SI NO PUEDES APORTAR CALMA, PUEDE SER BUENO NO INTENTAR INCREMENTAR EL RUIDO.
(Del bloc de Francesc Puigcarbó)

jueves, 27 de diciembre de 2012

Continuación, y II

Lean por favor el epígrafe inferior en naranja : " Els oncòlegs reclamen protocols per decidir qui rep tractaments pal-liatius contra el càncer "

11 comentarios:

Mª Trinidad dijo...

Paliativos?
Sucedáneos?
Experimentos o placebos?
¿-?
¿Qué protocolos decidirán o qué tratamiento paliativo?
Te juro que cada vez menos entiendo.
Saludos Miquel, he visto tres veces la noticia, y la explican de puntetes.

Temujin dijo...

Un Mundo Feliz es un libro que debiera leerse más a menudo. Supongo que dentro de poco pondrán edad, si no eres productivo ¿para que vamos a gastar?
Mal país este en el que las personas sirven a la economía en vez de que la economía sirva a las personas...

Eastriver dijo...

Han dado la noticia hoy en el TN. No se habla de eliminar tratamiento a gente enferma que pueda curar, sino de hacer lo que ya se hace en otras partes: eliminar el tratamiento cuando no haya nada que hacer.

Salía un médico y decía que los oncólogos comprenden que eso hay que hacerlo, pero pedían que no fuera sólo decisión suya, sino de todos, fruto de un debate. Lo terrible que decía el médico es que a veces tienen dos dosis en un mes, y han de decidir a qué terminales alargarles unos meses más la vida. Hombre, eso debe ser durísimo, y entiendo que no quieran hacerlo ellos. Y entiendo también que si uno es médico y tiene sólo una dosis y un familiar enfermo, pues está claro para quién será la dosis.

De todas formas lo terrible será el día en que se dejen de afrontar los tratamientos de gente que puede ser curada. Si llegáramos a eso, ahí estaría el verdadero horror. O la investigación. Yo he tenido familiares con cáncer: el dinero invertido por la sanidad pública para curarlos ha sido tremendo, estoy seguro, incluso a nivel de investigaciones médicas en el Clínic o Vall d'Hebrón, que son universitarios. A una amiga con cáncer de pecho (que se ha curado, gracias a Dios y a esos médicos, y a ese dinero invertido) le dijeron que cada tratamiento mensual valía un potosí, y que si le hubieran dado ese dinero se hubiera podido comprar un piso (se lo dijeron con gracia y sonrisa, pero estoy seguro de que si no era cierto no se debía alejar mucho). Quiero decir, que ahí está la apuesta, en salvar vidas, cueste lo que cueste. Esa es la lucha, por conservar eso.

Pero luego he tenido también familiares que no se han salvado del cáncer. Mira, no venía de tres meses, es duro pero llegado un punto hemos de asumir que el destino de todo es marcharnos.

Hay debates que se deben hacer, con honestidad.

Miquel dijo...

EASTRIVER ese es el punto y tu lo has señalado " De todas formas lo terrible será el día en que se dejen de afrontar los tratamientos de gente que puede ser curada ". Hasta ayer, nadie dijo nada de "triar" a quien le puede seguir administrando y a quien no . " ... Lo terrible que decía el médico es que a veces tienen dos dosis en un mes, y han de decidir a qué terminales alargarles unos meses más la vida...." -he copiado y pegado tus palabras- EASTRIVER, jamás hasta ayer, insisto, (tu lo aclaras después) se ha puesto en duda la administración de ningún tipo de medicamento a un enfermo, por terminal (la palabra tiene su miga), que este estuviera. Ahora, nos están diciendo que habrán de "elegir" ...y que no quieren hacerlo solos , o sea, que no quieren el cargo de conciencia.
Tengo 4 familiares directos trabajando en Medicina, dos de ellos además dan clases en la Facultad del Clinic, ayer hablé con uno de ellos y sobre lo del juramento Hipocrático, y claro, la misión del médico es intentar hasta el último momento salvar la vida del paciente, por muy dudoso que sea la recuperación del mismo. Los debates, y estoy contigo, se deben hacer con honestidad, y creo ha de ser el paciente quien ha de decidir con todas las cartas en la mano (se dice con la verdad por delante) si desea continuar o si por el contrario se da por vencido. Salut

Salut TEMUJIN, MTRINIDAD

AMALTEA dijo...

