CUANTO MENOS APORTA UN POLÍTICO MÁS PRESUME DE BANDERA.
(Proverbio arameo)

domingo, 4 de abril de 2010

El imperativo o las advertencias empresariales..








Estoy convencido de que ninguno de los que se pasan por aquí han visto escritas estas "máximas" en la pared de la empresa en donde prestan sus servicios. Les advierto que las he sacado de una antigua factoría textil de los alrededores de Barcelona, que para no avergonzar a sus descendientes, prefiero no publicar.
Algunas no tienen desperdicio, y son más una advertencia amenazante que no un cartel sugerente.
Cumplid, sed, trabajad, tened, forman parte de un mismo tiempo verbal, el imperativo.
"Hacedlo enseguida" es una magnífica órden que no admite dudas. "Trabajad en silencio", es de cocina molecular, genial. "Cumplid vuestros deberes" es de monjes benedictinos. El estribillo del impuntual, insuperable; y la advertencia subliminal de que las máquinas no son tuyas, sino que te las "prestan", de matrícula de honor; sin olvidarnos de ese otro cartel que te dice que te laves las manos, en tu casa y en la "nuestra", dándo entender al obrero que esa no es ni será nunca su casa.
Hoy los mensajes no son tan directos, tan impactantes, son simplemente subliminales. Hoy, un jefe simplemente le dirá : si no le gusta...ya sabe.

Estic convençut que cap dels que es passen per aquí han vist escrites aquestes "màximes" a la paret de l'empresa on presten els seus serveis. Els adverteixo que les he tret d'una antiga factoria tèxtil dels voltants de Barcelona, que per no avergonyir als seus descendents, prefereixo no publicar. Algunes no tenen desperdici, i són més una advertència amenaçant que no un cartell suggeridor. Complir, sed, treballeu, tingueu, formen part d'un mateix temps verbal, l'imperatiu. "Feu-ho de seguida" és una magnífica ordre que no admet dubtes. "Treballeu en silenci", és de cuina molecular, genial. "Compliu els vostres deures" és de monjos benedictins. La tornada de l'impuntual, insuperable, i l'advertència subliminal que les màquines no són teves, sinó que te les "presten", de matrícula d'honor, sense oblidar-nos d'aquest altre cartell que et diu que et rentis les mans, a casa teva i en la "nostra", donant entendre l'obrer que aquesta no és ni serà mai casa seva. Avui els missatges no són tan directes, tan impactants, són simplement subliminals. Avui, un cap simplement li dirà: si no li agrada ... ja sap.

7 comentarios:

vicente dijo...

¿Se podría poner este letrero también?

"En al antigüedad, los sacrificios se realizaban ante el altar. Actualmente esa costumbre perdura".

Elen Rowland

Júlia dijo...

En las antiguas empresas paternalistas eran frecuentes ese tipo de cartelitos. Incluso diría que las que tenían esos cartelitos no eran de las peores, considerando la época. No tan lejana, por cierto.

El paternalismo ha pasado hoy a los gobiernos que cada día nos aconsejan y dirigen sobre todo tipo de cosas con sus campañas mediáticas. Claro que podemos 'pasar' más fácilmente.

Júlia dijo...

El meu sogre explicava que a la fàbrica, quan feien torns, un dels amos els deia, als qui anaven a clapar una estona: DORMIU DEPRESSA!!!!

Miquel dijo...

Pués si Vicente. Aixó está bé ¡¡¡, dormiu depressa ¡¡¡jajaja

C.E.T.I.N.A. dijo...

En la puerta de los lavabos de la primera empresa en la que trabajé había un cartel que decía: "Prohibido usar este lavabo antes de la hora del almuerzo". Ségún el dueño "a la empresa hay que ir cagao y meao".

Miquel dijo...

jajajaja

Esther dijo...

L'imperatiu és la millor forma de descomunicar

una abraçada crak