar medio quilo, de precio variable, según el estado de la economía familiar en aquel momento, una dependienta se parecía al hada Primavera de La Bella Durmiente y un dependiente, a Carlos Gardel, o así nos lo parecía.

María dijo...

Vaaaya pero si es una monada xD! el Ferrari de los motocarros este Delfín jaja Una de las cosas más curiosas al llegar a Cuba o a la república dominicana es que circulan muchísimos motocrarros aun. De hecho allí les llaman motoconchos, que junto con coches construidos con piezas de desguace hacen las veces de improvisados taxis, donde la gente se sube incluso en marcha porque van muy despacito y ni puertas llevan ; )

Precioso este vehículo y portentosa tu memoria MIQUEL! ¿ existe aun esa fábrica? ¿ son ricas las galletas ? ; )

Muchos muchos besos y muy feliz martes!

Tot Barcelona dijo...

jajajaj si, en realidad lo era para lo que nosotros conocemos en este momento.
Un abrazo FRANCESC CORNADÓ

Aquesta és bona, JÚLIA. No los recuerdo...mi mirada era siempre el despiste de llevarse una galleta en la boca cuando staban de espaldas, pero quizá la bella Durmiente...si...ahora que lo dices...
Un abrazote

No, MARÍA, ya no existe. Es parte de mi época, y como tal está feneciendo, nos guste más o menos.
Mi memoria funciona, si, pero es que antes el cava era con uva autóctona ¡¡¡¡ jjajaja...debe de ser que ahora la uva es mala porque es de China...o sea, mala uva.
jajaja Te tengo al corriente del libro.
Un abrazo.

Enric H. March dijo...

Jo recordo molt bé la Montes. Quan anàvem als ambulatoris de Manso era visita obligada per comprar-hi, sobretot, galetes trencades i pets de monja. Recordo també els Delfín com a automòbil habitual de transport lleuger.

Tot Barcelona dijo...

Veus , FRANCESC ¡ els Delfín eran habituals, poc coneguts, pero habituals.
jejeje i les galetes trancades també.
Salut ENRIC H MARCH

Cayetano Gea dijo...

Otro "peligro" urbano como el biscúter.
Todo un bólido. ¡Si es que van como locos!
Saludos, Miquel.

Tot Barcelona dijo...

Van...idos, CAYETANO GEA...idos.
Salut