TENGO VERGÜENZA, POR LO TANTO EXISTO. (A. Sartre)

jueves, 17 de septiembre de 2009

Una pequeña trampa...



Si ens situem en el carrer Ciutat per observarla façana gòtica de l'Ajuntament ens adonarem de quelcom. A mitjans del s. XIX, quans'estava construint la nova façana que dóna a la plaça Sant Jaume, l'arquitecte municipal,que tènia via lliure per fer i desfer al seu capritx, va decidir enderrocar la façana del carrer Ciutat ja que en aquell temps el gòtic no gaudia de molta fama. Persones responsables van protestar per “l’assassinat arquitectònic" però part de l'arcada de la portalada gòtica ja s’havia enderrocat. Avui dia podem veure aquest pegot mal col·locat però per sort la resta de la porta està sencera i en el seu lloc. La obra pertanya a Arnau Bargués. Inaugurada en 1402 i, el autor del desaguisat fora Josep Más i Vila.

Si nos situamos en la calle Ciudad para observar la fachada gótica del Ayuntamiento nos daremos cuenta de algo. A mediados del siglo XIX, cuando se estaba construyendo la nueva fachada que da a la plaza Sant Jaume, el arquitecto municipal, que tenia vía libre para hacer y deshacer a su antojo, decidió derribar la fachada de la calle Ciudad ya que en aquel tiempo el gótico no gozaba de mucha fama. Personas responsables protestaron por "el asesinato arquitectónico" pero parte de la arcada de la portada gótica ya se había derribado. Hoy en día podemos ver este pegote mal colocado pero por suerte el resto de la puerta está entera y en su lugar. La obra pertenece a Arnau Bargués. Inaugurada en 1402 y, el autor del desaguisado fué Josep Mas i Vila.

1 comentario:

Emilio dijo...

Hay que joderse con los Pepe Gotera y Otilio de turno.

Que animalada por favor. Y suerte de que aun conservaron la mayor parte de la fachada original.