UNO SE VUELVE VIEJO, SIN DUDA, PERO ¿QUIÉN
SE VUELVE JUICIOSO?. (Mefistófeles a Fausto).

domingo, 8 de febrero de 2009

Algo diferente...




Creo, debe de ser una de las últimas "pañerías" de Barcelona; se llama " El Indio " Pocas personas se cosen ya sus prendas y compran las telas a metros.
Según reza un pequeño cartel en la entrada, abrió sus ojos un poco antes de arrancar 1900. Conserva todo su sabor. Cientos de colores inundan sus estanterías.
Es un barroco de telas, un placer de sentidos, otro mundo, en fin.
las fotos no están bien realizadas, no quise molestar al señor que estaba en medio del mostrador, subido en una tarima, para decirle que solo iba a sacar unas fotos. Los tiempos no están como para entrar e irse sin comprar medio metro de gasa...
En su medida, que las disfruten...

4 comentarios:

C.E.T.I.N.A. dijo...

"El indio", supongo que por el nombre debió pertenecer a un indiano que volvió de las colonias y montó este negocio.

Bolero dijo...

Quin colorido!

Miquel dijo...

Justa la fusta ¡¡¡Cetina...I, de veritat...quins colors...¡¡¡

Daniel dijo...

Compte no surti algú volent denunciar el propietari perquè el nom de la botiga és políticament incorrecte! Potser qualsevol dia la veurem rebatejada com "l'indoamericà" o una cosa així.