YO NO PUEDO OLVIDAR NADA. DICEN QUE ESE ES MI PROBLEMA.
(Roberto Bolaño).

viernes, 28 de agosto de 2015

De Cal Totxo a Cal Patxixo


De cuando el papel de aluminio del tabaco se guardaba para Navidad y el jabón Lagarto era el rey de la colada; y los relojes pasaban de padres a hijos y habían huevos de madera para zurcir calcetines; y se comía y se cenaba juntos…de ese tiempo es la foto. Es el trayecto a Cal Totxo, en la ladera del Tibidabo, donde la merienda y las excursiones formaban parte del entorno, por eso, hoy el camino está abandonado, porque ya no se hacen excursiones a Cal Patxixo (nombre popular del merendero), y porque todo, todo ha cambiado…
Ladera del Tibidabo

De quan el paper d’alumini del tabac es guardava per a Nadal i el sabó Lagarto era el rei de la bugada; i els rellotges passaven de pares a fills i havien ous de fusta per sargir mitjons; i es menjava i se sopava junts…d’aquest temps és la foto. És el trajecte a Cal Totxo, en el vessant del Tibidabo, on el berenar i les excursions formaven part de l’entorn, per això, avui el camí està abandonat, perquè ja no es fan excursions a Cal Patxixo (nom popular del merender), i perquè tot, tot ha canviat…
Tibidabo

14 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Sí Miquel todo ha cambiado, recordarlo el pasado está bien y también es bueno reconocer que algunas formas de vida han mejorado. Ha aumentado el confort, ahora no hay que arrodillarse para fregar el suelo, no hay que acarrear cestos pesados que para esto utilizamos los carritos. Ciertamente ahora han desaparecido los paseos para ir a merendar pero ahora tenemos más tiempo para merendar aunque no utilicemos este tiempo para esta comida de tarde, algunos hacen cursillos de terapia de la risa y otros estudian historia de la filosofía, no somos mejores ni peores que antes, como tampoco son mejores los tiempos pasados. Corremos el riegos de caer en el papanatismo si nos vamos embelesando con todo lo viejuno y también corremos un riesgo si nos dejamos deslumbrar por el diseño y el progreso comercial que nos venden las multinacionales. Las grandes guerras han cambiado las cosas, Kierkegaard ya nos hablaba de desesperación y muerte en aquellos años en que se podía ir de excursión a cal Patxixo. El existencialismo partió de aquellas desesperaciones y siguió con los chicos de la pipa mientras la ciencia avanzaba y el progreso, no siempre por el buen camino, mejoró los sistemas de calefacción, inventó la peniciliana y la bomba atómica. Probablemente aquí, tampoco nada podrían decir los neo-positivistas lógicos, éstos suficiente problema tenían con saber cuando late o deja de latir el corazón. Y aunque el caminito por la ladera del Tibidabo "era", los paseantes existían y en su corazón tenían el latido y el sentimiento del dolor.
Miquel, pusiste un comentario extraordinario en mi blog, el referido al existencialismo, que lo he eliminado sin querer, te pido mil perdones por mi torpeza en esta noche de insomnio, no sabes cómo me gustaría recupararlo.
Salud
Francesc Cornadó

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Amb en Cornadó, a vegades caiem en un excès de nostalgia.

salut

sentir1907 dijo...

Que lástima por Diós, como se acaba todo .
Saludos ¡

Miquel dijo...

Estimado amigo CORNADó:

Situo la foto en el tiempo. Espacio y tiempo siempre van juntos (sabes que soy un metafísico)y aquella foto (la del espacio, el lugar, el sitio) me trajo el tiempo (los años de la niñez)..
Nada más hay que eso.
Sobre el comentario intentaré recuperarlo, pero sino puedo me sería imposible que saliera tal como se escribió.
La lógica positivista, los neopositivismos y los positivismos propiamente dichos en Filosofía, no son santos de mí devoción. Todos estos movimientos que dicen no ser especulativos, miden la intensidad de las cosas en números.
Así, la fiebre sólo existe si marca más de 36´6º, pero , y pregunto, ¿ hay alguna forma de medir la tristeza... la congoja ?
Quédome con mi Metafísica, especulativa, lo se, pero no matemática. Imposible medir el grado de belleza (no hablo de canons), ni la sutileza, ni el amor, ni la bondad, ni la tristeza, ni el dolor...
Un abrazo . Haber si puedo volvertelo a colgar.
salut

No és nostalgia FRANCESC PUIGCARBó, simplement és l´espai/temps.
Una abraçada
salut

Se acaban unas cosas, se empiezan otras. Mueren unos, nacen otros. Ley de vida SENTIR. Así ha sido por los siglos de los siglos.
pero creo que no está demás recordarlo
Un abrazo

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Es verdad todo se ha perdido, hasta el comer o cenar junta la familia, cada uno@ tiene su hoario.
Bonitas fotos Miquel, bon dia BCDS.

car res dijo...

