YÉNDOME DESNUDO COMO ME ESTOY YENDO, ESTÁ
CLARO QUE HE GOBERNADO COMO UN ÁNGEL. (Sancho Panza)

sábado, 23 de enero de 2010

Barracas de Santa Engracia (Pl. Angel Pestaña), Barri de la Prosperitat



Nosotros nos creemos que esto de las estafas inmobiliarias nos viene de nuevo, y no.
Esto empieza como un cuento y acaba como una desgracia, como todo lo que empieza mal. Hubo una vez, allá por el 1960, un constructor apellidado Llobet. Su estratagema era vender un mismo piso a dos o tres parejas simultaneamente. Uno de los barrios afectados fue la zona que se conoce hoy por plaza Angel Pestaña, en el barrio de la Prosperitat, entre Via Julia, el Passeig Valldaura, Ronda de Dalt y Meridiana.
Cuando en aquel momento y por aquellas circunstancias, muchas de aquellas personas se vieron sin dinero, sin piso y sin saber a donde ir, empezaron a aflorar una serie de barracones, sin agua, luz ni alcantarillado.
Curioso el nombre variable de la calle en donde sucedió todo. Cuando la República el nombre era calle de Rusia. En la guerra in-civil se le denominó calle de la Anarquía y a partir de 1939, calle de Santa Engracia. Allí se empezaron a ver las especulaciones irracionales del alcalde Porcioles.
En 1983 los barraquistas son trasladados a los nuevos habitajes de Renfe Meridiana.
Les dejo una foto, de las poquísimas que hay de aquellas viviendas, la barracas de Santa Engracia. Está hecha en 1969. Y otra para que se me situen en los planos...
La información tan exacta la he sacado de Relligant Nou Barris, de Francesc Pujol i Martinez, libro que no se deberían perder y que lo encontraran en la Biblioteca del Carmel al abasto de todos.

Nosaltres ens creiem que això de les estafes immobiliàries ens ve de nou, i no. Això comença com un conte i acaba com una desgràcia, com tot el que comença malament. Hi va haver una vegada, allà pel 1960, un constructor cognom Llobet. El seu estratagema era vendre un mateix pis a dues o tres parelles simultàniament. Un dels barris afectats va ser la zona que es coneix avui per plaça Angel Pestaña, al barri de la Prosperitat, de la Via Júlia, el Passeig Valldaura, Ronda de Dalt i Meridiana. Quan en aquell moment i per aquelles circumstàncies, moltes d'aquelles persones es van veure sense diners, sense pis i sense saber on anar, van començar a aflorar una sèrie de barraques, sense aigua, llum ni clavegueram. Curiós el nom variable del carrer on va succeir tot. Quan la República el nom era carrer de Rússia. A la guerra in-civil es va denominar carrer de la Anarquia ia partir de 1939, carrer de Santa Engracia. Allà es van començar a veure les especulacions irracionals de l'alcalde Porcioles.
El 1983 els barraquistes són traslladats als nous habitatges de Renfe Meridiana. Les deixo una foto, de les poques que hi ha d'aquelles habitatges, la barraques de Santa Engràcia. Està feta el 1969. I una altra per que se'm situen en els plànols ... La informació tan exacta l'he tret de Relligant Nou Barris, de Francesc Pujol i Martinez, llibre que no s'haurien de perdre i que el trobaran a la Biblioteca del Carmel a l'abast de tots

5 comentarios:

Carlos-Corogol dijo...

Pues muchas cosas podría contarles de esa zona, ya que mis suegros vivieron allí los primeros años de su venida a Barcelona con la inmigración de los 60, y yo tambien aproveche mis primeros añios de casorio para instalarme eventualmente allí. Referente a las barracas les diré qu en su mayoría eran de etnia gitana y allí donde fueron trasladados (Renfe-Meridiana) es un geto en toda regla construido por el ay-untamiento: Una serie de edificios aislados y sin servicios donde se "acomodaron" a todos los gitanos que se echaron de ese barrio y de otros.

Miquel dijo...

Tengo entendido que las familias de razas gitanas, se pusieron después, cuando ya vieron que los payos ( los afectados), se comenzaron a instalar en busca del piso aquel que les fue estafado. No puedo decir más, pues sería inexacto. Un abrazo

Miquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
C.E.T.I.N.A. dijo...

Barraques a un barri que es diu Prosperitat? Quina irònia!

Me ha encantado lo del libro "al abasto" de todos, je,je,je... Visca el catanyol!

Miquel dijo...

Si señor, a veces me lio, y traduzco francamente mal, a pesar que utilizo un buen corrector , el de La Vanguardia", y me sabe mal porque se que estas historias las leén allende los mares, es otra forma de recordar y comparar. Pido mis disculpas al respetable. Pero, ¿a que es curioso esto de las barracs?, tengo preparada otra entrada de narices, también de barracas, muy curiosa...Salut i força...el canut..