CUANDO NO TENGAS IDEAS PROCURA INVENTAR PALABRAS. (Mefistófeles a Fausto)
Captación Hídrica Reversible. Esto quiere decir trasvase.

domingo, 18 de octubre de 2020

Cómo decía Laporta: ¡al loro, que aún no estamos tan mal¡

Todo me induce a pensar que aún no hemos tocado fondo. Que aún a quien se le dona, puede escoger entre si le gusta lo que se le otorga, o la oportunidad que sabe tendrá si va a otro lado y el menú pudiere ser más de su agrado que estos simples garbanzos con patatas y verdura.

Por eso, digo, todo me induce a pensar de que el estómago del comensal está sino harto, si lo suficientemente lleno como para tirar un plato de comida caliente acabado de hacer y ofrecido con cariño.

Lo que no sabe, lo que no recuerda nuestro comensal, es el título de la novela de Sanchez Ferlosio, Y vendrán más años malos, al igual, sino, se hubiera trajinado la bandeja, tal como se ha trajinado los yogurts, el pan, la manzana y el bocata de queso para la noche que le venía anexo.


Tot m'indueix a pensar que encara no hem tocat fons. Que encara a qui se li dóna, pot triar entre si li agrada el que se li atorga, o l'oportunitat que sap tindrà si va a un altre lloc i el menú pogués ser més del seu grat que aquests simples cigrons amb patates i verdura.
Per això, dic, tot m'indueix a pensar que l'estómac del comensal està sinó fart, si prou ple com per a llançar un plat de menjar calent acabat de fer i ofert amb afecte.
El que no sap, la qual cosa no recorda el nostre comensal, és el títol de la novel·la de Sanchez Ferlosio, I vindran més anys dolents, a l'igual, sinó,  s'hi hagués trajinat la safata, tal com s'ha trajinat els yogurts, el pa, la poma i el bocata de formatge per a la nit que li venia annex.





11 comentarios:

FRANCESC PUIGCARBÓ dijo...

Aixó no ha fet més que començar, el drama s'acosta. deien que aquest hivern com a consequencia de la pandèmia hi haurà un milió més de pobres a Espanya, y diria que es queden curts. ESTO SE HUNDE, AMIGO.

Salut

car res dijo...

Los garbanzos, son el manjar más exquisito, si están tiernos. Duros y si ya te faltan dientes, para tirarlos a la basura. Lo curioso es que en los tiempos del hambre,las ratas ni tiernos ni duros, no se tiraba nada.
Los pobres de hoy, son muy señoritos.Miquel,no le pongas garbanzos y menos si no están tiernos.
Salud

.

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Poca vergüenza tirar la comida que te han dado, desgraciado, para que vas a hacer cola si luego lo tiras...
No entiendo nada Miquel.

Tot Barcelona dijo...

FRANCESC PUIGCARBó, eso me lo he encontrado hoy...no lo quería poner porque sabía que os iba a doler...pero ¡jódete Miquel¡ y mira lo que me he encontrado en la calle Vilamarí, a colación de tu escrito y lo del hambre, en la calle Vilamarí entre Floridablanca y Gran Vía...un repartiment d´aliments que debe ser nuevo, y que la cola con carritos iba desde Floridablamca dando la vuelta por Gran Vía pasando por la iglesia y llegando a la ONCE...acojonante... no sabía nada pero es que se me ha caído el alma a los pies
mañana pongo las fotos que he hecho desde la otra acera...es que pongo malo sólo de verlo
Salut

No se que decir, CAR RES...me frustro. Si no lo deseas, no lo cojas...así de simple.
Un abrazo

Si MTRINIDAD, es que no sabes que decir, no lo sabes. Si no lo deseas no lo cojas porque la verdad es que da pena tirarlo.

Mira mañana y haz tuya la respuesta a Francesc...te quedarás parada, de verdad. No sabía nada de esta entrega de aliments, pero chica, cuando he visto tanto carrito y tanta cola me he imaginado algo, y si, recogida de alimentos.
esto es una mierda como un piano.
Un beso

Joselu dijo...

Tendemos a idealizar a los pobres, a los necesitados, como si fueran un cúmulo de virtudes por su necesidad, pero no es así. Todos los discursos de izquierda se fundamentan en la base de un pueblo explotado y bueno, pero los pobres pueden ser tan caprichosos, tan desalmados, tan desagradecidos, tan erráticos y obtusos como los ricos. La bondad del pueblo es una entelequia pero nos gusta pensarla. Salut.

Rodericus dijo...

Gente ruin hay en todas las clases sociales, Miquel.

Solo piensa en los que se sienten afortunados por poder comer esos garbanzos con verduras.

La ciudad se está muriendo Miquel, hoy a las ocho de la mañana las calles estaban desiertas, esto era una ciudad fantasma.

Saludos.

Francesc Cornadó dijo...

"Y vendrán más años malos", hemos tenido la suerte de vivir unos años de despilfarro y ostentación, tiempos en que parecía que podíamos atar los perros con longanizas: cruceros, vacaciones pagadas, cochazos al alcance de muchos, segundas residencias, etc. Ahora esto se acabó. Tendremos que adaptarnos a una realidad muy cruda, en la que cambiarán los conceptos, las formas de relacionarnos, las formas de consumo, la escasez galopante la viviremos y contemplaremos cómo se hunde un mundo que sólo quedará en el recuero de los supervivientes.
Un abrazo
Francesc Cornadó Estradé

Paco Castillo dijo...

Pues a mí lo que me parece es un caradura de tomo y lomo, que quiere aprovechar una comida gratis sin ser tan necesitado cono aparenta... Es que cuesta creer ese desprecio por unos suculentos garbanzos.
Me parece a mí quw hay mucho listillo suelto, aprovechándose de otros en mucha peor condición.
Salut, Miquel!

Cayetano dijo...

Siempre se puede estar peor. Por desgracia.
Un saludo.

Tot Barcelona dijo...

Es una buena frase, JOSELU, si, lo tendemos.
Llevas mucha razón.
Un saludo

Lo se, lo se , RODERICUS. Esto que se enfocó de cara al turismo, sin él no es nada.
Hoy, al mirar la libreta de La Caixa y ver que ponía la razón social en Valencia, me puse a pensar de que entre los políticos y la pandemia nos han hundido.
Salut

Mañana te pondré una nueva cosa que hoy he descubierto. Cola inmensa, larga como un día sin pan (nunca mejor dicho), y en el barrio.
Nunca había visto algo así en el barrio, FRANCESC CORNADó.
Un abrazote

Pitt Tristán dijo...

Ya veo el cuidado que tienen en recoger los restos, ya no entro en que lo aprecien o no. Gente necesitada es probable, gente ciudadana desde luego que no, creo que podían agradecer, solo con un comportamiento cívico, que reciban una necesaria y justa ayuda.

Sigamos socorriendo también a los sinverguenzas que Dios nos lo pagará... con muchos hijos.

Saludos.