SI QUIERES ASCENDER, PIENSA CLARAMENTE Y HABLA OSCURO.
(Dicho jesuita).

jueves, 18 de febrero de 2016

El Ictineo...o el arte de navegar por debajo del agua

De siempre, tuve la curiosidad de saber como Monturiol se las ingenió para poder aguantar bajo la superficie de las aguas, más de dos horas, tiempo que duró la primera inmersión y, no morir de afíxia.
Chafardeando en los libros de historia, descubrí la composición, el sistema de navegación, la materia que expelía oxígeno y, el porque de la forma ovalada del primer submarino de la historia.
La verdad es que no entendí nada, pero me ha quedado claro que Monturiol fue un ingeniero de primera.
El Ictineo fue el nombre que le dio al sumergible. Lo probó con éxito en el puerto de Barcelona un 23 de septiembre de 1859. A bordo iban seis personas que, con unas manivelas, hacían girar un rotor por mediación de un cigüeñal y, que en su parte exterior llevaba una hélice. Esta hacía mover el sumergible.
Sobre lo de la composición química para renovar el aire, pues como que tiene su intríngulis, pero funcionó y, lo hizo de tal manera que su sistema fue posteriormente copiado. 
Solo les dejo lo que él apuntó como básico. Cada media hora, se ha de generar 16 litros de oxígeno por persona. Este se obtendrá de clorato de potasa mezclado con perióxido de manganeso, a la vez que con soluciones alcalinas para airear el recinto y eliminar el carbónico expelido.
No deja de ser interesante, además de curioso que, el primer submarino de la historia con fines de investigación, salieran del puerto de Barcelona.
Las fotos son del Museo Marítimo y reflejan la copia exacta del invento de Narcis Monturiol.

De sempre, vaig tenir la curiositat de saber com Monturiol les hi va enginyar per poder aguantar sota la superfície de les aigües, més de dues hores, temps que va durar la primera immersió i, no morir 
d´afíxia.
Tafanejant en els llibres d'història, vaig descobrir la composició, el sistema de navegació, la matèria que expel·lia oxigen i, el perquè de la forma ovalada del primer submarí de la història.
La veritat és que no vaig entendre gens, però m'ha quedat clar que Monturiol va ser un enginyer de primera.
El Ictineo va ser el nom que li va donar al submergible. Ho va provar amb èxit en el port de Barcelona un 23 de setembre de 1859. A bord anaven sis persones que, amb unes manovelles, feien girar un rotor per mediació d'un cigonyal i, que en la seva part exterior portava una hèlix. Aquesta feia moure el submergible.
Sobre el de la composició química per renovar l'aire, doncs com que té el seu entrellat, però va funcionar i, ho va fer de tal manera que el seu sistema va ser posteriorment copiat. 
Solament els deixo el que ell va apuntar com a bàsic. Cada mitja hora, s'ha de generar 16 litres d'oxigen per persona. Aquest s'obtindrà de clorat de potasa barrejat amb perióxido de manganès, alhora que amb solucions alcalines per airejar el recinte i eliminar el carbònic expel·lit.
No deixa de ser interessant, a més de curiós que, el primer submarí de la història amb finalitats de recerca, sortissin del port de Barcelona.
Les fotos són del Museu Marítim i reflecteixen la còpia exacta de l'invent de Narcis Monturiol.



Réplica del Ictineo en la puerta del Museo Marítimo

Idem

El Arte de navegar por debajo del agua, de Narcis Monturiol




11 comentarios:

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Muy bien, ya sabes que los planos está en el Museo de Historia de Catalunya.
Un abrazo y bona nit.

El peletero dijo...

Interessant i espectacular, aquests pioners de la enginyeria m'atrauen molt, i em causen una profunda admiració, en alguns cassos molt més que grans artistes. Ells també són uns creadors i Montoriol era un d'ells, ple d'entusiasme i visió de futur.

Francesc Puigcarbó dijo...

oh! i era de fusta, oi? En canbil'exercit espanyol en varen fer un que nomès baixava i no tornava a pujar, i d'això no en fa gaire, vaja, que va ser l'any passagt i no se n'ha parlat més, costarà 400 milions d'eiuros arreglar-lo i aqui no ha dimitit ni s'ha cessat a ningú.

salut

Tot Barcelona dijo...

