SI QUIERES ASCENDER, PIENSA CLARAMENTE Y HABLA OSCURO.
(Dicho jesuita).

domingo, 22 de marzo de 2009

Hay personas que no deberían morir nunca...



Vicente Ferrer nació en Barcelona (España) el 5 de mayo de 1920 y su infancia transcurrió entre Barcelona y Gandía. El 36 trajo la guerra y Vicente fue llamado a las filas republicanas, a la Quinta del Biberón, con tan sólo 16 años. Al terminar la guerra comenzó los estudios de derecho, pero con la firme determinación de descubrir el camino a seguir para responder a su vocación: ayudar a los demás (pobres, discriminados, enfermos...). Encontró en la Compañía de Jesús una organización que le atrajo por su imagen de heroicidad, sabiduría, grandes ideales y lucha por un mundo mejor. Con la ilusión de cumplir fielmente sus principios, abandonó los estudios e ingresó en la orden.
El 13 de febrero de 1952, Vicente Ferrer llegó a Mumbai como misionero jesuita. El resto lo saben de sobra.
Lo interesante es lo que no se ve. Fue a evangelizar, salió evangelizado. Dios está en todos lados y no pertenece a religión alguna, eso sería, en realidad, la verdadera Causa Última del sentido de la ayuda.
Podría dejarles una imagen de su rostro, ¿ para qué ?, les dejo algo mejor, lo que ha hecho su cerebro.
Hay personas que no deberían morir nunca. Esta es una de ellas.

Vicenç Ferrer va néixer a Barcelona, el 5 de maig de 1920 i la seva infància va transcórrer entre Barcelona i Gandia. El 36 va portar la guerra i Vicente va ser cridat a les files republicanes, a la Quinta del Biberó, amb només 16 anys. En acabar la guerra va començar els estudis de dret, però amb la ferma determinació de descobrir el camí a seguir per respondre a la seva vocació: ajudar els altres (pobres, discriminats, malalts ...). Va trobar en la Companyia de Jesús una organització que li va atraure per la seva imatge de heroïcitat, saviesa, grans ideals i lluita per un món millor. Amb la il lusió de complir fidelment els seus principis, va abandonar els estudis i va ingressar a l'ordre. El 13 de febrer de 1952, Vicenç Ferrer va arribar a Mumbai com a missioner jesuïta. La resta ho saben de sobres. El més interessant és el que no es veu. Va ser a evangelitzar, va sortir evangelitzador. Déu està a tot arreu i no pertany a cap religió, això seria, en realitat, la veritable Causa Última del sentit de l'ajuda. Podría dejarles una imatje de la seva figura, ¿ per qué?, les poso algo millor, el que ha fet el seu cervell. Hi ha persones que no haurien de morir mai. Aquesta és una d'elles.

4 comentarios:

C.E.T.I.N.A. dijo...

Todo un ejemplo de lo que significa la cooperación frente a todos esos evangelizadores y todas esas onegés que lo único que pretenden es imponer sus criterios occidentales. Gran tipo, si señor

Miquel dijo...

ok. Mi pensamiento mas sublime , no alcanza la suela de su zapatilla...Que bien ha aprovechado la vida que El creador ( vayamos a ver quien será), le ha dado. Es una de las personas por la cual, siento envidia...Porqué no decirlo. Joder, que bello animal de ser humano¡¡¡

Bolero dijo...

Tu ho has dit, hi ha qui no hauria de morir mai.
Una vida exemplar la d'aquest missioner. A mi m'atrau molt la del padre Damián de Molokay.
Una abraçada

perico consorte dijo...

Su persona, sin conocerlo demasiado, no me resultaba "simpática" lo veía y veo como un vendedor del tipo de los chamarileros.
Me duele, sin embargo, su dolor y si sale de ésta el dolor de no poder seguir haciendo lo que hacía.
Su obra sí la considero, y es, muy importante.
De todas formas, si no sale de ésta, tampoco va a morir, simplemente va a cambiar de estado.
Va a poder descansar, en los brazos de Dios, o alcanzando el Nirvana, "chi lo sa", porque ya ha hecho méritos para no necesitar reencarnarse.
Y siempre quedará su obra y sus discípulos y sus cenizas se mezclara´n con las de aquellos a losque ayudó