UNO SE VUELVE VIEJO, SIN DUDA, PERO ¿QUIÉN
SE VUELVE JUICIOSO?. (Mefistófeles a Fausto).

lunes, 9 de noviembre de 2009

Ruta desconocida. Paseando por el carrér Ample..








Uno ya está acostumbrado a que desde hace tiempo todo el mundo sabe de todo. De tal manera que cuando te viene a casa un paleta, un lampista, un electricista o un simple climatizador, jamás sabes quien es la persona que está detrás del timbre y si verdaderamente sabe de lo que dice que sabe. Ya no hay aprendices y por lo tanto, ya no tenemos garantías.
Ahora bien, cuando uno se encuentra con un mostrador/escaparate lleno de viejas máquinas-herramientas tratadas con un cariño especial y expuestas como si de un museo se tratara, la cosa cambia y, por aquellas cosas, sabes que quien lo hace de esa manera, profesa una auténtica devoción por su trabajo y de estas, es un profesional.
Esto es lo que me pasó esta semana paseando por el carré Ample. Me quedé entusiasmado viendo la exposición de sopletes, contadores de gas, de electricidad, quemadores, herramientas de hace cincuenta años...en fin, pedí permiso al dueño del local, el Sr Vergés para hacer unas fotos.
Vale la pena pasarse por allí. Tiene una pantalla de televisión emitiendo continuamente fotos de la Barcelona de nuestros abuelos y una exposición permanente digna de ser visitada, con todo los aparatos barnizados y en perfecto estado.
La dirección es Carré Ample 17.

Un ja està acostumat a que des-de fa temps que tothom sap de tot. De tal manera que quan et ve a casa un paleta, un lampista, un electricista o un simple climatitzador, mai saps qui és la persona que està darrera del timbre i si veritablement sap del que diu que sap. Ja no hi ha aprenents i per tant, ja no tenim garanties. Ara bé, quan un es troba amb un taulell / aparador ple de velles màquines-eines tractades amb un afecte especial i exposades com si d'un museu es tractés, la cosa canvia i, per aquelles coses, saps que qui ho fa d'aquesta manera, professa una autèntica devoció pel seu treball i d'aquestes, és un professional. Això és el que em va passar aquesta setmana passejant pel carré Ample. Em vaig quedar entusiasmat veient l'exposició de bufadors, comptadors de gas, d'electricitat, cremadors, eines de fa cinquanta anys ... en fi, vaig demanar permís al propietari del local, el Sr Vergés per fer unes fotos. Val la pena passar-se per allà . Té una pantalla de televisió emetent contínuament fotos de la Barcelona dels nostres avis i una exposició permanent digna de ser visitada, amb tot els aparells envernissats i en perfecte estat. L'adreça és Carré Ample 17.

5 comentarios:

perico consorte dijo...

Menos mal que sigue habiendo gente que sabe lo que de verdad es importante.
Uno al exponerlo al público y otro al contemplarlo y hacernos partícipes de su contemplación

C.E.T.I.N.A. dijo...

¡Qué sopletes más guapos! Yo hace años tuve una pequeña colección de sifones pero alguien se encaprichó de ella y cuando me quise dar cuenta resultó que alguien decidió autorregalársela sin consultarme previamente.

pericogranollers dijo...

bonitas las fotos de verdad ,saludos

Jaime dijo...

Una pasada de fotos,buenas muy buenas ,lo antiguo sigue guardando su encanto es historia y Tradición
Thalys

Miquel dijo...

Así es, Jaime, así es....