Recuerdo ,MTRINIDAD, que los había visto en la planta superior del Museo Marítimo, en un libro grande y apaisado. Siempre me ha sorprendido esto de respirar debajo del agua sin oxígeno que se regenerara.
Un beso

Molt interessant EL PELETERO, molt..més ja veus..al final per els americans.
Salut

Si, siii, fet aquí, entre Salou i Masnou, FRANCESC PUIGCARBó....
I nosaltres fent el tontaines amb aparells que no pujen..
Salut

Josep dijo...

Era partidario de las ideas socialistas de Cabet, fue uno de los animadores de la participación catalana en la comunidad utópica de Icaria y en la nueva Icaria En Icaria de Poblenou hay o había mucha información. Fue capaz de sumergirse, con un capital de diez mil pesetas. Hay gente que cre quiso construir un buque de guerra. No, lo que quiso era construir un sumergible para exploración del océano.
Las formulas químicas no las conozco, se que instaló unas vejigas de flotación, depósitos de oxígeno para la respiración y alumbrado, y de hidrógeno para las lámparas oxhídricas (creo que se escribe así) y los lastres de seguridad, y en la parte de proa las herramientas destinadas a la recogida del coral.
La inmersión se producía inundando cuatro tanques, y contaba con lastres sólidos de seguridad para efectuar rápidamente la subida a superficie en caso de emergencia. La inmersión se efectuaba con una hélice horizontal que girara en los dos sentidos, pues el barco al sumergirse se lastraba hasta quedar a la densidad del agua. Llevaba, además, una bomba de densidad para asegurar el perfecto equilibrio en la inmersión (bomba con la que metían y sacaban agua, variando el desplazamiento del buque), bomba de aire para asegurar asimismo la flotación, y un aparato purificador de la atmósfera interior del barco. Ya no se más, Miquel. Habrá que ir a ver los planos. Mª Trini sabe donde están.
Salut

Cayetano Gea dijo...

Hay gente que despliega su locura en forma de inventos o innovaciones. Una locura maravillosa que siempre aporta cosas a los demás.
El Ictineo bien podría pasar desapercibido dentro de una bodega, con ese aspecto de barril de vino de crianza.
Un saludo.

Francesc Cornadó dijo...

Monturiol, un ingeniero extraordinario, un socialista utópico que se atrevió a buscar bajo las aguas lo que no encontraba en la tierra. Nuestra profunda admiración al gran inventor.
Salud
Francesc Cornadó

Enric H. March dijo...

El Peletero m'ha tret les paraules de la boca. Sento una gran admiració pels pioners de tota mena, enginers o aventurers.

Tot Barcelona dijo...

Exacto JOSEP ¡¡ exacto...La Comuna Icariana de Cabet ¡¡¡
Mí hijo se llama Icaro....Ya lo he dicho todo, y ese nombre costó lo suyo hace 34 años...pero se llama Icaro.
salut

Si que lo parece eso del barril CAYETANO GEA, yo se poco de Física y poco de Química, y se me hace harto complejo las resoluciones para respirar
Un abrazo
salut

Así es , FRANCESC CORNADó...Nuestra profunda admiración
Un anrazo
Salut

Completament d´acord, ENRIC H MARCH
Salut

Rodericus dijo...

Un autentico genio en diversas técnicas. Solo te diré que el sistema que depura el anhídrido carbónico en las naves espaciales es básicamente el mismo que usó Monturiól con alguna pequeña modificación.

Triste es el destino de los genios en nuestro país. El invento de Monturiól no desató apenas ningún interés en sus coetáneos, mas allá de una cierta curiosidad.

Años mas tarde, en 1.890 Isaac Perál diseñó y construyó el que podía haber sido el primer submarino militar operativo del mundo. Acabó prácticamente expulsado de la Armada,y su buque convertido en una atracción de feria.

Estos días, la "gloriosa" empresa de construcciones Navantia ha tenido que revisar y modificar la prevista serie de nuevos submarinos 8.

Alguien no calculó demasiado bien el peso total de la masa de los buques, y corrían el peligro de sumergirse para no volver nunca a la superficie.

Parece algo sacado de la "guerra de Gila".

un abrazo.

Tot Barcelona dijo...

No tenía idea, y mira que me gusta esto del espacio, RODERICUS
Gracias