CUANDO NO TENGAS IDEAS PROCURA INVENTAR PALABRAS.
(Mefistófeles a Fausto)

jueves, 15 de abril de 2010

Bellvitge, a tiro de piedra de Barcelona



A diez minutos escasos, se encuentra una pequeña iglesia románica.
Construida en el 1.050 entre los caminos que unían Barcelona y Valencia, nos hace referencia a un pasado no tan remoto y a una edificación simplemente bella.
Les dejo una foto de cuando aquello eran campos de labranza, 1959, antes que la segunda oleada de inmigrantes hiciera de aquello un barrio de acogida y comenzaran a construirse pisos, escondiendo la silueta que ha dado nombre a uno de los barrios más populosos de nuestro país.

A deu minuts escassos, es troba una petita església romànica. Construïda en el 1.050 entre els camins que unien Barcelona i València, ens fa referència a un passat no tan remot i a una edificació simplement bella. Els deixo una foto de quan allò eren camps de labranza, 1959, abans que la segona onada d'immigrants fes d'allò un barri d'acollida i comencessin a construir-se pisos, amagant la silueta que ha donat nom a un dels barris més populosos del nostre país.

7 comentarios:

mamarracho dijo...

Destaca el contraste ahora de ese pequeña iglesia entre tanto bloque de pisos y la autovía.

Miquel dijo...

es cierto. Ahh y de los huertos de cultivo, salían un montón de hortalizas que iban a parar al Borne vell...salut

Tempero dijo...

A ver si hoy no me deslizo con las erratas que cometí en tu entrada de la mariposa.

Veo la foto y me emociono no sólo por cómo mira el señor que lleva el azadón sino por una palabra que en mi infancia ha tenido mucho sentido. Te hablaré de ella: Arrejacar.
Mi padre la empleaba para la labor somera que se daba a los girasoles. Tras el arrejaque era como si insuflasen vida a los girasoles. Ese maíz al que están arrejacando con un mulo me lleva mi infancia.

Y del trastorno que a ese barrio de Hospitalet se hizo no digo nada. La vista de la iglesia con los pisos ha decrecido.

Salud.

Miquel dijo...

Tempero, ve a tu ritmo y a tu "tempo". Haz lo que creas tengas que hacer... Aquí se escribe por donde salta el temperamento. No hay ningún problema, acaso el existir. Esta página es tuya, y de todos. Creo en la causalidad. Nosotros (los humanos), lo provocamos todo. Somos la causa. Me gusta la palabra arrejacar ( aunque no la entiendo). Los girasoles son los abuelos de las plantas, persiguen los rayos solares... ¡ que tontería ¡, pero me gusta...si, son como los abuelos en busca de la caricia que les hace estar vivos...Uy, que día ¡¡¡ Un abrazo desde en barrio de Sant Antoni. Salut. miquel

Caminante dijo...

Mientras tú visitabas a Tempero, y entrabas a su través, yo estaba entretenida en casa de Kike y pasé a ver quien era el Miquel que le dejaba dos comentarios, casi seguidos.
La iglesita que has puesto ha perdido su escenario, ahora está desubicada, estraña entre los bloques de pisos que la acosan.
Un gusto "conocerte" barcelonés.
PAQUITA

Enrique Sabaté dijo...

La iglesuela quedó arrinconada entre tanto cemento, la piedra escondida bajo el cristal de la superpoblación, tras el aluvión de manos llegadas a las fabricas.

El progreso que es contrario a lo humano.

Miquel dijo...

Por ahí van los tiros, Enrique, ya lo ves....¡¡¡