A mi me encanta,esto que haces de situar cosas,personas,hechos en el espacio/tiempo.
Una generación como la mía,que ha pasado de alumbrarse con un candil de aceite a la enorme
tecnología que actualmente nos abruma,la verdad es que de vez en cuando vale la pena una
buena terapia de retroceder y comparar,no sea que perdamos el rumbo.Dice el sr. Cornadó de
la penicilina y sus bondades,de acuerdo,pero hay que saber también de sus consecuencias,de
la continuación en los diferentes antibióticos,para aumentar su espectro;de sus consecuencias
secundarias,que llegan hasta su incorporación en la alimentación de los animales para su en
gorde rápido.En fin,para que seguir,que luego me "enrollo" demasiado.
Un abrazo.

Miquel dijo...

Esas son mís quejas MTRINIDAD, esas : " cenar junta la familia". Y a esas me remito.
Porque aquello me trae otra visión, si quieres más gris, pero más simple. Conocí la felicidad sin tener nada.
Un abrazo

Siempre CAR RES el espacio /tiempo van juntos. Hay quien quiso separarlos sin ser positivista (me refiero a Descartes), pero ese no es el tema.
Mira, CAR RES, cuando hablo de años ha, me retrotraigo a la sencillez, el respeto a los mayores, el saber permanecer callado, el espíritu de sacrificio y el apretón de manos como palabra dada. Por mucho que se me diga que hoy se vive mejor (que NO LO DUDO, pero ese no es el tema) lo que digo es que el HOMBRE -entran los dos géneros-, el SER, se hacía respetar más y tenía más credibilidad. Y que no eran menester ni firmas, ni albaranes, sólo la palabra.
Y a eso me retrotrae la primera foto.
Gracias por estar.
Salut

El peletero dijo...

Tot ha canviat, els llocs i les persones, i les primeres les famílies.

Enric H. March dijo...

Ara, si busques Cal Totxo només trobes ofertes de venda de pisos. Però bé, el Tibidabo encara és ple de racons amagats on perdre's i pensar... mentre la vida passa.

Josep dijo...

Si, Miquel, en el Tibidabo y en las Planas, y en las calles que sacabas las sillas de noche y tomabas "la fresca" pero esto también va al compas de todo. Tienen razón.
Por cierto ayer me acordé de ti. Pasé por la Gran Via, 588, esqina PlazaUniversidad. Es un barbero, seguro que lo conoces. Es del año 1927. Me quedé en la puerta y salió el señor y estubimos hablando un rato. Decia que no entra casi nadie. Es verdad...aquel hombre puede vender las sillas de verdad (las antiguas), las luces, y todo y aquello seguro que lo cierran. Como cualquier negocio moderno que no venda nada.
Salut.

Miquel dijo...

D´acord EL PELETERO
Una abraçada

Cert, amic..cert.
T´estimo ENRIC H MARCH
salut

Si, JOSEP, su tienda no es una peluquería, es una tonsonería.
Como bien sabrás, la tonsura en nuestra iglesia UNIVERSAL (CATHOLIKOS ) es un círculo afeitado en la coronilla que sirve para distinguir a los clérigos de los laicos.
Siempre me ha gustado ese cartel colgado en la puerta de su establecimiento.
Un abrazo

Josep dijo...

Es verdad, Miquel, con este barbero solo he hablado una vez, pero no es la primera que bajamos del Clínic"Chino-chano" y al ver este cartel y no saber que queria decie lo tube que mirar en el diccionario. Me gustaria saber si todo el mundo sabe que significa.
Salut.

Miquel dijo...

En un disco del fallecido Krahe, hay una canción que habla de la tonsura.
Una vez, hace tiempo, puse una entrada con el nombre de "el tonsonero poeta" y me refería a esa peluquería, pues suele colgar poemas en el vitral de su establecimiento.
Un abrazo ¡¡¡

AMAJAIAK dijo...

mira! este verano aparte de Turquía también he ido a Bilbao y por Zaragoza pasas por la fábrica del mítico jabón de Lagarto y siempre me acuerdo de la mítica pastilla.