Es un debate moral, en el sentido de que en la decisión de continuar o no un tratamiento, entra en juego la conciencia de realizar un acción con efectos vitales sobre seres humanos. Podrán justificar elegir a quien se prolonga la vida o se aplica una medicina, basándose en factores económicos. No solo podrán sino que lo harán: recortar recursos médicos escasos para favorecer a quien merece sanar. Esa "política" sanitaria es un dilema que ni siquiera tiene lugar en situaciones de emergencia. Pongamos por caso un accidente con centenares de victimas en las que el criterio es salvar a las primeros que se van encontrando, sin discriminar a ojo si ese ya está a punto de morir o si el otro parece que puede salvarse y podemos asistirlo. Se saca a la gente y punto.
Si ahora para salir de la crisis es preciso recortar recursos imnprescindibles, podríamos aceptarlo siempre y cuando el aparato estatal con su pléyade de instituciones que cumplen un papel político y de colocación sin pegar sello de afines y militantes, participaran en la decisión de cortar el chorro de pasta que les cae, podríamos debatir el asunto Pero no es pertinente porque estamos ante un política de reserva india. A los ciudadanos -indios- con tenernos en la reserva, sacrificando a los nos productivos, es suficiente. Por lo pronto la política es un narcótico, carísimo, metido en el frasco de las radios y televisiones públicas, auténticos aparatos de propaganda del partido gobernante. Si es que necesitamos, como los indios, escapar de esta reserva para ser libres.
Que se gestionen los hospitales, que se recorte lo superfluo, de acuerdo, pero que empiecen por recortar las flotas de coches oficiales, bufandas y prebendas de altos cargos, recorte de fundaciones y chiringuitos donden pasan el rato distinguidos militantes de partido, a sueldo del erario, o sea de nuestros impuestos. Y luego, después de un recorte recional del gasto, examinar dònde y qué criterios son necesarios para recibir dinero público.

Que parece ser que solo pagamos los indios. Y cuando hablo de entes públicos de propaganda sé lo que me digo porque tengo familiares dentro, currantes que no dan crédito al fasto y manipulación que gastan y al menosprecio hacia los "subordinados"

Perdona Miquel por ocupar tanto espacio de tu blog.

Mª Trinidad dijo...

Me parece fantástico lo que ha escrito y como se ha expresado AMALTEA.
Muchas Gracias.

Miquel dijo...

AMALTEA : Gracias por explicarlo con tanta claridad. Al igual que a MTRINIDAD, encuentro tus palabras las adecuadas. No hay que justificar lo justificable, porque como bien has dicho, es un debate moral y no es honesto desde su fuente, o sea desde el la Sanitat Catalana, que coloca la decisión de administrar "a qué terminales alargarles unos meses más la vida" ...Por eso cuando he expresado la noticia lo he hecho con "pies de plomo" insisto en el hecho.

Por otra parte, dejaría de un lado el valor monetario del tratamiento, tanto el paciente se supiera que le quedan tres meses hipotéticos, como que se tuviera la certeza de que se pudiera recuperar. Creo que para eso está la medicina y que todo ser humano, en circunstancias normales, desea seguir con vida.

Ningún oncólogo tiene el derecho a dejar de administrar un producto por el mero hecho de que no "le corresponde " por motivos ajenos a su enfermedad (edad, condición, dinero, esperanza de vida que le queda, color, fe, religión...)

Gracias AMALTEA otra vez...Estoy tocado con el tema, y en casa lo hemos dialogado . Nos gobiernan los últimos de la clase, salut

lamarée dijo...

No tendríamos que aceptar ni la palabra recorte ni la palabra rescate. Toda administración, que nunca es cínica, no recorta sino que administra, aceptar la palabreja es pasar la responsabilidad a los administrados, pero los políticos la sueltan, los medios la divulgan y el resto a estresarnos, quizá ya han evaluado el daño que hacen a los pobres estómagos de los mortales por un incremento de úlceras. No me gusta concretar pero hace dos días una persona cercana con alta probabilidad de reproducción de un cáncer me dijo, contenta, que la habían felicitado en el hospital público, supongo personal sanitario no un representante de la administración, porqué traía hechos ya en la privada sus análisis correspondientes. Sin palabras.

Mª Trinidad dijo...

Bien Miquel, los últimos de la clase y los más despreciables.

Miquel dijo...

Gracias LAMAREÉ...

Gracias por estar ..MTRINIDAD...

Al final, y parece ser que es a lo que se va, si pagas, se te podrá "administrar el medicamento paliativo" aunque solo te queden tres meses de esperanza...porque eso ya no será un cargo a la Sanitat...

c.e.t.i.n.a. dijo...

Como si lo viese: "Has sido muy malo y te mereces morir de cáncer. Si te mueres la culpa es tuya"